lunes, octubre 15, 2018
emprendedoresnegocios

Cómo registrar una patente para tu idea o invención.

Si has creado un invento, tienes una idea innovadora y quieres patentarla, explicamos de forma ligera los pasos que debes seguir para patentar un producto.

Imagina que eres un apasionado emprendedor y tienes una innovadora idea de negocio para la cual necesitas financiación. Te diriges a buscar financiación y te la niegan, pero al mismo tiempo a ese inversor que no ha querido entrar en tu negocio por motivos varios, te plagia tu idea de negocio o invento. El tiene capital, tiene contactos y le ha gustado tu idea, por lo que para cuando te decidas a sacar tu producto, éste puede que esté ya en marcha por otra empresa.

Lo cierto es que estas situaciones son menos comunes de lo que pensamos, ya que un inversor, por regla general aprecia una mente brillante y prefiere que el inventor le de forma a su idea.

Pero, para evitar ciertas preocupaciones con otras empresas, pues se ha dado a lo largo de la historia de los negocios, se recomienda patentar tu invento o idea. Te explicamos los pasos y los requisitos que debes seguir para ello. En cada país existen oficinas para poder registrar una patente.

En el caso de España debes dirigirte a la Oficina Española de Patentes y Marca (OEPM).

Requisitos para el registro de una patente.

registrar una patente

El registro de una patente no es muy distinto a la elaboración de un plan de negocio, ya que debes demostrar que tu producto:

  • 1. Sea novedoso a nivel mundial.
  • 2. Tenga capacidad de negocio.
  • 3. Tenga aplicación industrial.

En el punto 1, lo de novedoso a nivel mundial, se suele aplicar porque si en otro país ya está patentado un producto como el tuyo, no podrás patentarlo.

Una vez que tu producto o invento reúne estos tres requisitos, ya puedes dar el siguiente paso.

¿Cuánto cuesta registrar una patente?

Al menos en España, el coste de registrar una patente en la OEPM, oscila entre los 800€ si ésta se concede por el procedimiento general, y los 1.200€ si se concede con examen previo.

Si en lugar de registrar una patente, queremos registrar un modelo de utilidad, hablaríamos de unas tasas en torno a los 100€.

Si la solicitud se presenta por vía electrónica se obtiene un descuento del 15% en la tasa de depósito. A esta cantidad hay que añadir el coste que debe asumir el solicitante en la preparación de la documentación para presentar la solicitud.

Para conservar y mantener estos derechos  hay que abonar unas tasas anuales de mantenimiento que aumentan progresivamente y que van desde los 18,48 euros para la tercera anualidad hasta 490 euros para la vigésima. El importe de estas tasas se actualiza en la página web de la OEPM.

Posteriormente la oficina comenzará una labor de búsqueda para comprobar que no existe un registro de patente igual o similar. Una vez demostrado que la invención es única en el mundo, pasarán alrededor de 18 meses antes de que tu patente aparezca en una base de datos a la cual puede acceder todo el mundo.

Después se reunirán algunos examinadores para revisar que la invención reúne los requisitos necesarios  del convenio de Patente Europea.

Tres jueces decidirán si conceden la protección de la patente. En caso afirmativo, tu patente se registrará en el Boletín Europeo de Patentes (BEP).

Una vez concedido, no ha terminado el asunto, ya que deberás validar la patente en cada estado que se haya designado y cualquier persona tiene 9 meses para realizar una notificación de oposición al registro de esa patente.

Diferencia entre Patente y modelo de utilidad.

Aunque es similar, lo cierto es que la diferencia radica en que el modelo de utilidad se considera una invención menor. Es decir, los modelos de utilidad suelen ser mejoras a productos ya patentados o no patentados, pero únicamente podemos patentar la mejora, no el producto completo.

¿Cuánto tiempo se tarda en concederte una patente?

El tiempo medio de concesión de una patente puede ir desde los 26 a los 36 meses. Es decir, puede tardar más de 2 años de media.

En algunos casos, este proceso puede durar hasta 5 años, acabando el proceso en interminables batallas legales por una patente. Durante esa batalla legal puedes comenzar a fabricar tu producto y un juez dictaría si otra empresa puede fabricarlo paralelamente al estar en proceso el registro de tu patente, aunque como ha ocurrido en ocasiones, hasta que no se dicte sentencia, la empresa competidora también puede fabricarlo y obtener beneficios económicos.

Claro que para evitar todo ésto, hoy día se puede optar por el procedimiento acelerado de concesión de patentes, pudiendo tardar únicamente 12 meses.

¿Cómo se acelera el registro de una patente?

Debes dirigirte a la página de la OEPM y acogerte expresamente a este programa de concesión acelerada.

¿Puedes proteger tu patente en el extranjero?

 

Una preocupación muy común es el hecho de inventar y patentar un producto, comenzar a fabricarlo y ver que fábricas chinas comienzan a venderlo también. ¿Se puede proteger una patente en todo el mundo?

La respuesta es Sí y No.

Para proteger una patente en todo el mundo, en primer lugar debes patentar tu producto en cada país y cada estado donde quieras protección. En este caso, China va a lo suyo y es muy complicado que respeten una patente. De hecho, su fortaleza capitalista radica en copiar producto. En ocasiones, incluso cuando las grandes marcas envían sus productos para que los fabriquen en las fábricas chinas, llega a salir antes la copia que el original.

Y como decíamos antes, son muchas las empresas que se dedican a violar las patentes, explotarlas de una forma rápida, recoger abundantes beneficios y desaparecer antes de que al ley les ponga las manos encima.

¿Qué se puede y qué no se puede patentar?

 

Si seguimos la explicación desde la propia oficina de Patentes y Marca, encontraríamos…

Se pueden patentar.

Las invenciones nuevas, que impliquen actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial. Debe ser de carácter o naturaleza técnica, es decir, debe constituir la solución a un problema técnico. Debe poder ser ejecutada en la práctica por un experto en la materia, para lo cual deberá estar descrita de manera suficientemente clara y completa en la solicitud.

Una invención podrá ser un producto (sustancia o composición), un aparato (dispositivo o sistema), un procedimiento (método) o un uso (aplicación), siempre que cumpla con los requisitos de patentabilidad..

Qué no se puede patentar

Los seres vivos o parte de ellos tal y como se encuentran en la naturaleza, métodos matemáticos, las teorías científicas,  los programas de ordenador o software, que se protegen por derechos de autor, las reglas y métodos de actividades intelectuales, las obras literarias o artísticas, que se protegen por derechos de autor, los métodos de diagnóstico, terapéuticos o quirúrgicos, los descubrimientos de sustancias naturales, las normas o reglas de un juego, etc…

Como decíamos, para que exista la posibilidad de patentar un producto, debe haber ante todo “actividad inventiva”.

Simplemente recordar que el registro de una patente suele llegar a ser difícil y dificultoso, además de que puede salir caro para una persona que no tenga suficientes ingresos, aunque se están sacando planes que ayudan al inventor de bajos ingresos con un periodo de carencia en ciertas tasas que puede llegar a ser de 3 años.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.