.......... ........ ......... ....... .......

Errores contables en pequeños negocios pueden suponer un cierre anticipado.

3 de enero de 2012



Se han llegado a cerrar negocios muy rentables pensando que no generaban beneficios, y eso se debe a un error contable catastrófico. Como emprendedor, no tienes la obligación de entender términos contables avanzados, pero sí que tienes la necesidad de recibir un asesoramiento contable sea cual sea el tamaño de tu negocio.

Sin ir más lejos, la diferencia entre tener asesoramiento contable o no tenerlo puede suponer un ahorro de más de 2,000€ gracias a deducciones fiscales que probablemente no conocías, aunque ese es otro tema.



1. Emprendedores que no conocen la diferencia entre ganancias y flujo de caja.

Un negocio podría tener un flujo de caja positivo en el corto plazo, y no ser rentable a largo plazo. Del mismo modo, puede tener un flujo de caja negativo a corto plazo y ser muy rentable a largo plazo. ¿Dónde está la diferencia entre estos dos escenarios?.

Lo explicamos con un sencillo ejemplo. Un pequeño negocio, y sobre todo, recién abierto, no tiene la capacidad de negociación con proveedores que puede tener una gran empresa o un negocio que ya lleva décadas trabajando con los proveedores.

a) Si el pequeño negocio paga a proveedores a 30 días y cobra a sus clientes a 60 días, la alarma puede saltar en su balance al tener números rojos temporales y continuos durante meses, y eso no significa que esté perdiendo dinero.

b) Una empresa que paga a sus proveedores a 6 meses y cobra a sus clientes a 30 días, tendrá un flujo de caja positivo en todo momento, lo cual no significa que esté ganando dinero, ya que podría ir acumulando pérdidas cada mes. "Con lo bien que iba la empresa, y cerró de repente". Ni cerró de repente ni iba bien en sus comienzos.

Es difícil que un emprendedor tenga tiempo o conocimientos como para conocer la verdadera situación de su empresa en todo momento, y es por eso que un contable o gestoría puede cuadrar las cuentas reales trimestralmente para indicarnos cómo va nuestra situación financiera.

2. Emprendedores que mezclan las finanzas personales con las finanzas de la empresa.

Este error está dentro de los errores del empresario hispano, y es no separar correctamente los ingresos/gastos de la empresa y de la casa. Algunos emprendedores dicen que su negocio no es rentable porque no les llega para pagar la hipoteca de su casa, las letras de los dos coches, los seguros, y además, sueldos de trabajadores y alquiler de la nave. La realidad es que el negocio es completamente rentable, y lo que falla son los gastos excesivos que este emprendedor tiene fuera de la empresa.

Cuando una persona emprende un negocio, necesita separar correctamente ambas cuentas, ya que sería muy triste el recortar sueldos en la empresa para poder pagar un vehículo de gama alta a nombre personal.

Por otra parte, otro error contable es no guardar recibos de compras personales para incluirlos como gastos de empresa, y de esa forma poder desgravarlos. Si tienes un negocio, la gasolina desgrava, las comidas en restaurantes también desgrava, incluso un traje, un vehículo (siempre que esté a nombre de la empresa), etc..

Claro que de igual modo necesitaremos consejo profesional para saber si nos interesa adquirir un vehículo como activo de empresa o a nivel personal, pues se pueden dar circunstancias varias que de una forma o de otra podrán poner en peligro algunos de nuestros bienes.

Un contable profesional también te ayudará a elaborar un plan definido sobre qué cantidad de los beneficios deberás reinvertir en el negocio y colocar correctamente en el libro de contabilidad el dinero de la empresa que ha sido destinado a pagar gastos personales. De esa forma, puede que no tengamos para pagar la hipoteca, pero al menos sabemos que el negocio da grandes beneficios.

En Resumen:

Se suele decir que la mala gestión contable es una de las principales causas que provocan el cierre en un pequeño negocio. Un contable no tiene por qué ser un gasto fijo dentro de la empresa, ya que se le puede contratar a tiempo parcial, y al igual que la inversión en publicidad no es un gasto, el asesoramiento en materia que desconocemos y que es de vital importancia para nuestro negocio, tampoco lo debemos tener como un gasto, pues éste supone un ahorro de esfuerzo, tiempo y dinero.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo