.......... ........ ......... ....... .......

11 Secretos de las personas Irresistibles.

16 de junio de 2015



Algunas personas irradian energía, felicidad y confianza, sin importar lo que les falte. Incluso las personas más escépticas se encuentran enamoradas de la personalidad de este tipo de personas.

Estos individuos, a menudo, son lo mejor de la vida de otras personas. Ellos son a los que se acude en busca de ayuda, consejo o compañerismo.

No podemos tener suficiente de ellos, y nos quedamos preguntándonos , ¿Qué los hace tan irresistibles?

La diferencia es, que su sentido de la autoestima viene desde dentro.

No vamos a hablar de ser atractivos, pues de eso ya hablamos en nuestro artículo: 16 formas de ser más atractivo. En esta ocasión, nos enfocamos al atractivo de la personalidad.

Las personas irresistibles no están en constante búsqueda de la validación, porque son lo suficientemente seguras de sí mismas. Hay ciertos hábitos que persiguen todos los días para mantener esta perspectiva saludable.


Ser irresistible no es pura suerte, Travis Bradberry, Coautor de Inteligencia Emocional 2.0 y Presidente de TalentSmart, nos da algunos de  los hábitos de la gente irresistible para que puedas utilizarlos en tu beneficio.

1. Tratar a todo el mundo con respeto.

Ya sea hablando con sus mejores clientes o con un camarero que les toma nota de lo que van a tomar, una persona irresistible es infaliblemente cortés y respetuoso. Las personas irresistibles tratan a todos con respeto, porque creen que no hay una persona más importante que otra, y que todas las personas son iguales sin importar su posición económica, sexo, raza, religión...etc.


2. Siguen la regla de platino.

La regla de oro de tratar a los demás como deseas ser tratado, tiene un defecto:  supone que todas las personas quieren ser tratados de la misma manera. Ignora que las personas están motivadas por cosas muy diferentes. A algunas personas les gusta el reconocimiento público, mientras que otras odian ser el centro de atención.

La regla de platino corrige ese defecto. Las personas irresistibles son capaces de saber lo que la otra persona quiere, y se ajustan a su comportamiento y estilo para hacer que otros se sientan cómodos.

3. Zanjan la pequeña conversación.

No hay forma más segura para evitar una conexión emocional que se forma durante una conversación, que pegar una pequeña charla. Cuando te acercas como un robot a las personas con una pequeña charla, ésto pone su cerebro en piloto automático y les impide tener algún tipo de afinidad contigo.

Las personas irresistibles crean una conexión y encuentran la profundidad cada día, incluso en las pequeñas conversaciones. Su verdadero interés en otras personas hace que sea fácil para ellos hacer buenas preguntas y relacionar lo que les dicen a otras facetas importantes en la vida de la persona con la que hablan.

4. Se enfocan en las personas más que en cualquier cosa.

Las personas irresistibles poseen un interés auténtico por todos los que los rodean. No pasan mucho tiempo pensando en sí mismos. Ellos no se obsesionan con lo bien que están, porque están ocupados centrándose en las personas con las que están. Es lo que hace que su forma de ser parezca sin esfuerzo.

Para trabajar este hábito en ti, trata de dejar el teléfono móvil a un lado y centrarte en la gente con la que estás. Concéntrate en lo que te están diciendo, la forma de responder les afectará. Cuando la gente te dice algo sobre sí mismos, el seguimiento con preguntas abiertas puede atraerlos más.

(Ver: Deja las cosas y las personas mejor de cómo las encontraste)

5. No se esfuerzan demasiado en hablar de sí mismos.

Las personas irresistibles no dominan la conversación con historias acerca de lo inteligentes y exitosas que son. No es que ellos están resistiendo la tentación de presumir. El pensamiento ni siquiera se les ocurre, porque saben cómo de desagradable es la gente que sólo alardea de lo que son o lo que tienen.

6. Reconocen la diferencia entre hecho y opinión.

Las personan irresistibles manejan temas polémicos y temas delicados con gracia y aplomo. Ellos no se asustan de compartir sus opiniones, pero que quede claro que son opiniones, no hechos. Ya sea discutir el calentamiento global, la política, calendarios de vacunación, o los alimentos transgénicos, la gente irresistible reconoce que muchas personas son tan inteligentes como para ver las cosas de manera diferente.

7. Son auténticos.

Las personas irresistibles son lo que son. Nadie tiene que quemar energía o capacidad intelectual tratando de adivinar su agenda o predecir lo que harán después. Lo hacen porque saben que a nadie le gusta la falsedad.

A la gente le gustan las personas auténticas, porque saben que pueden confiar en ellos. Es fácil resistirse a alguien cuando no sabes lo que realmente es y cómo siente realmente.

8. Tienen integridad.

La integridad es un concepto simple, pero una cosa difícil de practicar. Para demostrar la integridad todos los días, la gente irresistible sigue adelante, evitan hablar mal de otras personas y hacen lo correcto incluso cuando duele.

9. Sonríen.

Si quieres que la gente te encuentre irresistible, simplemente sonríe. Una simple sonrisa abre todas aquellas puertas que cierra la amargura o sensación de tristeza. La sonrisa no sólo es el gran arma del seductor, sino el mayor aliado de aquella persona que genera una buena impresión.

10. Hacen un esfuerzo para lucir lo mejor posible.

Hay una enorme diferencia entre ser y estar presentable. Las personas irresistibles entienden que hacer un esfuerzo para lucir bien es comparable a la limpieza de su casa antes de que llegue una visita: es un signo de respeto hacia los demás. Pero una vez que se han puesto presentables, dejan de pensar en ello.

11. Encuentran razones para amar la vida.

Las personas irresistibles son positivos y apasionados. Ellos nunca están aburridos, porque ven la vida como una aventura increíble y con una alegría que otras personas quieren ser parte de ellos.

No es que la gente irresistible no tenga problemas, sino que ven los problemas como obstáculos temporales. Cuando las cosas van mal, se recuerdan a sí mismos que un mal día es sólo un día, y mantienen la esperanza de que mañana, la próxima semana o el siguiente mes será mejor.

Las personas irresistibles han perfeccionado ciertas cualidades atractivas y hábitos que cualquiera puede adoptar como propio.

Ellos piensan en otras personas más de lo que piensan en sí mismos, y hacen sentir a la gente respetados y entendidos. Sólo recuerda: cuanto más te enfocas en los demás, más irresistible serás.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo