.......... ........ ......... ....... .......

Airbag para bicis (y lo importante es la elegancia).

10 de septiembre de 2012



Aunque el uso del casco para los ciclistas comienza a ser obligatorio en algunos países, lo cierto es que cuando se trata de ir al trabajo en bici, bien sea por ahorrar o por responsabilidad con el medio ambiente, son muchos los usuarios de bicicletas que no usan el casco en el centro de la ciudad por un único motivo, el estético. Digamos que de poco te serviría pasar unos minutos peinándote si posteriormente te colocas un casco.

Ahí es donde entró en 2010 una empresa sueca que vela por la seguridad de los ciclistas. El invento desarrollado por varios emprendedores, vende la seguridad a través de un airbag para ciclistas, pero con el valor añadido de que no te despeinará (si no tienes un accidente) y además, hará juego con tu ropa, ya que es discreto y se puede elegir en distintos formatos y colores.



El "Hövding" (así es como se llama este invento) es un casco ergonómico que cumple con todos los requisitos de seguridad y que no tiene apariencia de casco, si no más bien de collar, ya que se lleva alrededor del cuello.  El collar contiene un airbag plegado que sólo es visible cuando tienes un accidente. El airbag está diseñado como una campana que encierra y protege la cabeza del usuario. El mecanismo de liberación es controlada por sensores que detectan el movimiento anormal del ciclista en un accidente.

Airbag para bicis


En caso de impacto o caída del ciclista (movimiento anormal del ciclista), el airbag se activa por sensores acelerómetros y giroscopios. Los sensores envían entonces una señal al generador para activar una explosión de gas controlada que infla el airbag creando en una décima de segundo una cápsula que rodea la cabeza del accidentado. Puedes ver el siguiente vídeo donde se hacen las pruebas del airbag.



El airbag tiene una batería con una autonomía de unas 18 horas, recargable por USB y dispone de una caja negra que graba hasta 10 segundos desde que se dispara, para posteriormente tener la oportunidad de enviarlo a los fabricantes en caso de error en la ejecución.

Algunas "lagunillas" de este invento.

La principal tara que tiene este invento es que, como podemos apreciar en el vídeo, ante un impacto frontal, nada evitará que nos rompamos la nariz y dientes, ya que no cubre la parte frontal de la cabeza.

La segunda es el precio, que oscila entre los 400 y 600 euros, y del mismo modo que los airbag tradicionales, una vez se usa, hay que reemplazarlo al quedar inservible.

La tercera sería lo que este aparato considera que es movimiento anormal, por lo que deducimos que no sería muy útil para hacer uso en las circuitos de montaña.

Por lo demás, ciertamente es estético y deduzco que en invierno no necesitarás bufanda. Desconocemos la aceptación y/o volumen de ventas que tiene esta empresa con estos airbag. La pregunta sería... ¿Tú lo comprarías?.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo