.......... ........ ......... ....... .......

¿Cómo se mide la audiencia televisiva? 4,600 personas deciden lo que se ve en todo el país

13 de junio de 2011



Cuando algunas personas escuchan hablar de las cuotas de pantalla en palabras como: "4 millones de personas vieron el programa", lo que pocos saben es que no se puede analizar la cuota real de pantalla ni las personas que ven un programa. 4,600 hogares son los que deciden la programación que se ve en España, ya que son los únicos que tienen un audímetro instalado en su hogar.

El audímetro se instala en una casa, y la empresa encargada de la instalación apunta el número de habitantes que vive en el domicilio. Digamos que en un hogar donde viven 7 personas, lo que ellos ven en Televisión equivale a 25,000 personas de cuota de audiencia. Es decir, si de los 4,600 hogares que tienen instalado el audímetro en su casa, 100 de ellos ven, por poner un ejemplo, el programa de "con H de Eva", Eva Hache ya tendría una cuota de pantalla de 2 millones y medio de audiencia, por lo que su programa no se cerraría.

En pocas palabras, 100 hogares podrían cambiar el destino de una programación y jugar con la inversión publicitaria, que es el alimento básico de las cadenas de televisión.

La medición de audiencia no es fiable y se podrían cerrar programas con una cuota real de pantalla excelente y permanecer abiertos otros programas que realmente poca gente ve.

Eso explicaría el por qué mucha gente no entiende cómo puede existir tanta basura en televisión y que se cierren otros programas de gran interés. Pues bien, puede que esos programas basura sean los que ven estas 4,600 personas que son las que representan al "consumidor televisivo".

El negocio de la inversión publicitaria televisiva mueve miles de millones de euros anuales únicamente en España y los datos de los panelistas (hogares con audímetro instalado) son conocidos únicamente por una empresa, que es la que instala el "medidor" de audiencia. Cada punto de audiencia de una cadena equivale a 7,6 millones de euros en inversión publicitaria, por lo que el negocio de la publicidad es controlado por los gustos televisivos de una minoría.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


2 comentarios

  1. Para evitar errores se busca una muestra lo más representativa posible, buscando personas de distinto sexo, edad, lugar de residencia, horarios, ingresos económicos, nucleos familiares, etc., así que es casi imposible estadísticamente que se de el caso que propones.

    Esta muestra cambia por completo cada cuatro años. Además, la medición por audimetría no es la única que se utiliza: además de esta, realizada por SOFRES, existen estudios de recuerdo como el EGM, realizado por AIMC, estudios coincidentales telefónicos
    Por otra parte, la televisión se fundamenta en el negocio de la publicidad,

    Me encanta ver cómo gente que evidentemente no trabaja en el mundo de la comunicación hace una aproximación tan vanal y con tan pocos datos REALES Y COMPARADOS a un tema tan profundo e importante, que como dices, mueve millones.

    Por otra parte, el ejemplo que se busca no es azaroso, supongo yo, sino que busca manifiestamente el oportunismo, y el lenguaje es lo más sesgado y maniqueo posible (minoría en vez de muestra representativa, "telebasura", etc).

    Seguimos con que el titular está mal, son 4600 audímetros, que equivalen a unas 11.000 personas en realidad, que 100 hogares NO PUEDEN CAMBIAR el destino de un programa, sino los jefes de la cadena después de una decisión meditada en la que se toman en cuenta otros factores como son la imagen de la cadena y la repercusión de la cancelación sobre esta, la apuesta de futuro por el programa, lo que ha hecho la competencia en esa franja y muchos otros, y no un simple dato de audiencia.

    Por último, tendrás que dar algún dato, ¿o qué?, que demuestre tu teoría. Son varios años ya con los audímetros en marcha, más o menos desde el inicio de las teles privadas en el 89-90, y no sé de ningún caso en el que los datos de estos hayan forzado la cancelación de un espacio y después se haya conocido por otro lado que la audiencia era mayor o que a la gente le gustaba y lo cancelaron.

    Un ejemplo de otro ámbito: en 2005 George W. Bush se hizo con la presidencia de Estados Unidos después del recuento de votos en Florida. Más tarde se supo que Al Gore había ganado en Florida, pero ya no se pudo hacer nada.

    ¿Tienes algún dato? No, señor. ¿Has leído algún libro sobre el tema? No, padre. ¿Tienes una concepción errónea de un mundo que no conoces? Efectivamente.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco tu crítica teórica sobre un tema expuesto. Deduzco que esta lección que me estás dando es debida a que te dedicas al sector o que lo has estudiado.

    Es evidente que yo no me dedico a ese sector, pero también es evidente, y si no lo sabes ya te lo digo yo, que cualquier artículo que haga en este blog es porque puedo rebatirlo y defenderlo.

    Quizás en la Universidad no te explicaron la historia del sistema de medición de audiencia, el cual tuvo problemas en Italia y en 3 estados de Estados Unidos, donde algunos se hicieron con la base de datos de los panelistas y después de unas visitas a los hogares, bajo compensación económica (evidentemente) cambiaron el rumbo de la cuota de pantalla.

    En 1985 tres estudiantes estadounidenses quisieron demostrar en forma de experimento que 75 hogares eran suficientes para aumentar la cuota de pantalla en televisiones nacionales. Lo consiguieron aunque no les dieron el mérito ni el reconocimiento (No había Twitter en aquel entoces)

    Ni 100 hogares ni 11,000, ya que si quieres llamarlo "muestra representativa", en un país de 47 millones de habitantes (más o menos), adórnamelo como quieras, pero son una minoría.

    Soy de esas personas que viven en la tierra y saben a ciencia cierta que donde se mueve el dinero, hay personas dispuestas a controlar un negocio.

    Y te voy a dar un consejo (y este es gratis).

    Que hayas estudiado una carrera sobre este sector o que trabajes en el mismo sector, no significa que conozcas todo sobre el sector, ya que lo que se cuece en las altas esferas no es conocido por los peones.

    No obstante, ante la duda, nuestros amigos del Mundo.es han entrevistado a varios panelistas y han descubierto que ese sistema de medición falla más que una escopeta atascada.

    No obstante, gracias por tu comentario y recibe mi más afectuoso saludo.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo