.......... ........ ......... ....... .......

8 Malos hábitos que te hacen parecer muy poco profesional y te restan credibilidad.

13 de julio de 2015



Nadie es perfecto. Todos cometemos errores de vez en cuando que nos hacen parecer poco profesionales. Es por eso que todos necesitamos un recordatorio, pues en el mundo de la empresa, todos necesitamos algo: credibilidad. Si la gente no confía en ti, si tus empleados no confían, si tus clientes no confían, no importa lo buen profesional que seas, porque si careces de credibilidad, estás poniendo en riesgo tu carrera o tu negocio.

Estos son 8 ejemplos (en ocasiones hábitos poco afortunados) de cosas que debemos evitar si no queremos parecer poco profesionales, y que están muy unidos a nuestra anterior publicación: "Cómo destruir lentamente tu carrera y tu reputación profesional"



1. La falta de palabra.

Los profesionales de gran valor tienen ante todo dos cosas: honor y palabra. Si le dices a alguien que harás algo, hazlo. De esa forma, la próxima vez que digas que vas a hacer algo, te creerán. Eso es credibilidad, tanto si hablamos de la entrega de un proyecto, lograr un objetivo o entregar un producto a tiempo.

2. Ser perezoso.

Hacer lo mínimo posible te hace parecer complaciente.

En lugar de eso, buscando responsabilidades en lugar de esperar a que te las impongan, le muestras a los demás que eres una persona con ganas de trabajar y que te preocupas por el futuro de la empresa.

3. Mirar a alguien del sexo contrario de arriba a abajo.

Todos somos humanos. Somos mamíferos. Nos damos cuenta de la fascinación que nos causan algunos miembros del sexo contrario por los que nos sentimos atraídos biológicamente. Sin embargo, esa misma humanidad también significa que debemos tener el control de nosotros mismos para mantener la "mirada de arriba a abajo" bajo control. Aunque cada vez es más común el hecho de faltar el respeto, sobre todo a una mujer al mirarla con lascivia, lo cierto es que cuando se piensa en un buen profesional, se suele requerir que piense más con la parte de arriba que con la de abajo.

Las empresas de éxito continúan siendo las que siguen respetando a los trabajadores, y el simple hecho de faltar el respeto en este sentido es motivo de despido en aquellas empresas que quieren prosperar generando un buen ambiente de trabajo y compañerismo.

4. Ser impuntual.

Llegar a tiempo es una cuestión de respeto. Con la tardanza frecuente estás demostrando que no valoras lo suficiente el tiempo de los demás. Esto te hará parecer una persona irrespetuosa e indiferente, y hará que los demás no confíen en ti.

Es más, la impuntualidad parece decir mucho de las personas (Ver: Radiografía de las personas impuntuales)

5. Secretos.

Claro, todos tenemos vida privada, pero la mayoría de las veces nuestros negocios están involucrados en ella. Si estás ocultando información importante a los empleados o clientes, no estás haciendo mucho por tu reputación como líder, y es probable que se pregunten si pueden confiar en ti.

6. Promesas exageradas.

Un vendedor realmente brillante dijo una vez que el arte de la venta es "hacer la promesa máxima que puedas, en consonancia con tu capacidad para ofrecer". Los empresarios suelen presionar sobre esto, pero la clave es asegurarse de que estás seguro de que con el tiempo serás capaz de cumplir tus promesas.

Si no cumples con tus promesas, estás creando una reputación de ser una persona poco fiable.

(Ver: 10 palabras que debes borrar de tu vocabulario en la empresa)

7. El engaño y la mentira.

Estas dos son obvias. El ex-presidente de Estados Unidos, George W.Bush dijo una vez: "Si me engañas una vez, la culpa es tuya. Si me engañas dos veces, la culpa es mía".

Como dice Warren Buffett: "puedes tardar 20 años en construir una buena reputación. Y la puedes perder en sólo 1 minuto".

8. Desorganización.

Cualquier persona que recibe más de 1.000 correos electrónicos al día, probablemente, entra en esta categoría. Como la mayoría de nosotros, los clientes esperan que se les responda rápidamente. Ellos quieren que seas capaz de resolver sus problemas. Si no estás en control de tu propia situación, se preguntarán cómo puedes mantener el control de las suyas.

Algunos hombres de negocios han reconocido que saben si van a hacer negocios con alguien únicamente viendo el orden de su oficina.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo