.......... ........ ......... ....... .......

Cómo tener éxito en una entrevista personal, desde los Recursos Humanos

17 de abril de 2012



La entrevista, con independencia de los tipos de entrevista, es la prueba estrella de todo proceso de selección. Son los nervios del candidato y el éxito del técnico en Recursos Humanos quienes consigan las mejores claves para el éxito de la misma y encontrar la mejor opción dentro de los candidatos presentados.

No tiene límites en el tiempo de duración (tampoco debe ser excesivamente extensa), es el contacto personal con el candidato (en ambas direcciones: empresa-candidato-empresa), es la oportunidad de conocer con detalle todas las experiencias laborales y formativas, es el tiempo para que el candidato investigue sobre nosotros, es la prueba donde pueden participar uno o dos técnicos de Recursos Humanos.

Estas son las ventajas, contra una única advertencia: hagan de la entrevista personal un contacto agradable con el candidato, no cree mal ambiente, pregunte con arte  y escuche con respeto.




Preguntar con arte

Empecemos la entrevista con puntualidad y cordialidad, estrechando la mano de nuestro candidato. Creemos un buen ambiente, una pequeña relación amistosa, con preguntas banales, sin importancia y que rompan el frio inicial entre ambas partes. Ganarnos la tranquilidad del candidato, será elemento conveniente para el entrevistado se ponga de nuestra parte en sus respuestas.

Ganada la tranquilidad y confianza del candidato, podremos realizar preguntas más directas e incisivas. Habremos roto la barrera de la timidez y el respeto y tendrá menos inconveniente en respondernos todo aquello que queramos saber.

Las preguntas no pueden ser sugeridas (¿está interesado en trabajar en esta empresa?). Tampoco demostrando deseo en el candidato (¿Le gusta trabajar en equipo?) sino que deben ser preguntas abiertas, que permitan respuestas aclarativas y amplias donde podamos seguir profundizando.

El cuestionario de preguntas deben ser relacionadas de una en una. Dispersaremos informaciones si le atosigamos a preguntas y no debemos interrumpir su respuesta a pesar de que pueda entrar en “divagaciones” no considerables. Ponerle en situación de repente, puede ser contraproducente para la entrevista, debemos encauzarle marcando los pasos, sin advertirle de que sus respuestas no son excesivamente interesantes.

Escuchar con respeto

Lo intranscendental para nosotros, puede ser vital para él y, él está jugándose un empleo. Por lo tanto, de la entrevista realizada debe convertirse en una comunicación fluida entre ambas partes. No permitamos que el candidato piense que está hablando sin ser escuchado a pesar de que lo que diga poco nos importe.

Mantener contacto visual y el cuerpo inclinado hacia adelante consigue que el candidato se sienta interesante y escuchado. Se encontrará a gusto y contara con detalle todo lo que queremos saber. Por lo tanto la comunicación no verbal del técnico de recursos humanos en una entrevista también es un elemento para escuchar atentamente las palabras de nuestro posible compañero de trabajo.

Los silencios expresan reflexión y aparentar que se coincide con las explicaciones del candidato, consigue alentar las respuestas.  En caso de duda, reformule las preguntas explicando que tiene interés en comprender lo que le están contando.

Probemos a escucharnos y preguntar en los comentarios a este post.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo