.......... ........ ......... ....... .......

¿Puede ser cualquiera un emprendedor?, ¿qué se necesita?

9 de febrero de 2012



Ser emprendedor es algo que a todo el mundo se le ha pasado por la cabeza en alguna ocasión. Y bien, lo cierto es que cualquiera puede ser emprendedor, aunque sinceramente, no todo el mundo debe iniciar este camino. Algunas personas no tienen la motivación suficiente y otros deciden ser emprendedores por los motivos equivocados. Otras personas, sencillamente esperan que el camino sea más fácil de lo que es, mientras algunos creen que será mucho más difícil de lo que en realidad es y por eso no lo intentan.

A fin de cuentas, emprender es emplear nuestras habilidades y conocimientos para usarlos en nuestro negocio propio y no depender de un trabajo por cuenta ajena. Quizás emprender sea una razón de ser, aunque quizás sea una profesión como otra cualquiera, por lo que debemos reunir unos requisitos. Claro que, ¿cuales son esos requisitos?, ¿Qué necesitamos para ser emprendedores?. Mejor comenzaremos diciendo lo que no necesitas para ser emprendedor.



No necesitas tener un título universitario, ni mucho menos una carrera enfocada a la dirección de empresas. De hecho, no necesitas experiencia en dirección y gestión de empresas. No necesitas ser rico, ni venir de familia de clase social alta, ni tener amigos ricos. No necesitas ser un genio, ni siquiera necesitas haber destacado en el colegio o instituto, ya que para ser emprendedor no se necesitan estudios. Por no necesitar, no necesitas ni tener un coeficiente intelectual por encima de la media. Y lo más importante, es que para ser emprendedor, no necesitas permiso.

No obstante, está claro que cualquiera de esas cualidades o beneficios "de serie" nos pueden ayudar en la aplicación del emprendemiento.

Entonces... ¿Qué se necesita para ser emprendedor?

Gran parte del fracaso de los negocios viene del abandono del propio empresario. Un mismo producto, un mismo servicio, un mismo mercado, puede hacer que nosotros nos hundamos mientras nuestra competencia se hace con el mercado. ¿Sería cuestión de suerte?, ¿el dueño de nuestra competencia fue bendecido por algún santo?. Desde luego que no, simplemente fue mejor que nosotros y por eso él ganó y nosotros perdimos (como Francia-España).

No debes ser inteligente, pero debes tener capacidad de adaptación. No hace falta que tengas una carrera, pero deberás estudiar y ponerte al día en tu sector. No tienes que ser un estratega nato, pero sí ser capaz de buscar la forma de elaborar estrategias para vencer a tu competencia. Preparación constante y mucho trabajo.

Pocos empresarios están dispuestos a trabajar duro. Muchas son las personas que deciden emprender un negocio porque están cansados de trabajar y querrían tener una tranquilidad. Eso sería comenzar un negocio por los motivos equivocados, pues si no estás dispuesto a trabajar duro, el negocio no saldrá adelante.

Necesitas pasión por aquello que haces, ya que como hemos dicho en otras ocasiones, el hacer algo que te apasione, provoca que no nos pesen las horas que le dedicamos al negocio.

Empuje sería otra de las cualidades que debe tener un emprendedor, pues una carrera larga no la gana el más rápido, sino aquel que continúa corriendo cuando el resto se detiene o aminora el paso. Los grandes emprendedores siempre tienen esa fuerza que continuamente les empuja a descubrir, inventar, mejorar...

Lo podemos ver en grandes empresas consolidadas como Google, Facebook, Twitter, Apple, Microsoft, Coca-Cola... Estas empresas no dejan de trabajar, de innovar, de cambiar, de descubrir, y eso es empuje que acaba desembocando en el éxito.

Voluntad y capacidad para hacer el trabajo, fuerza para soportar algunos vientos que vendrán en contra, y mentalidad positiva para afrontar situaciones extremas que llegarán, aunque todo esto lo resumiríamos en una sola virtud o capacidad: Trabajar muy duro y aprender cada día algo nuevo, estando dispuesto a hacer un sacrificio inicial, y estar preparado para, en caso de caer, saber levantarte rápido. Ese sería el comienzo.

Algunos pensarán que Page y Brin (Google), así como Zuckerberg (Facebook), nacieron para ser emprendedores, cuando en realidad y a voz de pronto no tenían las cualidades necesarias para serlo (al menos si seguimos los prototipos).

Zuckerberg pensaba acabar la carrera para trabajar en alguna fuerte empresa estadounidense. Aunque rara vez se ha hablado de esto, deducimos que uno de sus sueños hubiera sido trabajar en Microsoft. No tenía carácter emprendedor. Larry Page y Sergey Brin (Google) no sabemos dónde querrían trabajar, pero tampoco tenían ese supuesto carácter emprendedor, ya que intentaron vender el buscador en varias ocasiones. Como nadie quería comprarlo, tuvieron que continuar trabajando en él. Estoy seguro de que jamás imaginaron lo que hoy día es Google.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo