.......... ........ ......... ....... .......

Cómo comenzar tu idea de negocio si no tienes nada de dinero al inicio y conseguir que funcione.

17 de septiembre de 2014



Aunque suene a cliché, el hecho de comenzar tu idea de negocio sin ningún tipo de inversión inicial al carecer de fondos, puede hacer tu empresa mucho más sólida en caso de salir adelante, pues es señal de que ha tenido un crecimiento sano. El comenzar un negocio con dinero en exceso ha demostrado no ser sinónimo de éxito, aunque claro.... un punto intermedio no estaría nada mal.

Ya dimos hace tiempo 10 sencillos pasos para comenzar un negocio sin dinero, con los típicos consejos de comenzar tu idea aún cuando estás trabajando, usar los medios tecnológicos gratuitos que hoy día tenemos a nuestro alcance, etc... también disponemos de la financiación a través de crowdfunding.

Pero lo más importante a la hora de comenzar nuestra idea de negocio, es sencillamente comenzarla, y comenzar a andar. "No importa que no veas el camino completo. Comienza a andar y el camino se irá abriendo conforme camines" (alguien dijo ésto).
Ante esta pregunta en un hilo de Quora, voy a usar la respuesta de James Altucher, el cual explica cómo inició su primer negocio sin nada de dinero y consiguió venderlo por unos cuantos millones. También vamos a poner algunos otros ejemplos, y en posteriores artículos entraremos más a fondo en algunas historias que me han llamado la atención sobre esta temática.

La historia de mi querido y admirado Altucher es la siguiente:

"Cuando comencé mi primer negocio, Reset Inc, no tenía dinero, no tenía ningún producto, ni tampoco empleados. Sólo contaba con la ayuda de mi hermano, y tanto él como yo teníamos un empleo a tiempo completo.

Sabíamos hacer una cosa que nadie sabía hacer tan bien como nosotros. Era 1994 - 1995. Sabíamos hacer una página web de calidad. Sabíamos cómo diseñarla y sabíamos cómo hacer toda la programación para hacer el sitio web útil.

Buscamos a un primer cliente, pero apuntando alto. Nos enteramos que American Express necesitaba un sitio web, por lo que le ofrecimos nuestros conocimientos y profesionalidad, y nos contrataron por 250.000 dólares de presupuesto.

Aquello nos ayudó a conseguir otros clientes como la Warner, HBO y Ed.com. Alquilamos algunos diseñadores y programadores e hicimos más sitios webs. Y más sitios. Las discográficas, estudios de cine, startups, y así sucesivamente. 

Nuestros ingresos estaban creciendo un 10 y un 20 por ciento al mes. Nuestro negocio había sido rentable desde el primer día".

Como algunos recordaréis, Altucher es de la opinión de que un negocio de éxito nunca debe basarse en servicios, sino en productos, pues los clientes valoran los productos, pero lo cierto es que una empresa basada en servicios conlleva menos costes variables. Según Altucher, aquel negocio únicamente tenía un gasto fijo, que era el alquiler de una oficina.

Pero en el largo plazo, debes buscar la forma de ofrecer algún producto que acompañe al servicio. Tenían una empresa muy rentable, pero hasta que no construyeron y comenzaron a vender su propio software, aquella empresa no tuvo ningún valor de mercado.

Una vez tenían una gran cartera de clientes, Altucher vio claro vender aquella compañía, y aunque nunca ha dicho la cifra exacta por la que la vendió, sí que se calcula en millones. De hecho, fue una operación muy conocida, ya que vendió la empresa poco antes de estallar la burbuja de las puntocom. Aquella empresa se fue al traste tras la debacle de las tecnológicas.


Lección de emprendimiento de esta historia:

1. Si tienes una idea de negocio, ejecútala.
2. Si no tienes dinero para ejecutarla, ejecútala sin dinero.
3. Sólo debes tener un talento o algo que se te dé bien hacer para ofrecerlo y ganar dinero con ello.
4. Siempre y cuando, la gente esté dispuesta a pagar por eso que tú sabes hacer.
5. Tu plan de negocio primario es buscar un primer cliente.
6. Tu siguiente objetivo es buscar un segundo cliente.
7. Ahora cambia tu plan de negocio: busca 2 ó 3 clientes más y repite la jugada tantas veces como te sea posible.
8. Cuando no puedas hacer tú solo todas las tareas, es hora de buscar ayuda.
9. No contrates al principio, alquila (Freelance, trabajadores independientes, subcontratación de empresas, etc...)
10. Conforme vayas necesitando para expandir tu negocio, comienza a contratar a profesionales.
11. Cuando la empresa sea rentable y desconozcas su futuro, véndela. No te la quedes.

Cuando hay beneficio es más sencillo obtener financiación.

Venderle una idea de negocio a un grupo de inversores para que la financien es un coñazo cuando únicamente tenemos un proyecto.

Ahora bien, cuando presentamos a un grupo de inversores una idea que ya está generando beneficios y podemos explicar de dónde provienen esos ingresos, ya es otra historia, pues estamos ofreciendo una empresa rentable a inversores que saben están invirtiendo en algo más seguro, y por lo que no les pesará tanto invertir en la idea.

El portal de anuncios clasificados Craiglist comenzó en 1995, y no pidió financiación hasta el año 2004, una vez ya eran grandes y famosos, por lo que los primeros años buscaron la forma de darse a conocer sin ningún tipo de inversión, y más adelante financiaron su crecimiento a través de fondos propios.

La empresa de Software Atlassian se fundó en 2002, y durante muchos años se ha estado autofinanciando, hasta que en el año 2010 levantó 60 millones en una ronda de financiación para expandir su modelo de negocio.

Hay cientos de ejemplos de empresas que han esperado a pedir dinero hasta que han demostrado que podían ganar grandes sumas de dinero con su idea.

El caso de My Little Paris.

El caso de este sitio web me llamó gratamente la atención cuando supe de él.

Una chica francesa llamada Fanny, un día envió un correo electrónico a unas 50 novias, y 3 años más tarde tenía más de 800.000 suscriptores a su boletín, y la créme de la créme de las marcas de lujo francesas se encontraron negociando con ella para tener la oportunidad de llegar a sus suscriptores, los cuales eran de un nivel socio-cultural alto.

Y todo ello lo logró sin nada de inversión o marketing.

My Little París es la prueba de que una idea de negocio simple puede tener éxito si conoces a tu público, y cómo a veces, los grandes conocimientos tecnológicos no siempre superan a un negocio simple y básico como es este simple portal que aún no recibiendo las visitas de otros grandes portales, se dice que factura más de 1 millón de euros.

Después tuvo la idea de comenzar a ofrecer un producto, que ella llamó "mi cajita". Únicamente es una caja de golosinas temáticas, y según publicaban en Huffingtonpost, esa cajita le ha ayudado a duplicar los ingresos en poco tiempo.

Por tanto, podemos comprobar que la mejor receta para comenzar una idea de negocio sin nada de dinero, es comenzarla y ser creativos. A veces no es necesario ser innovador o muy original. Algo sencillo basta. En otras ocasiones, en un nuevo mercado podemos aprovechar el hecho de ser pioneros en ofrecer algo como expertos en la temática.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo