.......... ........ ......... ....... .......

España hacia una segunda recesión económica. La Tormenta Perfecta

31 de enero de 2011



Este domingo leí en un suplemento económico el artículo de Teresa Velasco, el cual definía perfectamente lo que puede llegar a ocurrir en España muy en breve. Como ya comentamos hace tiempo, este 2011, España entrará en el verdadero ojo del huracán de la crisis o como bien define Teresa, nos alcanzará la tormenta perfecta, la cual se produce cuando hay unos precios muy altos y unos sueldos muy bajos.

Según algunos economistas de prestigio, España ya ha salido de la crisis. Esto cuesta creerlo, viendo la situación del país y sobre todo viendo que no se generan nuevos puestos de trabajo. Pues bien, España ya ha salido de la recesión económica, claro que hemos salido de un charco para caer en un lago. Hemos caído en el estancamiento económico, el cual nos puede llevar a una recesión económica dentro de una crisis.

Algunos nos alegrábamos al ver cómo se podía comprar ahora más barato, rebajas nunca antes vistas e incluso este 2011 puede que tengamos unas segundas rebajas con productos de hasta un 70% de descuento. Eso que tanto alegra al consumidor, no es nada bueno, ya que rompe el cauce natural de la economía.

No vamos a entrar en términos complejos como inflación y deflación, pero únicamente diremos que ´hace dos años temíamos por la deflación y ahora nos va a "rematar" justo el efecto contrario.

El gobierno ha subido los impuestos para sanear las arcas del estado, cosa necesaria para que España sea bien vista por los mercados, pero con ello ha contribuido al ahogo de la economía española, ya que el simple hecho de subir impuestos, significa que los precios aumentan. De una forma sencilla explicamos lo que se nos viene encima.

Sube el petroleo. Cuando se habla de que sube un producto como el petroleo, no sólo hablamos de que pagarás más por repostar en una gasolinera. También pagarás más por una prenda de vestir, por un electrodoméstico y prácticamente por el 99% de los productos, ya que el petroleo es la materia prima por excelencia que está presente en la fabricación de cualquier producto.

A eso le añadimos la mayor subida de la luz de la historia, la cual, si ya es complicada para un usuario particular, imaginate para una empresa con dos o tres turnos de trabajo y con la maquinaria a todo gas.

Estas "insignificantes" subidas hacen que las empresas reduzcan su rentabilidad y deban tomar dos medidas:
  • Aumentar precios.
  • Disminuir sueldos de trabajadores.
Ese trabajador, el cual forma parte de una empresa que ha tenido que bajar sueldos, se encuentra que necesita comprar otro producto de una empresa que se encuentra en la misma situación, por lo que se lo pensará dos veces antes de comprar. Al final, el consumidor deja de consumir y se propone ahorrar.

Cuando muchas personas ahorran y no consumen, las empresas pierden rentabilidad debiendo adoptar las medidas que antes hemos nombrado, por lo que volvemos al "pez que se muerde la cola".

Si el usuario deja de consumir, la empresa deja de vender y cada vez necesita fabricar menos, pero paga más impuestos, por lo que cada vez esta empresa es menos rentable y cada vez tiene la necesidad de prescindir de más personal.

Las grandes superficies también están apretando demasiado al pequeño fabricante, acortándole su ganancia hasta el punto de que si el fabricante le abastece es por no cerrar y hacer algo de liquidez, pero su empresa no gana y nuevamente debe bajar sueldos y prescindir de personal.

A esto le añadimos que el Euribor ha comenzado a subir, lo cual significa que aumentarán los problemas para pagar las hipotecas y nuevamente aumentará la tasa de morosidad, sobre todo teniendo en cuenta que a mediados de este 2011 se agotarán la mayoría de las prestaciones a desempleados de larga duración.

Esta es la situación y esperemos que algunos estemos equivocados, ya que de lo contrario como bien tituló su artículo la señora Teresa Velasco, esto será la tormenta perfecta, ya que si no nos coge el agua, nos terminará alcanzando un rayo.

No obstante, un poco de optimismo no vendría nada mal :)





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


2 comentarios

  1. Más claro el agua. Excelente artículo. Ojalá estuvieras equivocado, anque por ahora vamos por ese camino

    ResponderEliminar
  2. por no olvidar la ley antitabaco que es otro chaparrón de esa tormenta. Algo ha quedado demostrado y es que como país nos hemos lucido con las medidas "anti-crisis" que hemos tomado.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo