.......... ........ ......... ....... .......

Nos están envenenando....El fraude de la lucha contra el cáncer.

15 de agosto de 2011



¿Sabías que han encontrado agua en Marte?, y además es agua salada. Increíble lo que hemos avanzado en la ciencia, sobre todo en la investigación del cáncer, enfermedad que supuestamente se lleva estudiando más de 100 años y hasta ahora no ha habido resultados (públicos). De hecho, los recientes estudios alertan a la población de que 1 de cada 3 personas sufrirá un cáncer en los próximos 30 años. Ningún científico, médico, industria o laboratorio es capaz de explicar por qué se produce el cáncer y mucho menos cómo evitarlo.

Los casos y datos que vamos a nombrar a continuación están perfectamente documentados. No soy ni periodista, médico ni científico,  pero ningún médico o científico podrá rebatir nada de lo que aquí se expone.

Quiero advertir, para que al final de este artículo nadie se sienta ofendido, que no pretendo desprestigiar el trabajo de investigadores y médicos, pues me consta que muchos se esfuerzan en buscar una cura para el cáncer, aún sin saber que las personas que pagan su estudio o investigación no quieren una cura, sino un tratamiento para convertir el cáncer en una enfermedad crónica. Por otro lado es complicado descubrir la cura del cáncer cuando esta ya podría haber sido descubierta en varias ocasiones. Siento que el artículo sea tan extenso, pero no he encontrado otra forma de resumir esta pequeña investigación.


1. Por qué se produce el cáncer.

¿Células que todos llevamos dentro y que un día dicen de reproducirse así como así y ganar la batalla al sistema inmunitario? No, no cuela. Para saber cómo se produce el cáncer, primero debemos saber para qué está preparado nuestro organismo.

No importa si crees en Dios o en la madre naturaleza, ya que por algún motivo, el ser humano nació para ingerir los alimentos que proporciona la naturaleza. No nació para ingerir productos artificiales o laboratorio. No obstante, nuestro cuerpo tiene ese sistema inmunitario para poder luchar contra esas sustancias que no deberíamos ingerir. El problema comienza cuando nuestro cuerpo se expone durante un tiempo prolongado a unos malos hábitos continuos. Nuestro cuerpo es inteligente y nos avisará con una mala digestión, dolor de cabeza o cansancio. En ese momento, vamos a nuestro médico, el cual le han enseñado a paliar esos dolores o cansancio con medicamentos (otra sustancia artificial o droga), por lo que vuelta a empezar.

El cáncer se encuentra en las estanterías de los supermercados.

Mira "Mariano", con lo bien que se alimentaba y lo sano que era, y le han diagnosticado un cáncer. Pues bien, "Mariano" intentaba llevar una vida sana, pero no sabía que realmente estaba ingiriendo tanta porquería como el que lleva una vida menos sana.

Probamos esa barritas de cereales que caducan dentro de 5 meses, compramos leche desnatada que no caducará hasta dentro de 8 meses, yogures que mejoran nuestro tránsito intestinal, incluso te han recomendado que tomes mucha miel, ya que eso da vitalidad y previene los resfriados en invierno.

Pues bien, esa miel que compraste, tiene una etiqueta (en el mejor de los casos), en la cual dice que únicamente incluye un 30% de miel natural (una vez la llevas a un laboratorio, el porcentaje más bien oscila entre el 10-15%). El resto de los ingredientes.... dejémoslo en que no es miel. ¿Provocan esos ingredientes el cáncer? NO (al menos directamente). ¿Dañan nuestro sistema inmunitario? SÍ, sin ninguna duda. Por lo tanto, ¿podrían influir de alguna forma en la aparición del cáncer?- No te quepa la menor duda, aunque no por sí solo ese producto, sino por la suma de los productos que lleva la leche para que aguante 8 meses (que no es natural), las barritas de cereales para darles más sabor (potenciadores de sabor, conservantes y esas E- que vemos en las etiquetas que precisamente no son vitamina E). En cuanto sepas lo que ingieres, llegarás a ver un zumo de piña como un veneno muy peligroso.

El cáncer, sobre todo, vive en un entorno ácido y falto de oxígeno. Cuando dicen que los conservantes o comida basura no son causantes del cáncer, usando la misma regla, el tabaco tampoco provoca cáncer directamente.

DETRAS DE TODA PERSONA CON CANCER, SIEMPRE SE ESCONDE UNA SITUACION DE ESTRES PROLONGADA, UNOS MALOS HABITOS ALIMENTICIOS O AMBOS FACTORES. 


2. ¿Por qué la comunidad médica no nos advierte de esto?

La verdad es que la comunidad médica ya nos ha advertido de la importancia que tiene el llevar una buena alimentación y hábitos saludables, así como hacer ejercicio o llevar una alimentación que incluya un alto porcentaje de fruta y verduras (por ser elementos alcalinos).

Tenemos un reciente caso de un producto de venta en supermercados, el cual se aconseja para potenciar las defensas de los más débiles. Este producto contiene L Casei inmunitas. Un primer estudio por parte de varios laboratorios afirmó que se debería prohibir este producto, o al menos avisar de que su consumo prolongado es perjudicial para la salud, ya que con el tiempo, nuestro cuerpo dejaría de segregar las defensas de forma natural.

La casa fabricante del producto contrató a un laboratorio para que afirmara todo lo contrario. Por tanto, es un producto que se continúa vendiendo y la comunidad médica sabe que no es sano, aunque tu médico de cabecera no tiene ni idea sobre la investigación de este producto.
 La ciencia es una mente cuadrada, y en algunos casos continúa basándose en que la tierra es plana.

Lo que la comunidad médica no puede hacer, es hablar con total franqueza en este sentido, pues ha nacido un nuevo "lobbie" que es el de la industria alimenticia. Si esto se diera a conocer y se afirmara que los químicos producidos para la conservación de alimentos son responsables indirectos del cáncer, se debería replantear la industria alimenticia, ya que al igual que nuestro sistema financiero se colapsa, esta industria colapsa nuestro sistema inmunitario.

Hemos expulsado a ese pequeño comerciante que plantaba su fruta y cuidaba sus animales de forma sana, sin productos químicos como pienso artificial o antibióticos. Una gallina tiene un ciclo natural, en el cual puede poner 8,10, 15 huevos, no más. En el momento que la gallina pone el doble de huevos, ya hemos alterado el ciclo normal, por lo que ningún científico puede afirmar que la calidad de esos huevos "artificiales" sean igual de beneficiosos para la salud como los naturales.

Otro ejemplo lo tenemos en la fruta. La fruta hace años que no contiene las mismas propiedades que antiguamente. Quizás nunca hayas escuchado esto, pero la mayoría de las propiedades de la fruta radica en una sustancia que ellas mismas segregan para protegerse de los insectos. Una vez se la rocía con pesticidas, la fruta no necesita generar esta sustancia, por lo que pierde gran parte de sus propiedades. Por no hablar de lo transgénico.

 Con respecto a la leche que tomamos actualmente, poco hay que decir, pues la leche es un producto que en su estado natural no dura ni 30 horas, por lo que cuando la introducimos en un cartón para que dure 8 meses, créeme que estás tomando cualquier cosa menos leche.

En resumen: Si quisiéramos consumir productos totalmente naturales, tendríamos que prescindir de la industria alimenticia y grandes cadenas de supermercados, ya que jamás podrían tener en sus estantes productos de caducidad diaria o semanal. En cambio, le daríamos la riqueza y el puesto correspondiente al pequeño granjero y pequeño agricultor, el cual, jamás deberíamos haberlo expulsado.

Ningún médico es capaz de explicar cómo las plantas, cuya función es protegernos, a algunas personas les puede provocar alergia. Podría ser debido a cualquier producto que ingerimos e incluso a las propias vacunas que nos ponemos cuando nacemos, ya que estas podrían crear al cliente perfecto para una farmacéutica, pues desde temprana edad están bloqueando la capacidad que nuestro cuerpo tiene para fabricar sus propias defensas.

3. El Cáncer podría no ser una enfermedad tan terrible.

La ciencia y comunidad médica no reconoce a esas personas que un día fueron diagnosticadas de cáncer y sin recibir tratamiento, 6 meses más tarde ya no tenían cáncer. Esto puede sonar a mito o bulo. Pues bien, no es un mito ni es un bulo...y no son unas pocas personas, sino miles de personas, y sin embargo, la ciencia llamó a 850 casos de este tipo como un error de diagnóstico. Pues bien, vaya error, pues estas personas iban  directas a la quimioterapia. Sí, iban a darle quimioterapia a unas cuantas personas supuestamente sanas o supuestamente enfermas (Qué más da).

Caso documentado: En 1989, María Torres fue diagnosticada de un cáncer (carcinoma de riñón). Se negó a ser operada, pues no quería perder su riñón. En 1990, su médico le comunicó que ya tenía metástasis cerebral por lo que de no comenzar un tratamiento serio, no duraría más de 12 meses. Pues bien, 6 meses más tarde ella continuaba con su tumor en el riñón pero misteriosamente ya no tenía metástasis. Los médicos no salieron de su asombro (un cáncer en remisión) sin tomar ningún medicamento. María Torres únicamente dijo que se alejó de la ciudad y comenzó a relajarse, cambiando sus hábitos alimenticios. No obstante, según algunas fuentes, María Torres habló con un nutricionista, el cual perfectamente podría haberle recomendado algún remedio natural como Equinacea o Aloe Vera (Sábila).

Médicamente nadie dio una explicación, aunque creo que la explicación es bien clara. Su sistema inmunitario comenzó a combatir el cáncer. Poco se sabe de esta mujer en la actualidad, puede que superara el cáncer o puede que no. Nos quedamos con el hecho de que fue la primera vez que en España una persona habló públicamente de una remisión de un cáncer. En 1993 se comenzó a buscar por el mundo más casos de este tipo y se encontraron más de 1,500 personas perfectamente diagnosticadas con cáncer, de las cuales, 375 ya estaban desahuciadas por los médicos. Creo que la cifra de 1,500 personas que se curaron sin quimioterapia o radioterapia ya es una cantidad considerable para que alguien se interese en cómo lo hicieron o qué usaron. Tristemente nadie lo está investigando.

Me imagino que todos habréis escuchado hablar del Doctor Hamer, creador de la Nueva Medicina. Pues bien, admito que yo no creo en esa medicina, ya que Hamer basa su tratamiento en la negación de la enfermedad como tal. Este Doctor asegura que el cáncer es una respuesta natural de nuestro cuerpo para resolver conflictos y que, precisamente, el cáncer es causado por un conflicto (algo de razón lleva pero no toda). Me quedo con dos hechos comprobados de este doctor.

Su "nueva medicina" cogió a 50 pacientes terminales en Alemania y consiguió que 7 de ellos experimentaran la remisión del cáncer y quedaran totalmente sanados (no tomaron ni pastillas ni remedios naturales). La comunidad médica habló de fracaso en su tratamiento por esta estadística, pero nadie se paró a analizar el por qué esos 7 pacientes que ya estaban condenados a muerte llegaron a obtener el "veredicto" de vida.

Hamer perdió su licencia y fue en varias ocasiones encarcelado por ejercer un tipo de medicina que no estaba aprobada por la ciencia. Evidentemente, sus estadísticas de curación no eran buenas, aunque si las comparamos con las de los tratamientos oncológicos de la década de los 90, digamos que estaban empatados.

El otro hecho documentado fue la prueba de Hamer: El Doctor Hamer cogió la piel de una persona sana, la cual tenía una herida cicatrizando y la mandó a un laboratorio para que la analizaran. El trozo de piel dio positivo en marcadores tumorales.

"Su una persona sana recibe el duro diagnóstico de Cáncer, sus propias emociones de miedo, ansiedad y el estrés causado por la una noticia que asociamos con la muerte, podrían destruir un sistema inmunitario sano y provocar la confirmación de un "error de diagnóstico", si es que el paciente tiene tiempo, ya que por regla general sería enviado a la "quimio" y se apuntarían el tanto como curación gracias al tratamiento ortodoxo, cuando en realidad han curado a una persona sana, y al mismo tiempo han contribuido al peligro de que esa persona enferme de cáncer a los 10-15 años, pues han destruido su sistema inmunitario." 

4. Tullio Simoncini: En lugar de darle el Nobel, le retiraron la licencia.

La historia del Doctor Tullio Simoncini es muy sencilla. Ha sido el único médico que se atrevió a explicar lo que era el cáncer. "El cáncer es un hongo". Ningún médico o científico puede negar que el cáncer sea un hongo, concretamente la Cándida Albicans. Este hongo, está presente en todo tipo de cáncer, salvo en la leucemia (no estoy seguro) y el linfoma de Hodgkin, en este último, más que un hongo, lo que se encuentra es un virus.

Pues bien, el Doctor Simoncini aseguraba, y así está perfectamente documentado en cientos de casos, que el cáncer se cura usando el bicarbonato de sodio. ¿Cómo una enfermedad tan terrible como es el cáncer se podría curar con un producto que se encuentra en las estanterías de los supermercados?. Esto es impensable. No importa lo que pensemos ni si la teoría de Simoncini es cierta. No importa si el cáncer es un hongo o no lo es. El caso es que Simoncini ha curado aquellos cánceres más agresivos de mal pronóstico de curación, y concretamente en el cáncer de pecho, en un 95% de los casos, inyectando el bicarbonato de sodio, el cáncer ha desaparecido por completo.

"El cáncer es un hongo, y como todo hongo, cuando recibe una dosis de bicarbonato, este muere"

Tullio simoncini ha conseguido sanar en 6 días a personas que debían recibir quimioterapia y radioterapia durante 6 meses. Si un oncólogo se midiera por resultados, Tullio Simoncini ha tenido la mejor estadística de curación de toda la historia en la lucha contra el cáncer.

¿Cómo le agradecieron su descubrimiento?, ¿le dieron el premio nobel?. Casi, no exactamente el Premio Nobel, pero le quitaron la licencia por usar métodos no aprobados por la ciencia. ¿Qué terrible pecado cometió Simoncini para ser volteado por sus compañeros y por la comunidad médica?. Muy sencillo, su pecado fue CURAR EL CANCER.

Hay quien dice que Simoncini perdió la licencia a raíz de la muerte de una paciente. Pues bien, cierto es que perdió a una paciente, la cual murió por alcalinosis, aunque la realidad es que cuando esta chica murió por el tratamiento del Doctor Simoncini, este ya tenía retirada la licencia, lo que agravó el problema para este doctor, al cual querían incluso encarcelarlo.

En este programa de televisión, podemos ver al presentador haciendo la triunfal presentación de Tullio Simoncini, prometiendo una segunda parte de la entrevista que jamás llegó a producirse. En él podemos ver la explicación de Simoncini, totalmente convencido de que su método cura el cáncer.



Por tanto, ya tenemos a Hamer, el cual sin dar ni un solo medicamento a sus pacientes conseguía curar a pacientes, en un mínimo porcentaje, aunque digno de estudiar el por qué estas personas sanan, y por otro lado tenemos a otro médico con un porcentaje por encima del 90% de curación, el cual tiene una teoría y una solución que confirma su teoría. Ambos, con sus distintos métodos están expulsados de la medicina. Si avanzamos en la investigación aparecerían el nombre de 20 doctores más que un día se revelaron contra la oncología ortodoxa y todos ellos perdieron su licencia. ¿Serán conspiranoias mías o casualidades sospechosas?

5. La cura del cáncer podría existir desde 1922.

No hay ningún estudio tan documentado como el de la enfermera René Cassie, la cual fue curada en 1922 por un compuesto de 4 hiervas, se denominó  ESSIAC. Este brebaje curó en Estados Unidos a más de 125,000 personas de un cáncer. Fue tan eficaz, que en los años 70, el producto se sometió a la votación del congreso para nombrarlo como la "Cura oficial y definitiva del Cáncer". Se Rumorea que varios días antes de la votación, existió una reunión en algún lugar cerca de Washington por parte de Gobierno y responsables de la industria farmacéutica. Es un rumor para nosotros, aunque no para los médicos que estaban implicados en aquel acontecimiento. Así lo explicó el Doctor Glum en una entrevista realizada por Elisabeth Robinson.

Más de 75 médicos e investigadores estadounidenses afirmaron entre el año 70 y 80 que el Essiac era capaz de curar cualquier cáncer en menos de 15 días, pues estaba compuesto por cuatro plantas, de las cuales, una de ellas era capaz de destruir células cancerígenas y otra potenciar el sistema inmunitario de forma natural, por tanto, una quimioterapia sin efectos secundarios.

Ahora viene lo bueno, y es que finalmente el Essiac fue aprobado, pero se prohibió incluir en el compuesto la planta principal, pues se consideró tóxica, por lo que hoy día se vende el Essiac, pero tiene la misma utilidad para curar el cáncer que el agua para curar el sida, ya que se sustituyó la corteza de un árbol canadiense por una planta de china. El mismo doctor que peleó durante décadas por dar a conocer este producto como cura del cáncer, afirma que el compuesto que se vende ya no sirve de nada, bueno, para paliar los efectos de la quimioterapia.

6. Plantas posiblemente curativas con estudios médicos parados.

Me consta que hace más de 30 años los científicos comenzaron a analizar una planta, la Equinacea. Varios laboratorios afirman que esta planta destruye por sí sola células cancerígenas, incluso hay más de 100 enfermos de cáncer que durante la toma de esta planta no consiguieron sanarse del cáncer, aunque consiguieron detener su evolución. Se ha escuchado que hay personas que aseguran haberse curado con esta planta, pero en este caso no lo tenemos documentado.

Nuevamente se sabe a ciencia cierta que esta planta destruye células cancerígenas y nadie ha invertido un euro en continuar la investigación (Qué raro).

Hablemos del Aloe Vera (sábila).

Existe un mito de un fraile que curaba el cáncer con un compuesto: (Aloe vera, miel pura de abeja y un poco de coñac, wiskie o tequila). Personalmente yo probé ese compuesto en un familiar y no curó el cáncer, al menos en 20 días, aunque sí que vi perfectamente cómo la masa tumoral principal disminuyó en una tercera parte su tamaño en 10 días. A partir del día número 10, ya no conseguía ver disminuir el tamaño considerablemente, aunque cierto es que en la última analítica y comparándola con la analítica del diagnóstico, todos los "asteriscos" habían desaparecido, por lo que evidentemente, yo no soy médico ni científico, pero lo que mis ojos vieron, la ciencia no me lo puede quitar.

Esa planta, en el caso de mi familiar no curó el cáncer, pero mejoró el estado de salud de esta persona y disminuyó la masa tumoral, por lo que no cabe duda que algo hizo y ningún médico dio una explicación.

No soy periodista, como ya he dicho, pero he conseguido llegar a un estudio de hace 19 años, donde se analizaban las propiedades del Aloe Vera (Sábila), y el laboratorio afirmaba que la planta contenía en su cáscara o látex, una toxina capaz de destruir células cancerígenas, mientras el gel de esta planta limpia el intestino y fortalece el sistema inmunitario. En este estudio, el cual fue financiado por una empresa farmacéutica, el responsable aseguraba que podrían llegar al fondo con esta simple planta en combinación de otras que ya habían estudiado para sanar más de 5 tipos de cáncer. No se ha vuelto a saber de este estudio, como de tantos otros. Nuevamente...qué cosa tan rara...

Ahora cobra sentido la solución al cáncer que proponía el "fraile", y es que el efecto que haría el Aloe Vera en las células cancerígenas es el considerado dentro de la medicina como "Caballo de Troya". Me explico:

El aloe se mezcla con la miel y el alcohol hace de vaso dilatador. Cuando las células se dividen para probar esa sustancia dulce (miel), reciben un regalo mezclado con la miel (la toxina del aloe). Tiene sentido, pues Tullio Simoncini aconseja durante su tratamiento a base de bicarbonato de sodio el tomar mucho azúcar, siendo el azúcar uno de los mayores alimentos del cáncer. En esa división celular y posterior alimentación, el bicarbonato entra con más facilidad destruyendo la masa tumoral.

No es necesario que ningún científico o médico critique esta teoría. De poco servirá, ya que los resultados de Tullio Simoncini hablan por sí solos.

7. Conclusiones del fraude de la lucha contra el cáncer.

No los he contado, pero tenemos aproximadamente en estos últimos 100 años a más de 270 médicos que afirmaban y demostraban que curaban el cáncer con sus propios métodos y sin usar quimioterapia, de los cuales, la mayoría perdieron su licencia y el resto fueron amenazados con perderla si continuaban por ese camino.

Tenemos  un doctor más reciente que dice el cáncer es un hongo y efectivamente lo cura como si de un hongo se tratara.

Tenemos estudios de plantas que jamás se llegaron a terminar a pesar de tener propiedades anti-cancerígenas y demostrar que mataban este tipo de células.

Y tenemos también a disposición de toda aquella persona que quiera investigar "con un par de.." datos de las empresas que donan dinero o financian la investigación del cáncer. En la mayoría de los estudios se reciben donaciones de varias empresas de la industria farmacéutica, e incluso aparece asiduamente el nombre de una GRAN EMPRESA tanto usando el nombre de sus asociados como el de sus filiales extranjeras.

Invito a los medios de comunicación que investiguen eso, ya que si yo he conseguido acercarme y no enterarme del mareo de una mujer en Palencia, creo que para vosotros es pan comido. Símplemente hay que querer hacerlo y que tus superiores te permitan hacerlo.

Por regla general, los investigadores del cáncer suelen ofenderse con este tipo de artículos, aunque sinceramente, a mí me ofende mucho más que después de más de 100 años, sepamos que hay agua salada en Marte y no sepamos decir (queramos) el por qué se produce el cáncer y cual es su solución.

Con respecto a los usuarios, muchos son los que piensan (me imagino que por lo que ya han aprendido) que vivimos en un mundo de buenas intenciones y que decir que la Industria farmacéutica no mira por los enfermos y busca solo beneficios, simplemente se hace por generar polémica.

 Si lo dice el Premio Nobel de la salud, resulta que es un populista, si lo dice un científico, es un negado de la ciencia. Si lo dice Tulio Simoncini, resulta que a pesar de curar el cáncer, es otro populista.

Todo el que habla sobre el negocio de la industria farmacéutica, recibe una crítica por parte de una persona que piensa que la quimioterapia la dona el Papa de Roma gratuitamente. No es así.

Un tratamiento de quimioterapia en Estados Unidos cuesta unos 35,000 dólares, y fíjate si hacen bien su trabajo, que algunos pacientes (clientes) quedan tan satisfechos que deciden repetir el tratamiento años más tarde.

Mientras tanto, vemos de vez en cuando esos artículos con esos fuertes titulares: "La piel de rana podría curar el cáncer" "Encuentran sustancia que podría usarse para la futura vacuna del cáncer". Preciosos artículos que pretenden justificar el dinero que se destina a una supuesta investigación del cáncer, aunque he mirado periódicos de hace más de 20 años y la canción no ha cambiado mucho, por lo que dentro de 15 años, nadie sabrá qué fue de la piel de rana ni dónde está la pobre rana, pero el cáncer seguirá estando ahí. Termino haciendo esta afirmación:

NO SE ESTÁ INVESTIGANDO UNA CURA CONTRA EL CÁNCER, SINO UN TRATAMIENTO PARA CONVERTIR EL CÁNCER EN UNA ENFERMEDAD CRÓNICA COMO LA DIABETES.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


3 comentarios

  1. Que la persona que escribió esto no sea médica no desacreedita su texto; lo lógico es que todos nos interesemos respecto a esto y que comparemos versiones ya que es ser realmente ingenuo creer que el mundo no se rige por intereses comerciales, por lo que es muy probable que la cura del cáncer ya exista y como afecta los intereses comerciales de la industria farmacéutica, se esconda, no sólo lo de Simoncini sino también el tratamiento de Johanna Budwig contra el cáncer y tantos otros problemas como también lo referente a la prevención.

    En el texto dice más o menos que los médicos advierten que la dieta tiene injerencia en la salud, sin embargo hay versiones que dicen que lo advierten en parte ya que cuando se descubrieron las vitaminas se escondió cuál era la verdadera cantidad necesaria para prevenir enfermedades lo cual resulta en que se consuma una cantidad inferior a la necesaria; Pauling y otros lo dicen de la vitamina c lo cual no está demostrado, pero sí está demostrado que la b12 es la vitamina que más falta en la tercera edad y no pueden explicar por qué los tests de b12 no son obligatorios en los chequeos médicos a los ancianos ni tampoco por qué no prescriben compúnmente suplementos de vitaminas b12 como forma de prevención de enfermedades varias entre las que podría estar el mal de alzheimer porque se sabe que muchos casos de esa enfermedad empiezan con dicha deficiencia; en fin... lamentablemente la industria de los fármacos es poderosa y controla los medios y ni hablar de la industria de los alimentos, pesticidas, aditivos, etc.... tal vez con internet esto empiece a cambiar; te agradezco por el aporte al cambio.

    ResponderEliminar
  2. Estoy haciendo una investigación - estudio científico. Estudio los efectos de la planta de Aloe Vera Barbadensis Miller en los casos de cancer y diabetes.El estudio se esta realizando en distintos hospitales de ambas patologias en Madrid,España.
    Cuando acabe lo publicaré, tanto si es positivo como negativo. Los estudios son con pruebas comparativas de personas que toman aloe,comido o bebido y en menos pcasos inyectado, en comparación con otros pacientes que son tratados con la medicina farmacéutica habitual.
    Por ahora sabemos a ciencia cierta, que el aloe absorbe las radiaciones, suaviza la quimioterapia, regula el azucar en la sangre en los diabeticos,minimiza los tumores, cicatriza las heridas en los pos-operatoris.
    Más información en acudav.com El final del estudio será el próximo mes de Febrero de 2014.Se puede opinar en acudav, no obstante os tendré al tanto en este portal.
    Víctor Manuel Moreno. Un saludo a todos. Buen post

    ResponderEliminar
  3. Estoy haciendo una investigación - estudio científico. Estudio los efectos de la planta de Aloe Vera Barbadensis Miller en los casos de cancer y diabetes.El estudio se esta realizando en distintos hospitales de ambas patologias en Madrid,España.
    Cuando acabe lo publicaré, tanto si es positivo como negativo. Los estudios son con pruebas comparativas de personas que toman aloe,comido o bebido y en menos pcasos inyectado, en comparación con otros pacientes que son tratados con la medicina farmacéutica habitual.
    Por ahora sabemos a ciencia cierta, que el aloe absorbe las radiaciones, suaviza la quimioterapia, regula el azucar en la sangre en los diabeticos,minimiza los tumores, cicatriza las heridas en los pos-operatoris.
    Más información en acudav.com El final del estudio será el próximo mes de Febrero de 2014.Se puede opinar en acudav, no obstante os tendré al tanto en este portal.
    Víctor Manuel Moreno. Un saludo a todos. Buen post

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo