.......... ........ ......... ....... .......

La Ley Antitabaco continua perjudicando el negocio de los bares, aunque el estado está contento con el resultado.

27 de enero de 2011



Supuestamente la buena noticia es que la ley antitabaco ha sido un éxito para el estado, donde los diarios llenan las portadas con artículos como: "Las Arcas del Estado comienzan a recuperarse a raíz del ahorro en sanidad, gracias a la ley Antitabaco", "Desciende el gasto público en recetas médicas un x% gracias a la ley antitabaco".

Pues bien, acercándonos a la realidad de lo que está sucediendo es que gracias a la ley antitabaco, en principio han aumentado en un alto porcentaje los dueños de establecimientos que están pensando en cerrar si no encuentran alguna solución como hacerse "club de fumadores para burlar la ley antitabaco". Los más afortunados, gracias que han tenido que hacer una nueva inversión en instalar terrazas con sus respectivas bombonas de butano para que el cliente no se congele, podrán continuar con sus negocios, aunque también han notado una caída de ventas.

La buena noticia que nos llega con la ley antitabaco es que el botellón ha crecido, debido a que los jóvenes fumadores que antes no frecuentaban este tipo de acto social se han hecho un planteamiento: "Si a fin de cuentas tengo que salirme fuera de una discoteca para fumar, pues prefiero hacer botellón"

Y lo que parece más irónico es que mientras que se presume que ha descendido el gasto público en recetas médicas, nadie dice que ha aumentado la venta de paracetamol sin receta, debido a que los cambios de temperatura no son buenos.

Si un fumador que está en un local a una temperatura de 30 grados sale dos o tres veces a fumar a la calle a una temperatura de 5 grados, esa persona no irá al médico a que le miren la bronquitis causante del tabaquismo, pero sí que irá a por una dosis de paracetamol para paliar el resfriado que provoca el salir de un local para poder fumar.

Así que la noticia que deberían anunciar no es precisamente el éxito de la ley antitabaco, sino el daño que ha hecho a locales hosteleros, el nuevo gasto que han tenido que hacer estos hosteleros en adecuar la "nueva sala de fumadores" y el añadido problema de los fumadores, que ahora más que nunca, se sienten discriminados.

Y ante el ahorro de recetas médicas, bien para el estado, y bien para las farmacias, que ahora venden mucho más analgésicos que antes, pero muy mal para el resto.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo