.......... ........ ......... ....... .......

Eike Batista: De aspirante a hombre más rico del mundo a luchar por su supervivencia económica.

13 de julio de 2013



Hace unos años, Eike Batista entraba en la lista de los 10 hombres más ricos del mundo y advertía al mexicano Carlos Slim  que limpiara el espejo retrovisor derecho y el izquierdo también, ya que no sabía exactamente por qué lado lo iba a adelantar. Hoy, este empresario brasileño lucha por mantener sus endeudadas empresas, y según la BBC, su patrimonio se ha devaluado más de 30.000 millones de dólares de los anteriores 34.500 millones que poseía. Su fortuna actual se estima en 2.900 millones, que si bien no está nada mal, podría ir a la quiebra total si sus empresas no vuelven a ganarse la confianza de los mercados.

Los inicios de este empresario fueron a los 25 años, donde ganó sus primeros 6 millones de dólares en 1980 en el negocio de la compra de oro a los productores de la Amazonia para su posterior venta en Río de Janeiro.

Sus empresas estaban asociadas a sectores como el petróleo, energía, puertos y minería, sectores que tuvieron una buena época debido a la revalorización de las materias primas, lo que le llevó a adquirir minas por los diferentes países del mundo y crear uno de los mayores imperios con su grupo EBX, el cual, según Bloomberg, se encuentra sobre-endeudado y en serias dificultades.

Si bien el optimismo es necesario para los negocios, muchos expertos consideran que Batista ha cometido un error de exceso de optimismo, que le ha llevado a bajar la guardia e incluso ha pecado de arrogancia.

Eike Batista es una persona ambiciosa cuyo objetivo desde joven era amasar una gran fortuna. El nombre de  sus diferentes empresas siempre acaba en X, lo cual significa, dicho por él mismo, que es la X de multiplicación, de crecimiento y prosperidad empresarial.

Ahora, con su empresa OGX habiendo perdido un 90% de su valor bursátil, las dudas recaen sobre todo su conglomerado empresarial. Las pérdidas bursátiles del grupo se calculan en unos 60.000 millones de dólares y nadie sabe cómo acabará la historia de este empresario que aspiraba al título de hombre más rico del mundo.

Como podemos ver, llegar al éxito es complicado, pero una vez se llega, quizás lo más complicado sea mantenerlo.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo