.......... ........ ......... ....... .......

Trabajar como vendedor de seguros comenzando con un contrato mercantil. Respondiendo...

19 de septiembre de 2013



El trabajo de vendedor de seguros, bien sea en nómina para una compañía o por nuestra cuenta, puede ser muy rentable a largo plazo, y rara vez es viable a corto plazo (cuando lo iniciamos por nuestra cuenta). Algunos usuarios nos preguntan sobre algunas empresas que ofrecen un trabajo de comercial de seguros en los que durante los 3 primeros meses será a modo de prueba y estarán en modalidad de contrato mercantil. Una vez pasados esos 3 meses, se les contratará en nómina. La pregunta es si son de fiar este tipo de ofertas o por el contrario es una especie de engaño.

Por un lado encontraríamos empresas que actúan de buena fe, aún haciendo un contrato mercantil durante un periodo inicial, y como suele ocurrir, también encontraríamos otras empresas que juegan con el engaño. Pero primero veamos el por qué una empresa podría poner estas condiciones.

Suponiendo que una compañía de seguros busque a un vendedor, es normal que la empresa quiera asegurarse de que el vendedor o comercial que va a contratar es un buen profesional, y que no sólo va a probar suerte y cobrar el primer o segundo mes para luego marcharse. Este tipo de vendedores han costado mucho dinero a las compañías aseguradoras, además de enfrentarse a la mala imagen como empresa de tener caras nuevas muy a menudo.

En este caso es totalmente correcto que prueben al vendedor, se le pongan unos objetivos, y si los cumple, estando la compañía contenta con el trabajador, procederán a hacerle un contrato con pensamiento de tenerlo en plantilla.

Ahora veamos cómo se aprovechan otras empresas de ese "falso periodo de prueba con contrato mercantil".

Me consta que el sistema de algunas compañías aseguradoras es el mismo que las "tiendas de todo a cien" donde todos los meses contratan vendedores a través del contrato mercantil con la promesa de contratarlos pasados los 3 meses. Es decir, su negocio se encuentra en la constante "ida y venida" de nuevos vendedores.

Supongamos que te ponen un objetivo de 15 pólizas al mes para poder ser contratado una vez acabe el periodo de prueba. ¿Qué harás el primer mes?

Lo que hacen la mayoría. Le harás un seguro a tu padre, otro a tu madre, a tus 2 mejores amigos, tu primo y quizás al de la cafetería donde desayunas. Eso mismo es lo que hacen el resto de tus recientes compañeros. Así que el mes siguiente, probablemente no alcances tu objetivo y el tercer mes tampoco (si es que pasaste del segundo mes). Descubres que no es lo tuyo, y tus compañeros también. Vosotros abandonáis la empresa, pero las pólizas que firmaron tus familiares y amigos ya las tiene la empresa. Al mes siguiente entra un nuevo "reemplazo" de vendedores y vuelta a la rueda.

También me consta que hay compañías serias que buscan un vendedor con experiencia y que tenga muy claro en qué consiste el trabajo. Lo contratan y lo forman con la idea de que forme parte de la empresa. De esta forma, tanto empresa y trabajador saben que la tarea de vendedor en este gremio será dura y de largo plazo, pero asentando bases, habrán hecho una buena inversión en esta persona.

¿Y en forma de negocio?

Este tipo de negocio puede ser muy rentable en el largo plazo, aunque es uno de esos negocios que hay que comenzar a tiempo parcial antes de dedicarte exclusivamente a ello. Con el paso del tiempo, puedes hacerte con una buena cartera de clientes, y al igual que las acciones, recibirás dividendos, pues de cada póliza que tengas de clientes antiguos que sigan contigo, recibirás anual o trimestralmente el pago por las renovaciones de las pólizas o primas.

Algunas personas han hecho carteras de clientes gigantescas, las cuales han llegado a vender a otros agentes de seguros o grandes compañías. Otros, con el tiempo llegaron a crear su propia firma de seguros.

Del mismo modo, algunos comerciales que han comenzado en este negocio, lo han hecho comprando directamente una cartera de seguros de algún vendedor que está pensando en jubilarse.

Aunque probablemente no hayamos dicho nada nuevo, esperamos al menos haber aclarado las dudas de algunos lectores que nos preguntaban sobre este asunto. Si alguien tiene cualquier pregunta, no dude en hacérnosla llegar.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


2 comentarios

  1. Como experta en el difícil mundillo de los seguros y habiendo contratado a algunos vendedores, en la empresa se tomó la decisión de no contratar a nadie sin antes haberlo probado durante algún tiempo. Si supieras la cara de tontos que se nos quedaba cada vez que le dedicábamos 6 y hasta 12 meses preparando a una persona, pagándole religiosamente aún sin tener resultados, para que en cuanto le sale otro trabajo te de una patada...
    Algunas comerciales desconfían de las empresas al poner la palabra contrato mercantil, pero es que ese contrato mercantil está porque ya son las empresas las que no se fían de los vendedores.

    Aún así, buen artículo y muy correcto todo lo que habéis mencionado. Me encanta leer vuestras publicaciones. Seguid así.

    ResponderEliminar
  2. Hoy vendo hasta mi madre..19 de septiembre de 2013, 3:21

    El sector de los seguros ya está muy quemado. Mucha competencia de otras compañías además de competencia desleal por parte de los bancos.

    La mayoría de los clientes tienen más seguros de los que creen tener. El banco les obliga a hacerse un seguro por renovar una línea de crédito o les dice que le conceden un no se que a cambio de que aseguren el coche con ellos. Eso debería estar prohibido, pero ahí están.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo