.......... ........ ......... ....... .......

Una forma fácil de ser más inteligente (y gratis).

7 de abril de 2014



Cualquier persona puede ser más inteligente de lo que hoy día es, pues la inteligencia es modificable. De hecho, existen numerosos programas de entrenamiento para la inteligencia con resultados más que probados y adaptados para todas las edades. Si anteriormente hemos visto cómo cualquier persona a través del entrenamiento puede ganar en memoria, ahora nos vamos a algo mucho más básico, como es el ejercicio.

Las recientes investigaciones muestran cómo el ejercicio ayuda a nuestro cerebro a resistir la contracción física y mejorar la flexibilidad cognitiva. Cuando hablamos sobre los hábitos del éxito, casualmente encontramos cómo todos los grandes empresarios y CEOs de éxito, coincidían en la importancia y necesidad de practicar ejercicio.


Imagen: Ingrid Romero
Según Gretchen Reynolds, autor de "Los primeros 20 minutos (The First 20 Minutes..), el ejercicio mejora tu salud, prolonga tu longevidad, y además, te hace mucho más inteligente. Y hoy día, la ciencia corrobora esta afirmación.

La explicación es que el cerebro es un tejido, y así como cualquier otro tejido, el abuso, la falta de uso, y en especial, con la edad o innacción, hace que su rendimiento disminuya. El hipocampo es la parte del cerebro dedicada a la memoria y aprendizaje, una parte del cerebro que a medida que pasan los años a partir de cierta edad, suele perder un porcentaje del volumen total, por lo que con el paso de los años, perdemos capacidad de aprendizaje y memoria, sino hacemos nada para evitarlo.

Según las investigaciones, esta parte del cerebro actúa de la misma forma que los músculos, por lo que el ejercicio puede retrasar e incluso revertir la decadencia física del cerebro.

Hay un falso mito sobre el envejecimiento celular del cerebro, donde se dice que las células cerebrales, una vez perdidas ya no se pueden recuperar. No es cierto, según Reynolds, ya que dice que con el ejercicio se ayuda a recuperar esas células y se construye un cerebro más grande, donde las nuevas células cerebrales pueden llegar a ser incluso más eficaces.

El ejercicio parece conseguir unas neuronas más ágiles.

Pero entonces... ¿qué tipo de ejercicio y cuánto ejercicio es necesario para aumentar nuestra inteligencia?.

La mayoría de los estudios se han centrado en las actividades aeróbicas como nadar o correr, pero incluso el caminar puede marcar la diferencia. Un estudio demostró que las personas mayores que caminaban sólo 40 minutos 3 días a la semana, consiguieron mejorar notablemente su función intelectual y capacidad de memorización.

Si nos alejamos de los estudios científicos, la mayoría de empresarios y CEOs coinciden en que hacer ejercicio les libera de tensiones, estrés, y les ayuda a tomar decisiones más correctas. Quizás sea en cierta medida porque el ejercicio ayuda a liberar toxinas que de no ser expulsadas podrían estar paseando junto con el líquido que riega nuestro cerebro.

Por tanto, según los datos, el cerebro se puede trabajar tanto con ejercicios mentales como con ejercicios físicos, por lo que si empleamos ambas "terapias" simultáneamente ganaremos en calidad de vida e inteligencia.

Fuentes: The New York Times  |  Linkedin/Jeff Haden  | Scientific American







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo