.......... ........ ......... ....... .......

4 datos curiosos que probablemente no sabías que querías conocer.

5 de enero de 2016



La economía puede llegar a ser muy aburrida, sobre todo para los no economistas. Pero lo cierto es que las leyes de la economía están presentes en cada área de nuestra vida cotidiana. Y eso explicaría el éxito de Superfreakonomics, pues sus autores han "fabricado" 2 best seller haciendo la economía algo divertida y curiosa, explicando algunas cosas que, como dicen los autores, no sabías, y otras que probablemente no sabías que querías saber. De hecho, incluí ese libro en nuestra lista de libros que te harán más inteligente.

Y desde luego, también podemos sacar algunas conclusiones de estos datos cuya aplicación ya depende de cada cual.

1. ¿Por qué los días de lluvia hay menos taxis? Y no es por lo que crees.

En principio, la respuesta a esta pregunta podría resultar obvia: los días de lluvia hay menos taxis porque la gente los solicita más, y al haber más demanda, la oferta se limita, es decir, nos cuesta más trabajo coger un taxi porque casi todos están ocupados.

Pero lo cierto es que ese dato, según los autores de Superfreakonomics es erróneo, y a través de ciertos estudios llegaron a la conclusión de que a pesar de que los días de lluvia, hay más demanda de taxis y los taxistas podrían ganar mucho más dinero, realmente los taxistas trabajan menos. Hay más gente solicitando un taxi, pero muchos menos taxistas, porque ya se han ido a casa.


Y es que la mayoría de los taxistas se ponen un cupo de dinero diario, y una vez lo alcanzan, dejan de trabajar. Algo poco inteligente, pero parece ser que es un planteamiento más común de lo que parece en este gremio.

Es decir, si un taxista normalmente debe trabajar cualquier día 10 horas para ganar 60€, un día de lluvia, podría ganar esos 60€ en 4 horas. Pero en lugar de aprovechar ese día para duplicar o triplicar las ganancias diarias, decide irse a casa antes y ganar más tiempo libre en lugar de más dinero.

Poca visión comercial, pero respetable. Así que si algún día estás buscando un taxi en mitad de un tormentazo, y no hay suerte, recuerda.... no es que haya más gente subida a un taxi, sino que la mayoría de los taxistas están en casa.

2. Las prostitutas con chulo ganan más que las prostitutas independientes.

La figura del chulo, en la actualidad, está algo prostituida (nótese la ironía). Cuando empleamos la palabra chulo, se nos vienen a la cabeza connotaciones negativas y la figura de un explotador de mujeres, pero lo cierto es que esa figura no siempre ha tenido esas connotaciones negativas.

Supongamos que tú tienes un negocio, y me contratas a comisión. Por cada producto que venda, me das una comisión. Por cada cliente que te traiga, me das una comisión. Pues bien, la prostituta tiene un negocio en el que vende o alquila un producto (su cuerpo), necesita clientes y, en muchos casos, protección. También necesita marketing, y a menudo, un relaciones públicas.

Y esa era la figura de lo que conocemos como el chulo: un protector y un relaciones públicas. Claro que siempre existirá el explotador y abusador que da mala fama al gremio de los chulos.

¿Por qué gana más la prostituta con chulo que la independiente?

Según los autores de Superfreakonomics, las investigaciones a pie de calle revelaron que la prostituta con chulo cobraba más por servicio que la independiente, en primer lugar, porque el chulo se encargaba de buscar clientes a los que intentaba cobrar el máximo precio posible, y no siempre aceptada a todo tipo de clientes. Ante todo, era un relaciones públicas que a menudo, tenía buenos contactos.

Además, las prostitutas con chulo solían tener muchas menos agresiones en su oficio, pues los clientes sabían que estaba protegida.

Cuentan la historia de un burdel donde las prostitutas que trabajaban bajo el mando de la dueña del burdel, acabaron siendo literalmente millonarias gracias a la estrategia de marketing de la madame, la cual generó una marca de lujo con sus chicas. Algo muy difícil de conseguir para una prostituta independiente.

Prostitutas con madame y en un burdel de prestigio, siempre ganaban mucho más que las prostitutas independientes y tenían más seguridad en el trabajo.

Es por eso que para acabar con las mafias, el mayor golpe que se les podría dar, sería legalizar la prostitución, y de esa forma, tendríamos a prostitutas independientes por voluntad propia, y empresas legítimas dedicadas a la prostitución. En cualquier caso, mejoraría la economía del país con algo que nunca va a dejar de existir.

3. La solución para detener el cambio climático sería dejar de comer carne.

No es la primera vez que escucho esta teoría. Hay científicos convencidos de que el Dióxido de Carbono no es el problema de la capa de ozono, pues el dióxido de carbono es convertido en oxígeno gracias a las plantas.

 El problema se encuentra, según el estudio, sobre todo en el metano. Aunque suene a broma, muchos coinciden en que las ventosidades de los animales (contiene metano) y los procesos para alimentarlos son más dañinos para el medio ambiente que toda la contaminación de los vehículos juntos.

7.000 millones de personas en el mundo demandan gran cantidad de alimentos, entre ellos, una gran mayoría la carne. A medida que el ser humano disminuyera el consumo de carne, mejoraría considerablemente lo relacionado con el daño al medio ambiente. Y probablemente también nuestra salud.

En el libro responden a otras cuestiones como "¿Por qué las tasas más bajas de mortalidad suelen coincidir con las huelgas de médicos? ¿Por qué los terroristas suicidas deberían hacerse un seguro de vida? (aunque este punto ya lo explicamos cuando hablamos del hombre que diseñó un algoritmo para localizar terroristas), o por qué se usa la quimioterapia para tratar ciertos tipos de cáncer cuando se ha demostrado que no es la solución para esos tipos de cáncer.

Y acabamos con otra curiosidad fuera de la economía.

4. La historia de Edipo no trataba sobre odio a tu padre y atracción por tu madre.

En psicología, el complejo de Edipo se usa para explicar unos ciertos celos hacia nuestro padre debido a una atracción por nuestra madre (lo sé, algo más complejo). De hecho, si le preguntamos a alguien quién era Edipo, la mayoría nos responderán: "Fue un tipo que mató a su padre para casarse con su madre". Pero no sería del todo correcto. Al menos no el mensaje que se intentaba transmitir.

La mitología usaba a Edipo como una forma de explicar que no podemos escapar de nuestro destino.

Y es que cuando Edipo nació, un oráculo vaticinó que ese niño mataría a su padre y se casaría con su madre, por lo que sus padres ordenaron matar a Edipo nada más nacer, pero el encargado de matarlo no tuvo valor para hacerlo y lo dejó atado a un árbol en una zona alejada.

Otro matrimonio encontró a Edipo y decidió adoptarlo. Cuando el niño se hizo mayor, comenzó a escuchar los rumores sobre la profecía que recaía sobre él: que mataría a su padre y se casaría con su madre.

Edipo creía que sus padres adoptivos eran sus verdaderos padres, por lo que ante la confirmación de que esa profecía era cierta, decidió huir para no hacer daño a su padre ni cometer un acto de incesto con su madre.

Durante el viaje de huida que decidió emprender, se encontró por el camino con cuatro hombres con los que entró en disputa. Sacaron las espadas, y Edipo los mató.

Llegó a la ciudad donde conoció a una mujer viuda de la que se enamoró. Y se casó con ella.

Más tarde se enteró de que uno de aquellos cuatro hombres que había matado era su verdadero padre, y la mujer con la que se casó era su verdadera madre.

Por lo tanto, mató a su padre sin saber que era su padre, y se enamoró de su madre sin saber que era su madre.

Lo de los griegos sí que eran buenos culebrones.

Ver: 11 datos curiosos sobre el dinero que probablemente no conocías







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo