.......... ........ ......... ....... .......

Un nuevo estudio ataca a la teoría de 10.000 horas de práctica para el éxito.

7 de julio de 2014



Basándose en el viejo dicho de Aristóteles, "somos lo que repetidamente hacemos", la regla de las 10.000 horas de práctica es atribuida a Malcolm Gladwell, el hombre que elaboró una brillante teoría donde mostraba que Goliat era el débil cuando se enfrentó a David.

La teoría de Gladwell se basa en el principio de que una persona necesita un mínimo de 10.000 horas de práctica deliberada en su profesión para alcanzar el nivel de maestría profesional que le ayude a tener éxito en su carrera.

Gladwell siempre ha sostenido que el tener esas 10.000 horas de práctica deliberada temprana fue lo que llevó a los Beatles a convertirse en el grupo más grande de todos los tiempos, así como esas 10.000 horas ayudaron a Bill Gates a convertirse en el hombre más rico del mundo.

Pero ahora, un nuevo estudio de Princeton, asegura que las 10.000 horas de práctica no influyen en según la temática o habilidad que queremos desarrollar. Aunque ayudan, no te garantizan el éxito con respecto a otra persona con menos práctica pero con otros "condimentos".

Los investigadores de Princeton han llegado a la conclusión de que cuando se analizan esas 10.000 horas de práctica en diferentes facetas (deporte, profesión...) la ventaja que puedes obtener puede ser de una media de un 12% de diferencia con respecto a tus adversarios.

(Leer: Qué puedes aprender hoy que te ayude a tener éxito en los próximos 5 años)

Las miles de horas de práctica deliberada únicamente predicen el éxito de una persona en campos con estructuras estables, como podría ser el ajedrez o el tenis, entre otros, ya que las reglas nunca cambian, y todo consiste en practicar y practicar.

El problema es que en el campo de los negocios, las reglas cambian continuamente para los empresarios, y probablemente cada día debas tomar decisiones para las que no estabas preparado el día anterior.

En los campos más inestables, la práctica únicamente te hace mejorar, pero no te da la perfección, pues nunca estarás 100% preparado para situaciones que aún no se han dado. Y es ahí donde el éxito, además de la práctica, requiere de pasión, empuje, acción y talento, por no hablar de la resiliencia, que es la capacidad de sacar lecciones de los fracasos y salir fortalecido.

Las 10.000 horas de práctica, según este estudio, te darían la siguiente ventaja:

  • En los juegos, un 26%.
  • En la música, un 21%
  • En el deporte, un 18%
  • En materia de educación, un 4%.
  • En tu carrera profesional, un 1%.
Si tu carrera profesional consiste en poner sellos o atender un teléfono, las 10.000 horas está claro que no te darán una ventaja, sino que te cansarán.

Claro que tampoco subestimes una ventaja de un 18% en el deporte o en rentabilidad en bolsa. Es más, un 1% de ventaja marca la diferencia entre ganar o perder, y por tanto, la diferencia entre el éxito y el fracaso.

¿Pero qué hay de aprovechar la oportunidad?

Tanto Glodwell como en el estudio de Princeton se olvidan del valor de la oportunidad. Y ojo, tener una oportunidad, no necesariamente significa tener más suerte, pues como dice el dicho: "Sólo cumplen sus sueños aquellos que cuando llega la hora saben estar despiertos".

Algunas personas no aprovechan una oportunidad porque están preparándose o entrenando para salir a buscar mañana esa oportunidad que hoy están rechazando, por lo que ser decididos, probablemente sea más importante que las horas de práctica, como también es más importante la tolerancia a asumir riesgos.

¿Si Bill Gates hubiera nacido 10 después, le hubieran ayudado sus 10.000 horas de práctica para convertirse en un multimillonario empresario?, probablemente no, ya que el mercado lo tendría copado Steve Jobs (Apple), y probablemente ya no hubiera podido entrar Microsoft.

¿Si Warren Buffett hoy tuviera 20 años, podría realizar esas inversiones tan rentables que hizo en su época?. A estas alturas del mercado, no dudo que ganara dinero, pero incluso Coca-Cola comienza a estar sobrevalorada hoy día. Hay que aprovechar la oportunidad.

Por tanto, además de las 10.000 horas de práctica necesarias, con las que estoy muy de acuerdo, por ejemplo, para la profesión en ventas, ¿qué otras habilidades o condimentos se necesitan para tener una ventaja competitiva en nuestra carrera o los negocios?. Esa creo que es una gran pregunta.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo