.......... ........ ......... ....... .......

Las Agencias de Calificación crediticia pierden credibilidad y abren polémica.

10 de agosto de 2011



Explicamos de forma resumida qué es una Agencia de Calificación y cómo funcionan. Empresas y gobiernos pagan a este tipo de Agencias para que califiquen el riesgo de su deuda y les den una "nota". Esta evaluación, en principio, es sincera e imparcial (al menos en la teoría) y a través de la nota que se le otorga a la deuda del gobierno o empresa, el inversor decide si quiere adquirir obligaciones o no con esta entidad, según el riesgo que se ha evaluado.

La Agencia de calificación realiza un primer análisis y otorga una nota que oscila desde la "D" (la peor), hasta la "AAA" (la mejor nota). Esta nota se revisa por regla general una vez al año, pudiéndose adelantar en caso de acontecimientos políticos, económicos o sociales.

Las tres mayores agencias de calificación, o al menos las más relevantes mundialmente son Moody´s, Fitch Ratings y Standard & Poor. Esta última agencia ha sido la protagonista de la rebaja de calificación de EE.UU. El mayor inversor que hay detrás de Moody´s, con un 12,5% del total de las acciones es el conocido millonario Warren Buffett.

Gran parte de los ingresos que perciben estas Agencias de Calificación vienen de los propios gobiernos y empresas que las contratan para que evalúen el riesgo de su deuda.

Las Agencias de Calificación en el ojo del huracán.

Probablemente un gobierno como el de Estados Unidos, no ha contado con la posibilidad de que una Agencia de Calificación pueda pensar por sí misma, y por eso la rebaja de calificación de EE.UU. ha caído como un jarro de agua fría en el peor momento, cuando los mercados, ya de por sí estaban algo delicados.

El propio Warren Buffett no entiende cómo se ha podido bajar la calificación al país (con las consecuencias que eso acarrea a la economía global) y el ex-presidente de la reserva federal, Alan Greenspan fue el primero en dar la voz de alarma ante la desconfianza que ya ven en este tipo de agencias, pues según Greenspan, el riesgo de impago de Estados Unidos es cero, ya que según él, EE.UU puede imprimir dinero para pagar cualquier deuda.

Las Agencias de Calificación van perdiendo credibilidad, ya que se les recuerda por dos hechos concretos:

  • El Caso Enron: Tan sólo tres días antes de que la multinacional entrara en la quiebra total, esta tenía la mayor calificación. Tenían una deuda terrible y carecían de ingresos coherentes para afrontar su deuda, por lo que si querían conseguir nuevo capital por parte de inversores, tenían la obligación de obtener una buena nota por parte de estas agencias. Y así fue, tuvieron buena nota hasta su quiebra, a pesar de que se evaluó el riesgo y no se encontró.
  • La Crisis: Que un campesino no supiera que iba a estallar la burbuja, no explica cómo las agencias de calificación no pudieron prever la crisis, ya que supuestamente se dedican a eso (a prever riesgos). Estas agencias, durante el periodo del boom inmobiliario no bajaron la nota ni a los primeros bancos que quebraron.
Es por esto mismo, que a pesar de que gran parte de inversores analicen el dato proporcionado por estas agencias, cada vez son más las voces que pregonan dos posibles causas: "O son unos incompetentes los analistas que trabajan  en esas agencias o están compradas por el cliente que solicita sus servicios y por tanto trabajan bajo un régimen de corrupción". Yo diría que ambas opciones al 50%.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo