.......... ........ ......... ....... .......

Preguntas Incómodas en una entrevista de trabajo de dudosa eficacia.

5 de noviembre de 2011



Las grandes empresas tienden a delegar la contratación a "expertos", como un departamento de Recursos Humanos. No voy a criticar la profesionalidad de Recursos Humanos, ya que como en toda profesión habrá mejores y peores profesionales en la captación de los candidatos para el puesto ofertado.

Lo único que tengo claro es que a menudo, Recursos Humanos se convierte en un filtro que detiene la entrada de un buen profesional y deja pasar a una persona que no es apta para el puesto de trabajo, o sencillamente es mediocre dentro de la profesión. Las entrevistas de trabajo están llenas de preguntas incómodas, y muchas de ellas son preguntas absurdas que únicamente buscan que el candidato mienta para hacerse con el puesto de trabajo. Si un candidato fuera totalmente sincero en una entrevista de trabajo, probablemente nunca pasaría el filtro.


¿Qué ocurre cuando una mujer de 35 años llega a una entrevista de trabajo y se pone en frente de estos profesionales de la contratación?

Pregunta 1. ¿Tienes pensado quedarte embarazada?

Por Dios, es una mujer, y por supuesto que su sueño es formar una familia algún día. Según el manual de Recursos Humanos, si esta mujer dijera: "Sí, claro que quiero ser madre", Recursos Humanos analiza esa respuesta y cuenta con que en caso de tener pareja estable, ésta mujer podría quedarse embarazada en menos de 5 años aproximadamente, por lo que en caso de tener otra candidata que ya tiene un hijo en edad escolar y no tiene pensado tener más hijos, el puesto sería para ella en una misma igualdad de condiciones y preparación para el puesto.

Respuesta recomendable: Normalmente se recomienda ante esta pregunta, o bien una pequeña evasión de respuesta diciendo que no te gusta hablar de tu vida privada (de esta forma se entiende que tienes pensado quedarte embarazada) o mostrar un mayor interés por tu carrera profesional en lugar de querer ser madre. Por regla general, ésta segunda respuesta les encanta a Recursos Humanos, aunque en un alto porcentaje de ocasiones, ésto se dice únicamente para conseguir el trabajo. Cierto es que en otras ocasiones, y por desgracia cada vez más a menudo, hay muchas mujeres que aplazan su maternidad hasta una edad tardía para no perjudicar su carrera profesional. De una forma o de otra, no creo que sea una pregunta coherente para una entrevista de trabajo, más que nada, porque estás buscando que te mientan y estás entrando en un tema que incluso es de mala educación preguntar.

Pregunta 2. ¿Orientación sexual ?

Una persona heterosexual no tiene ningún problema para responder a esto. El problema viene si eres homosexual, ya que aún hay empresas donde no darían un puesto de mando a una persona gay. Cuando se hace esta pregunta, por regla general debes saber que el reconocer que eres gay te cerrará las puertas ( si no, ¿por qué hacer la pregunta si les da igual?).

Respuesta recomendable: Los expertos aconsejan: "No me gusta hablar de mi vida privada". Claro que eso es afirmar que eres gay, ya que un heterosexual diría claramente que es hétero. Tienes una de dos, o mientes o dices la verdad, teniendo en cuenta que mentir no es ético, del mismo modo que rechazar a un candidato por su tendencia sexual tampoco es ético.

Pregunta 3. ¿Qué piensas de tu anterior empresa?

Recursos Humanos tiene como principio básico no contratar a alguien que pone "a parir" a su anterior empresa. En este apartado siempre he discrepado. Está claro que habrá excepciones, y puede que se deduzca que una persona que critica a su anterior empresa sea una persona que mañana hará lo mismo con tu empresa, claro que, la pregunta sería si yo como empresa voy a caer en los errores de los que esta persona se está quejando de su anterior empresa.

La experiencia me dice que a menudo, los grandes profesionales no soportan trabajar con un líder nefasto o con malos profesionales, y si consideras que has trabajado con incompetentes que únicamente te lo han puesto difícil y no han permitido desarrollarte como profesional, ¿por qué no decirlo claramente?. A fin de cuentas, la sinceridad es una virtud, y no estaríamos en este caso ante una falta de diplomacia, sino ante una persona que merece la pena escuchar. Pongo un ejemplo vivido por mí mismo:

Hace algunos años trabajaba como director comercial. En esta empresa, las contrataciones se realizaban a través del departamento de Recursos Humanos. No me importaba que este departamento se encargara de la contratación de trabajadores para puestos de producción, administrativos, operarios, etc... aunque a la hora de elegir a un jefe de sección, comercial o jefe de zona, no me gustaba que los eligieran por mí. Quería elegirlos yo mismo, pues ya había tenido malas experiencias con personas que habían endosado bajo mi mando.

Un día entrevisté a un chico, al cual, de haberlo entrevistado recursos humanos, le hubieran dado una patada en el trasero, pues se saltó todo el protocolo que existe en una entrevista de trabajo. Aún recuerdo sus palabras.

"Quiero ver a mi antigua empresa hundida, cerrada. Quiero quitarles todos los clientes. Le prometo que si me contrata no se arrepentirá, ya que los clientes confían en mí y me llevo dedicando a esto toda mi vida"

Cuando le pregunté qué le había pasado con su empresa, me dijo que lo habían echado por discutir con el jefe de sección. El chico me decía que el jefe de sección era sobrino del gerente y no servía para nada. De hecho, en varias ocasiones se refirió a él como "incompetente".

Llamé a su empresa para pedir referencias sobre él, y me dijeron que era un chico muy problemático y muy difícil de llevar. Bien, como teníamos clientes en común, consulté a varios de ellos y me dijeron que era un chico muy atento y servicial con ellos. El caso es que lo miraba, y veía a un león furioso, claro que en un mundo de gatos, el tener en tu plantilla a un león, es una clara ventaja.

Lo incorporé a mi plantilla. Sorpresa para mí que en menos de 5 meses aumentamos la producción considerablemente gracias a los clientes que nos trajo. No era un fanfarrón, era trabajador y lo más importante, es que era eficaz en la calle. Hasta qué punto acertamos con su contratación, que cuando dejé la empresa lo recomendé para mi puesto, pues sin duda fue el mejor comercial que pasó por nuestra empresa. Jamás hubo un problema con él, lo que nos hace pensar que el problema en su anterior empresa no lo provocaba él, sino la empresa, puesto que yo vi a una persona que a cada instante tenía nuevas ideas, críticas constructivas que a menudo nos deteníamos a analizar para mejorar, etc... Era un emprendedor dentro de la empresa.

 Tengo muy claro que no hubiera pasado el filtro de RRHH, y probablemente hubieran contratado a una persona mediocre que durante semanas se dedicó a buscar información sobre cómo pasar una entrevista de trabajo, preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo, etc...

Otras preguntas un tanto absurdas que se suelen hacer en una entrevista de trabajo suelen ser:

4. ¿Por qué debemos contratarte a tí y no a otro candidato?

Me encanta ver cómo de 30 candidatos intentarán demostrar todos y cada uno de ellos que tienen unas mejores cualidades y aptitudes que los otros 29, cuando realmente sólo uno de ellos es el mejor y no conseguirá demostrarlo con esta serie de preguntas.

5. ¿Tienes defectos, cuales son?

Teniendo en cuenta que no existen personas perfectas y partiendo de la base de que todo el mundo se equivoca en un momento dado.... buena pregunta.

6. Qué opinan tus compañeros de trabajo sobre tí?

¿Se refiere a los compañeros con los que salgo de fiesta todos los fines de semana o al compañero con el que cada mañana discuto porque no somos compatibles?

7. ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?

Pues la verdad es que preferiría trabajar en una compañía mucho más grande y que pagaran mejor, pero con la crisis que está cayendo no hay muchas empresas que oferten puestos de trabajo, así que me tendré que conformar con ustedes hasta que salga algo mejor.

8. ¿Cuanto quiere cobrar?

¿Hasta cuánto estarían dispuestos a pagar?

9. ¿Te consideras exitoso?

Pues llevo dos años en paro, si no me contratan no sé cómo voy a poder pagar la hipoteca dentro de dos meses, mi mujer está a punto de dejarme.... sí, me considero una persona muy exitosa.

10. ¿Te sientes incómodo trabajando bajo presión?

Para nada, tengo dos ilusiones en esta vida. Una que me golpeen fuerte en las rodillas, y la otra sentirme presionado en el trabajo.

Conclusión: Probablemente RRHH sea muy eficiente a la hora de hacer su trabajo con según qué puestos de trabajo, aunque por lo que he observado, en el mundo comercial, a un buen vendedor se le reconoce por otros métodos y no por una serie de preguntas que buscan obtener unas respuestas falsas.

Está claro que todo lo dicho en este artículo es mi opinión personal y estaré encantado de conocer vuestra opinión aunque sea para criticar lo aquí expuesto, pues como ya sabéis, todo punto de visión es bienvenido.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo