domingo, septiembre 23, 2018
inversionesinvertir en bolsaTodo

Los 6 indicadores técnicos más usados para “adivinar” tendencias en bolsa.

Son muchos los indicadores técnicos que se pueden usar para intentar predecir si las acciones van a subir o van a bajar. ¿Superará la resistencia, respetará el soporte, continuará la tendencia alcista o se se dará la vuelta para convertirse en bajista?.

Todos queremos saberlo, y lo cierto es que hay indicadores que nos pueden ayudar a averiguarlo, o al menos, nos pueden dar unas pistas. Ningún indicador es efectivo al 100% por sí solo, pero es cierto que en ocasiones, cuando varios indicadores nos dan luz verde, la probabilidad de acierto aumenta y el margen de error disminuye.

No obstante, si bien la mayoría de estos indicadores técnicos se usan para el trading en intradía, los veo mucho más útiles para el trading en tendencia.

¿Cuáles son los indicadores técnicos más usados para predecir el movimiento de las acciones? Tendríamos…

  1. La media móvil.
  2. El MACD
  3. El RSI
  4. Volumen de negociación.
  5. Indicador Aroon
  6. Retroceso Fibonacci.

1. La media móvil.

 

Es el indicador preferido de muchos analistas, y aseguran algunos de ellos que es el más fiable. Por regla general, si la acción se sujeta por encima de la media móvil, hay posibilidades alcistas.

*Los datos y gráficos que voy a usar para los ejemplos, se corresponden con fechas pasadas no actualizadas, pero para explicar el tema de los indicadores son totalmente válidas.

Si se produce un cierre por debajo de la media móvil, la situación técnica se complica.

En el gráfico de Sacyr podemos ver algo muy reciente, y es que cuando avisamos de que Sacyr estaba a punto de despegar, fue porque el valor se había apoyado en la parte baja del canal que estaba dibujando y se produjo un cierre por encima de la media móvil.

A las pocas horas llegó la noticia de la venta del paquete de acciones del presidente de Sacyr, y se estropeó el aspecto técnico. Posteriormente cerró por debajo de la media móvil, perdió la parte baja del canal y aceleró la caída.

En este caso, tenemos 2 indicadores que son: un cierre por debajo de la media móvil y una rotura de la parte baja del canal. No obstante, por mi propia experiencia, la media móvil no sirve de nada por sí sola, ya que nos puede hacer perder importantes subidas y tardar en indicarnos que deberíamos salir del valor (Después volvemos con Sacyr).

¿Qué tipo de media móvil usar?

Lo primero para saber qué tipo de media móvil usar es irnos al histórico del índice o valor para ver cuál de ellas ha venido funcionando en el pasado.

Mientras que la media móvil de 200 sesiones ha funcionado bien para los índices, en algunos valores  la media móvil de 100 sesiones ha funcionado mejor.

Media móvil de 200 sesiones cruzando con la media móvil de 50 sesiones.

Gráfico SP 500

En este gráfico podemos observar cómo la media móvil de 200 sesiones ha estado sirviendo de soporte de la media móvil de 50 sesiones. En 2008, podemos ver lo que ocurre cuando la MM 50 S (azul) se cruza a la baja con la MM 200S (Naranja).

Provocó una tendencia muy bajista donde ahora, la MM 200S se había convertido en resistencia. (Podemos interpretarlo también como que la media de 200 sesiones se cruza por encima de la media de 50 sesiones).

Más adelante, a mediados de 2009, podemos ver lo que ocurrió cuando la línea azul se cruzó con la línea naranja al alza, provocando el mayor mercado alcista que hasta ahora ha tenido el S&P 500 en toda su historia.

Ahora se dice que el S&P 500 está muy sobrevalorado y que el mercado se ha vuelto loco, pues la tendencia, que técnicamente es claramente alcista, no se corresponde con los fundamentales de las compañías que ya comienzan a dar signos de desaceleración en sus resultados.

¿Cuándo se producirá la severa corrección que esperamos?.

Me atrevería a decir que en cuanto la línea azul se vuelva a cruzar con la línea naranja a la baja.

Media Móvil de 200 sesiones por sí sola.

Este gráfico corresponde al histórico del IBEX 35, donde podemos observar cómo la Media Móvil de 200 sesiones ha servido casi a la perfección tanto como soporte del índice como de resistencia.

Tras una larga tendencia alcista, el IBEX 35 chocó en varias ocasiones con la MM 200S, rebotando nuevamente y prosiguiendo su tendencia alcista. Tras un amago de rotura de la MM a finales de 2007, volvió a subir al alza.

Hoy día sabemos que aquello fue una trampa para osos y un engaño para los toros que compraron pensando que la fiesta iba a continuar, aunque podemos ver lo que ocurrió cuando finalmente la cotización cayó por debajo de la MM 200S, provocando una fuerte tendencia bajista donde ya actuó como resistencia.

Cuando la cotización rompió al alza, hubo un fuerte rebote. Entre 2010 y mediados de 2011, la Media Móvil dejó de tener fiabilidad, pero el MACD actuó perfectamente (claro que esto lo sabemos a toro pasado).

El caso es que tras la rotura de 2012 al alza, la MM 200S ha hecho de soporte para el IBEX 35.

Ejemplo con Facebook.

De la misma forma podemos observar en un valor como Facebook cómo inició una gran escalada alcista en cuanto las Medias Móviles se cruzaron al alza (Claro que fue acompañado de una serie de noticias positivas).

En la fecha que se hizo este gráfico (2014), la Media Móvil de 100 sesiones está haciendo de soporte en la cotización de Facebook, un soporte que ahora mismo está en peligro y que se agravaría técnicamente en cuanto la línea azul se cruce nuevamente con la línea naranja.

Conclusiones:

Las medias móviles gozan de cierta eficacia, aunque no exenta de amagos que nos podrían hacer caer en errores. También debemos tener en cuenta (como ya habréis observado), que si esperamos al cruce de medias, nos podemos perder una gran rentabilidad , pues éstas tardan en cruzarse una vez que las acciones ya han comenzado a adquirir la tendencia.

Por ejemplo, en el caso del IBEX 35, el índice llegó a tocar los 5.900 puntos, mientras que el momento de entrada en el mercado si hubiéramos seguido este único indicador, nos lo hubiera dado en la zona de los 7.500 puntos aproximadamente. Es decir, nos hubiéramos perdido gran parte de la fiesta.

2. El MACD.

El MACD es uno de los indicadores más usados por los expertos, sobre todo por los traders. Digamos que podría advertirnos del final de una tendencia y el principio de una corrección o de un rebote.

Para ello, este indicador de convergencia-divergencia de medias móviles utiliza dos líneas: la del indicador  y la de su media móvil (sign), y es el cruce de éstas las que nos proporcionan las señales de compra o venta del valor.

La verdad es que en este gráfico de Sacyr, podemos ver cómo el MACD ha funcionado perfectamente. Cada vez que la línea verde se ha cruzado con la línea negra, se ha producido un cambio en la tendencia.

Supuestamente, si seguimos este indicador únicamente, no deberíamos entrar en Sacyr hasta que se vuelvan a cruzar las líneas. No obstante, podemos ver cómo Sacyr presenta un soporte en la zona de los 1,22€. Si las líneas se cruzan cerca de esa zona, aumentamos las posibilidad de éxito en la entrada.

Claro que por último tenemos el tipo de vela que nos deja, la cual es una vela que podría reflejar un agotamiento de la caída o una vela neutra, lo cual quiere decir que si mañana el IBEX abriera en verde, Sacyr podría subir, pero si el IBEX continúa su caída, Sacyr podría volver a liderar las caídas.

El MACD también ha funcionado perfectamente con el IBEX35, cruzándose las líneas en este período de volatilidad.

La mayoría de expertos piensan que las subidas en el S&P 500 continuarán debido a que las líneas aún no se han cruzado a pesar de mostrar sobre-compra.

3. El RSI.

 

Para una inversión a medio plazo o averiguar una tendencia suele ser de los indicadores técnicos más fiafles (aunque no exente de retraso). El RSI hay que saber usarlo con cabeza.

El RSI nos indica que cuando llega  a 70, el valor está sobre-comprado y por tanto podría corregir. En la zona de 30 está sobre-vendido y por tanto, podría llegar un rebote.

He escuchado a muchos expertos decir que con el RSI por encima de 50, hay que estar alcistas y que se puede entrar sin miedo. Yo soy más partidario de entrar al valor incluso por debajo de 30.

Si consigues entrar en un valor cuando el RSI está en la zona de 20 o incluso por debajo, tarde o temprano, en un 95% de las ocasiones, las compras acaban entrando (siempre teniendo en cuenta el tipo de valor en el que entramos y hablando de una situación normal).

Como podemos ver en el gráfico del IBEX 35, a finales de Enero, el RSI llegó a 70 y el IBEX corrigió. En Febrero tocó la zona de 30 y el IBEX rebotó.

Mira dónde está el RSI ahora. En una situación normal de mercado, con la vela que dibujó en la última sesión y con el RSI habiéndose girado un poco al alza cerca de la zona de 30, el IBEX sería alcista en la próxima sesión, aún estando por debajo de la media móvil.

Claro que como dije al principio, hay que usar la cabeza y debemos tener en cuenta otros indicadores.

4. El volumen de negociación.

El volumen de negociación nos puede mostrar si una acción tiene fuerza en la subida o agotamiento, y por tanto nos puede avisar de que un cambio en la tendencia es inminente.

El bajo volumen de negociación durante una caída, nos puede indicar que la acción está haciendo un suelo, mientras que una fuerte subida en la negociación nos puede indicar el comienzo de una nueva tendencia.

Imagen: Bolsa Wall Street

En ocasiones, el hecho de que una acción suba un 15%, no necesariamente indica que haya positivismo en la subida, pues si el volumen de negociación ha sido muy bajo, a veces puede mostrar que el precio ha subido por un estrangulamiento en el valor.

Es por eso que las acciones menos populares son más volátiles; al tener una baja negociación. Sin ir más lejos, las penny stocks pueden subir hasta un 700% negociando únicamente 300 euros (30.000 acciones).

Ahora bien, si una acción sube con fuerza y va acompañada de una subida del volumen, probablemente la tendencia tenga fuerza al ser una subida seria.

Encontrar divergencias en el valor.

Si vemos una tendencia alcista en la cotización y una tendencia bajista en el volumen de negociación, ésto se conoce como divergencia. Y hay algunos inversores que dedican horas a buscar esas divergencias en los valores, pues a menudo, ver una divergencia te puede permitir anticiparte a lo que va a hacer la acción, y por tanto, aprovechar la tendencia para ganar más dinero.

Hay que entender ambos escenarios: para considerar que una acción tiene una tendencia alcista “formal”, debe tener mayor volumen de negociación en las subidas que en las bajadas, y a la inversa, en una tendencia bajista, el volumen en las caídas debe ser mayor que en las subidas. De lo contrario sería una divergencia que generaría dudas y anularía este indicador a la hora de tomar una decisión de inversión.

Un indicador más para intentar averiguar la fuerza de las tendencias. Si una subida tiene un volumen de negociación menor que el que tuvo en las bajadas, la subida podría no ser sana. Con las bajadas ocurre igual, y es que si se produce una bajada en la cotización con poco volumen, puede ser una mera e insignificante corrección.

5. Indicador Aroon.

Este indicador puede ayudarnos a identificar la fuerza de una tendencia y la probabilidad de que dicha tendencia continúe. Los inversores suelen buscar un movimiento por encima o por debajo de cero para intentar determinar si se está produciendo una tendencia.

Este indicador se compone de 2 líneas: “Aroon up”, que mide la fuerza de una tendencia alcista, y “Aroon Down” que mide una tendencia bajista.

Imagen: Bolsa Wall Street

Se considera que una acción está en una tendencia alcista cuando la línea Aroon-Up está por encima de 70 y de la línea Aroon down.

Por el contrario, la acción está en una tendencia bajista cuando el Aroon down está por encima de 70 y de la línea Aroon up al mismo tiempo. Asimismo, cuando ambas líneas están cerca una de otra y ubicadas en un rango entre los niveles 30 y 70, se dice que la acción está en una tendencia lateral, y por tanto, no hay una tendencia clara.

Explicado de forma más amena, una cruz por encima de cero indica una tendencia alcista, mientras que una cruz por debajo de cero indica una tendencia bajista.

También nos avisan del debilitamiento de una tendencia, cuando el Aroon up cae por debajo del nivel 50 (tendencia alcista se está debilitando), o cuando Aroon down cae por debajo del nivel 50 (se debilita la tendencia bajista).

6. Retroceso Fibonacci.

Aunque no vamos a entrar en detalle sobre la procedencia y significado de los números de Fibonacci, éstos se usan para intentar averiguar un posible soporte de una acción con probabilidad de que el valor rebote.

Después de un movimiento amplio tanto alcista como bajista, las acciones suelen corregir su precio. A veces corrigen un mínimo porcentaje antes de continuar con la escalada alcista, y en otras ocasiones la corrección se extiende algo más.

Imagen: PullBack

Los inversores pueden usar los números de Fibonacci para intentar predecir si la acción se va a detener en un nivel determinado del retroceso, haciendo soporte o resistencia y rebotar (cambiar la tendencia).

Una vez la acción encuentra apoyo en una línea de Fibonacci, lo más probable es que la acción reanude la tendencia que seguía antes de la corrección.

Si por el contrario la acción no aguanta en ese nivel del retroceso, el inversor debe esperarla en el siguiente nivel de posible resistencia o soporte.

Si la acción da la sensación de que está encontrando apoyo en un nivel, y al mismo tiempo tenemos luz verde en el indicador Aroon, así como el volumen acompaña a estos dos indicadores, lo cierto es que las probabilidades de equivocarse son bastante bajas. Si para colmo ya unimos la media móvil y ésta nos da luz verde, estaríamos ante un momento de entrada óptimo.

Este artículo pertenece a nuestra serie de artículos que forman nuestro curso de inversión y educación financiera gratuito.

Ver: Los mejores consejos de Warren Buffett sobre inversiones

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.