.......... ........ ......... ....... .......

Hacienda comenzará a Embargar gatos, perros y animales de compañía.

3 de febrero de 2011



Hacienda, entidad perteneciente al estado a la que hemos bautizado como el "sicario del Estado" por el gran papel que está realizando en esta crisis, continúa haciendo de las suyas y no termina de entender o más bien de personalizar las necesidades y problemas de algunas personas. Un lector nos ha escrito con su caso concreto, el cual agobiado y con un punto álgido de "amargura" nos cuenta su situación y nos pide una solución, la cual tendría solución siempre y cuando no se enfrente a una entidad pública como hacienda.

"Vivo la siguiente situación. Tengo 43 años y he estado trabajando desde los 16 años. Compré una casa, la cual tiene una hipoteca de 30 años y me quedan por pagar 10 años.

En el 2005 cerró mi empresa y tuve que ponerme a trabajar en otra, en la cual firmaba unas nóminas muy superiores a lo que realmente yo cobraba. Era lo que había y si no me interesaba, sencillamente debía abandonar mi puesto. Esas fueron las palabras de mis superiores al decirles que no estaba de acuerdo. Llegué a firmar nóminas de hasta 2,600€ cuando realmente cobraba 1,100€.

Debo decir que a pesar de que compañeros míos denunciaron este hecho, esta empresa nunca fué sancionada por estas prácticas.

Esta empresa al final, con la entrada de la crisis terminó cerrando en 2007 y todos fuimos a la calle. Yo me apunté al paro y busqué activamente trabajo, pero no encontré nada, por lo que decidí montar mi propio negocio solicitando una ayuda en la cual se me concedía el importe total de lo que me correspondía de paro.

El negocio comenzó a funcionar y más o menos podía salir adelante hasta que comencé a recibir día sí y día no inspecciones de trabajo, riesgos laborales, los cuales cada vez que llegaban me costaba el dinero, cuando las únicas personas que yo tenía aseguradas eran mi mujer y una chica, por lo que no veía necesario tanta inspección en mi local.

Me hicieron la vida imposible, me sancionaron en varias ocasiones por no tener los cuadros de mando en su sitio (cosa que la instalación ya estaba así cuando alquilé el local), carteles homologados que iban saliendo cada dos por tres, la SGAE, etc... en fín, trabajaba para el estado.

Al final tuve que cerrar el negocio ya que también se me juntó el impago de proveedores, por lo que tenía que declarar unas facturas a hacienda, las cuales yo nisiquiera había cobrado. Esta situación se me alargó hasta el punto que ya era yo quien debía dinero a proveedores y al propio banco.

En 2009 comenzó mi calvario cuando ya no tenía ingresos y no podía pagar mi hipoteca. El banco comenzó a amenazarme con embargar mi casa, mis proveedores me metieron en el juzgado para que les pagara pequeñas deudas y por si fuera poco, el estado también comenzó a reclamarme el dinero de la supuesta ayuda que recibí.

Ya he perdido mi casa y si la situación ya es bastante cruda, hacienda me mandó una carta en a cual se me reclama la declaración de la renta del 2007, que es el año en el que firmé esas nóminas astronómicas que nunca llegué a cobrar. No pude pagar aquel año la cantidad que debía pagar por lo que ahora mucho menos puedo hacer frente a esa cantidad más los intereses de demora.

Aún exponiendo mi situación precaria en hacienda, acabo de recibir una carta en la cual ya se me avisa de que hacienda procederá al embargo de todas mis cuentas y bienes justo ahora, cuando el único bien que me queda es el gato de mi hija y el perro de mi mujer. Eso es lo único que me queda por embargar y nadie ha entendido mi situación."

Esta es la carta de este lector, la cual me entristece bastante, ya que parece que cierto organismo público(Hacienda) se está saltando la constitución y cierta entidad privada (bancos) están atentando contra los derechos humanos.

Así que lejos de poder darle una solución a esta persona, únicamente mandaremos un mensaje a hacienda:

¿No hay nada mejor que hacer en esas lujosas oficinas ni ninguna fortuna mejor que perseguir? ¿Qué derecho tienen para cobrar antes que los proveedores de esta persona? y sobre todo, ya sé que el dinero es el dinero, ¿pero desde cuanto no pesa la conciencia por dejar una familia en la calle y endeudada ?

Y otra cosa, me han preguntado por vosotros esas grandes empresas que se están aprovechando de la crisis para recortar salarios incluso cuando tienen un margen de ganancias saneado, me dicen que hace tiempo que no les ven por allí. Normal, estando tan ocupados con el cobro rápido de particulares y haciéndole la vida imposible al pequeño emprendedor no queda tiempo para los auténticos defraudadores.

Esta situación que describe este lector será una situación familiar para muchos a lo largo de este 2011, por lo que sería un detalle un toque de "humanidad" en algunos casos.
Hacienda somos todos!!!!! Qué verguenza!!!!





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


7 comentarios

  1. La verdad y lo irónico del asunto es que mientras se pide austeridad, comprensión y paciencia por parte del Gobierno, mira la paciencia y comprensión que tienen ellos. No es un caso aislado. conozco a algunas personas trabajadoras de toda la vida que han perdido todos sus bienes y han quedado endeudadas de por vida.

    ResponderEliminar
  2. Yo les mandaría otro mensaje a estos de hacienda y es que se busquen un trabajo de verdad y no vivan a costa de las desgracias de los demás.

    Lo siento por este hombre, pero ya es el pan nuestro de cada dia y más qu evan a ocurrir. Buen artículo. Felicitaciones!!!!

    ResponderEliminar
  3. En broma habrás puesto lo de embargar gatos y perros pero tiempo al tiempo, que a lo mejor un callejero no, pero uno de raza.. pero si que verguenza!!!! esto es España y así se lo hemos contado.

    ResponderEliminar
  4. Conozco la situaccion de este señor,porque yo estoy en una parecida.A mi me ha hecho siempre hacienda la declaracion y me dicen que estan mal hechas y debo abonar cinco años para atras la cantidad es desorbitada y no puedo hacer frente.Deberia de haber una ley de que la persona que hizo la declaracion de otra persona ya que cobran tuviesen que verselas hechos y si es hacienda que hechen al funcionario de turno inepto.

    ResponderEliminar
  5. Hacienda, como ya habreis notado no es "Santo de mi Devoción" y cada vez que veo estas historias s eme produce una mezcla interna entre ganas de llorar e Ira que no os podeis hacer un idea.

    Sólo de pensar que mientras España está descendiendo a segunda división económica, con los problemas que tienen ya un alto porcentaje de la población y esta organización con sus ganas de recaudar a costa del pequeño contribuyente, se me enciende la sangre, pero bueno, es lo que hay, parece ser.

    Son los únicos que tienen derecho a imponer su cobro por delante de acreedores. Si tienes un cliente que no te paga, ellos cobran primero y para colmo debes pagar por una factura que tú no has cobrado y ellos ya tienen en caja.

    Sería símplemente lamentable si no fuera tan súmamente patético.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. yo vivi esa situacion hace 10 años en argentina lo perdi todo con los cambios de gobiernos con politicas sociales atendiendo las situaciones mas urgentes pude salir adelante ,pero si es muy dificil mantener la cordura en esa situacion.hoy los organismos q se encargan del manejo de la recaudacion los perseguidos son los q llevan una vida acomodada y son perseguidos de verdad no los dejan en paz xq ellos pueden pagar y al resto como puedan con planes de pago ,el trabajo se incremento xq aumentaron los salarios y ciertos servicios son subsidiarios x el estado ,aumento la recaudacion en fin .creo q una politica mas social y menos dedocracia seria mejor.al señor q perdio su casa le digo q tenga fe q va ha salir adelante con su familia mas q nunca unida .

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tu alentador comentario Mirtha y por compartir tu experiencia. Es cierto que al final se termina saliendo adelante. Como bien dice el dicho: "Dios aprieta pero no ahoga".

    Hay que tomarse las cosas con filosofía incluso en las situaciones más drásticas. Este hombre, aún pasando por esta situación, no se lo está tomando mal del todo y está peleando para salir adelante, es más, incluso no ha perdido el buen humor, sobre todo por lo irónico de la carta de hacienda reclamándole sus vienes cuando ya no tiene nada.

    Recibe un saludo Mirtha.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo