.......... ........ ......... ....... .......

¿Por qué tu caro coche de lujo no impresiona a las personas inteligentes?

21 de noviembre de 2016



Es cierto que un gran segmento de la sociedad sigue presionando a las personas en este sentido, pues el coche que una persona conduce podría verse como una "carta de presentación", como un símbolo que refleja con precisión el nivel de éxito financiero de esa persona o lo que esa persona ha logrado en la vida.

Las personas inteligentes saben que eso no es así. Al menos no en la mayoría de los casos. Desde un punto de vista financiero, el coche es la peor inversión que puedes hacer en la vida, pues es el activo más devaluable que existe, un activo cuyo precio a futuro siempre tiende a cero.

El precio de la etiqueta de un vehículo no es un indicador fiable del éxito financiero en absoluto. Y los ejemplos los podemos ver por todas partes.


Jóvenes entre los 18 y los 25 años conduciendo un BMW y toda clase de vehículos de gama alta. No son conocidos por tener negocios de enorme éxito, y en muchos casos ni siquiera trabajos bien pagados (o trabajos a secas).

Por no hablar de que a menudo, muchos de estos jóvenes y no tan jóvenes tienen unos ingresos procedentes de actividades ilícitas, siendo lo menos inteligente el llamar la atención con un vehículo de alta gama.

Personas que trabajan de operarios en una fábrica o la construcción y que no llegan a los 18.000€ de ingresos anuales, pero tienen un biplaza bastante caro. ¿Se supone que eso nos debe impresionar?

Conozco a una pareja que estrenaron un Mercedes de 40.000€ (él) y un BMW Z4 (ella) en un momento en que su situación financiera parecía ir bastante bien si tenemos en cuenta la "inversión en movilidad" que realizaron. No volví a saber de ellos el día que el banco ejecutó la hipoteca de la casa en que vivían. Aunque desconozco la causa exacta que les llevó a perder su casa, probablemente, de haber conducido coches más modestos que no hubieran requerido pagos mensuales tan altos, quizás podrían seguir viviendo en su casa hoy día.

Así que claramente, no se puede determinar el nivel de éxito financiero o tamaño de la cuenta bancaria de una persona por el tipo de coche que tiene.

En muchos casos, lo que se puede medir desde un punto de vista psicológico es el nivel de inseguridad de una persona o lo influenciable que ésta pueda ser. No estoy diciendo que todo aquel que tenga un coche de alta gama sea una persona insegura e influenciable, pero sí puedo decir que si conduces un coche cuyo coste pone en peligro tu capacidad de ahorro o, en caso de perder tu trabajo mañana, no pudieras hacer frente a las letras del vehículo, has comprado algo que está por encima de tus posibilidades financieras. Y eso no es inteligente.

¿Por qué compramos coches que no nos podemos permitir?

Lo cierto es que la mayoría de nosotros podríamos comprar un vehículo de 30.000 ó 40.000 euros y pagarlo a plazos, pero personalmente, mi actual coche me costó 1.800€ de segunda mano, con 70.000 kilómetros y muy bien cuidado. ¿Y sabéis qué es lo mejor? Me lleva del punto A al punto B en los recorridos que hoy día necesito hacer. Lo hace igual que esos coches de 40.000€.

Antes me preocupaba a la hora de aparcar en ciertas zonas de la ciudad por si me rayaban el coche. Acaba teniendo un gasto añadido en parking. Incluso me molestaba si alguien se sentaba en el capó del vehículo. Ahora no me importa tanto si me lo rayan ni que se siente alguien en el capó. No tengo ninguna relación sentimental con el coche.

Y si alguien está pensando en que un coche de segunda mano sale más caro en cuestión de averías que uno de primera mano, creo que desmontamos ese pensamiento desde un punto de vista financiero. (Ver: ¿Por qué mantener tu viejo coche es más rentable que comprar uno de primera mano?)

¿Puedes soportar que tus amigos y conocidos presuman de super-coche y lo comparen con el tuyo?¿Puedes soportar comentarios jocosos porque no conduces un BMW?

En mi caso me importa un carajo. Hay quien critica mi punto de vista basándose en que no me gustan los coches y por eso no aprecio la potencia de un buen coche. Y es cierto, la verdad es que no entiendo mucho de coches a pesar de alcanzar el millón de kilómetros en carretera antes de los 30 años.

Pero sí entiendo y disfruto, por ejemplo, de la compañía de una mujer, y no por ello tengo necesidad de contratar los servicios de prostitutas de lujo (tampoco de las de gama media y baja 😊).

Finalmente, en un alto porcentaje de casos se usa el coche como herramienta para impresionar o por simple y costoso capricho, y en este caso no sé qué es más peligros desde un punto de vista de inteligencia financiera (o inteligencia a secas).

Mientras que muchos propietarios de automóviles de lujo continuarán cargando con los fuertes pagos mensuales del coche durante los próximos años para tener el privilegio de ir de la casa al trabajo con estilo y elegancia, el resto seguiremos conduciendo un vehículo por lo que es (una herramienta de desplazamiento) y usaremos el dinero que no gastamos para nuestros objetivos financieros  y alcanzar así la libertad financiera.

Por tanto, lejos de sentirte impresionado por una persona que conduce un vehículo de gama alta, pregúntate: ¿Lo tendrá pagado ya?¿Cuánto pagará de letra cada mes?¿Cuánto le quedará por pagar?

Y es que, aunque tengas un coche de segunda mano de 1.000€ de valor, en muchos casos acabas teniendo más coche que el propietario del vehículo de gama alta, el cual, lo único que tiene más que tú es 18.000 ó 25.000 euros más de deuda que tú.

Ver: Amigos: 11 razones por las que no voy a prestarte dinero







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo