martes, noviembre 20, 2018
inversionesinvertir en bolsa

Estrategia para invertir en dividendos y conseguir un 10% de rentabilidad anual.

Se puede conseguir más de un 10% de rentabilidad anual invirtiendo en acciones por dividendos.

Ante la duda de qué producto de inversión elegir (que no son pocos los que hay en el mercado), ante la duda de invertir en renta variable o renta fija (y los depósitos ya no son una opción), después tendríamos la elección de valores si finalmente nos decantamos por acciones, que no siempre es fácil de acertar. Quizás una de las estrategias más usadas por los grandes inversores sea la inversión en acciones que paguen buenos dividendos, pero para que sea rentable este tipo de inversión, debemos tener algunas cosas muy claras antes de decidirnos a ejecutar dicha estrategia.

(Leer: Elegir acciones por dividendos no siempre son la mejor opción)

5 Pasos para realizar una estrategia de inversión en dividendos y ganar un 10% anual de rentabilidad.

invertir en dividendos Coca-Cola

1. No basta un dividendo alto,  éste debe ser sostenible.

Si buscamos dividendos sólidos, no debemos descartar el comprar las acciones de las empresas más sólidas del mundo. También podemos tener exposición a las mayores marcas globales de consumo, como McDonalds, Coca-Cola, Procter & Gamble y Wal-Mart, las cuales pagan unos buenos y sólidos dividendos.

Para saber si el dividendo que paga una empresa será sostenible en el tiempo, recomiendo leer:

Cómo analizar las acciones de una empresa antes de invertir en ella

En qué empresas no invertir según Benjamin Graham y el Value Investing

2. Sigue la regla del horizonte a 10 años.

Primero, recuerda las palabras de W. Buffett: “Si no estás dispuestos a tener acciones de una compañía durante 10 años, no la tengas ni 10 minutos”. Si ponemos nuestro horizonte de inversión a 10 años, y la compañía es sólida, no nos debe preocupar en absoluto que la cotización de la empresa suba o baje. Es más, si baja, podemos aprovechar para comprar más acciones.

Se habla de un horizonte a 10 años, debido a que podemos coger cualquier intervalo de 10 años en los principales índices bursátiles, y encontraremos que en una cartera diversificada a 10 años, en bolsa nadie habría perdido dinero.

3. Piensa como un propietario, no como un jugador.

Como ya hemos dicho cientos de veces, la bolsa no es un casino. Si piensas únicamente a corto plazo, ésta estrategia de inversión no es para tí. Para seguir esta estrategia no debes obsesionarte con los giros y acontecimientos del mercado, lo único que debes tener en cuenta son las ganancias de la compañía, y por tanto los dividendos. Si la empresa crece gradualmente, los dividendos, sin duda, seguirán llegando.

4. Reinvierte los dividendos.

Para que esta estrategia de inversión sea muy rentable, y sobre todo si eres joven y estás en fase de creación de riqueza personal, debemos reinvertir la totalidad de los dividendos de la empresa en nuevas acciones de la compañía. Cuando tengamos la opción de elegir entre cobrar el dividendo en efectivo o cambiarlo por acciones, elige siempre las acciones.

5. Este sistema de inversión es 100% conservador, a pesar de que estamos en renta variable.

La inversión en bolsa no tiene por qué ser de riesgo, lo que acaba convirtiéndose en un riesgo es la forma de invertir.

Todo sea dicho de paso, este sistema de inversión requiere de paciencia (una cualidad que distingue a los buenos inversores). No nos vamos a divertir con este tipo de inversión, pero ganaremos dinero.

Si invertimos a largo plazo, con el cobro de dividendos, la apreciación y promediando en las caídas, se calcula que se puede obtener una rentabilidad media anual superior al 10%. Si entramos cuando el mercado está  barato y a lo anterior le sumamos las plusvalías en la cotización, la rentabilidad anual puede ser muy sorprendente.

Si te gusta este sistema de inversión, enhorabuena, tienes buen gusto por la buena inversión, pues es parte del método de Benjamin Graham.

Ver: Éste es el peor error que puedes cometer al invertir en bolsa