sábado, septiembre 15, 2018
educacion financiera

Qué es un fondo de emergencia y 5 razones para tenerlo – Educación financiera.

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, todo el mundo a modo individual o familiar, debería tener un fondo de emergencia para hacer frente a los imprevistos y reveses de la vida. Pero, ¿Qué es un fondo de emergencia en finanzas personales?¿De cuánto dinero debe estar compuesto ese fondo de emergencia?¿Cuánto tiempo debe cubrirnos?

¿Qué es un Fondo de Emergencia en Finanzas?

Es una cantidad de dinero que debemos tener apartada pero disponible (de forma líquida) para cubrir imprevistos y urgencias en nuestras finanzas para que, en caso de que mañana dejáramos de percibir ingresos, pudiera cubrir algunos meses nuestros gastos fijos. Cuando decimos que el fondo de emergencia debe ser líquido, nos referimos a que podamos disponer de él de un día para otro sin perder poder adquisitivo o ser penalizados por el rescate de este dinero.

Es decir, si un dinero destinado al fondo de emergencia lo tuviéramos en acciones, en caso de hacernos falta cuando las acciones han perdido valor, estaríamos perdiendo dinero en el momento del rescate. Por lo tanto, debe estar totalmente líquido. Ver la definición de activos líquidos y activos no líquidos.

¿Cuánto tiempo debe cubrir el fondo de emergencia?

Calcula los gastos y necesidades económicas que tienes cada mes: luz, agua, hipoteca, comida, etc… el fondo de emergencia debe ser capaz de cubrir esos gastos durante 12 ó 6 meses en caso de que no percibiéramos ningún ingreso durante ese período de tiempo sin necesidad de vender ninguno de nuestros activos.

Se calcula que más del 70% de las personas no tienen ahorros para cubrir más de 3 meses en caso de que dejaran de percibir ingresos mañana mismo. Y eso es una señal de que tus finanzas no están saneadas.

El no disponer de un fondo de emergencia, así como el alto endeudamiento, se encuentran dentro de los mayores errores que cometemos en nuestras finanzas personales.

¿Qué cantidad de dinero debemos ahorrar en dicho fondo de emergencia?

Siempre se habla de un mínimo de 3.000 ó 6.000 euros, pero si nos vamos al punto de arriba, el fondo de emergencia dependerá de nuestro estilo de vida actual. Algunas familias tienen un estilo de vida tan frugal que con tan sólo 3.000 euros podrían subsistir 6 meses. Otras familias tienen unos gastos fijos que harían que tener un fondo de 5.000 euros, no les cubriera ni dos meses.

Así que más que una cantidad de dinero estipulada de ahorro en el fondo, deberíamos estipular el tiempo que debe cubrirnos. Para tener un Fondo de Emergencia en condiciones y unas finanzas preparadas para catástrofes económicas, una vez calculados todos nuestros gastos fijos, debería poder cubrirnos al menos 6 meses.

Los principales motivos por los que hay que tener un fondo de emergencia serían:

Fondo de emergencia es como los socorristas

1. El factor psicológico ante el desastre.

Cuando hablábamos sobre cómo afrontar una crisis financiera personal, explicábamos que todo el mundo atravesará esa situación en un momento dado de su vida. El primer punto para hacerle frente era evitar el pánico y pensar de forma relajada e inteligente. Difícilmente conseguirás evitar el pánico si en el momento que sufres un revés, tus problemas financieros se te echarán encima en cuestión de semanas al estar viviendo al día.

Hay que evitar el tomar decisiones a la desesperada, pues rara vez esas decisiones llegan a buen puerto. Un fondo de emergencia te dará esa tranquilidad y estabilidad, además de la paciencia necesaria para elaborar una estrategia.

2. La pérdida del empleo.

Para perder tu empleo, únicamente necesitas tener un empleo. Algunos lo ven venir, mientras a otros les coge por sorpresa. Cuando nuestra situación económica va bien, es cuando debemos buscar fuentes alternativas de ingresos y planificar nuestro fondo de emergencia. Recuerda que tarde o temprano las cosas siempre empeoran, y la única forma de evitar ese impacto es prevenirlo con antelación.

(Leer: Cuánto debemos ahorrar cada mes para ser financieramente responsables)

3. Factores externos a nosotros mismos.

La economía mundial o economía nacional puede hacer que nuestras facturas se incrementen. Podemos encontrar subidas astronómicas de precios en los productos básicos, electricidad, agua, etc… y que esta situación además coincida con una bajada de sueldo por parte de nuestra empresa para evitar que despidan personal.

Disminuyen nuestros ingresos y sube el coste de vida. Llegado ese momento, es cuando las leyes de Murphy comienzan a aparecer, y nuestro fondo de emergencia puede ser el antídoto para aminorar los daños.

4. Imprevistos en averías de vehículos y vivienda.

Nuestro coche puede sufrir una avería en cualquier momento, y la reparación puede ser costosa. En casos más extremos, podríamos tener que reemplazarlo por completo. Así mismo, en la vivienda podemos sufrir tanto una pequeña avería (caldera, calentador, hornilla, averías de fontanería…) hasta grandes catástrofes de las que no cubre el seguro. El fondo de emergencia evitará que debamos hacer uso del crédito para pagar dichas averías o desastres.

5. Enfermedades.

Si eres autónomo, el fondo de emergencia es una prioridad para ti, pues el estar enfermo te costará dinero. Del mismo modo, para los amantes de las mascotas, los veterinarios no son baratos. Por otra parte, si recibimos la llamada de que un familiar de la otra punta del país ha muerto y debemos ir a su funeral, lo último de lo que nos gustaría preocuparnos en ese momento es de los gastos de ese viaje.

En resumidas cuentas, el fondo de emergencia no nos hará evitar ciertos problemas o desastres que aparecen de forma imprevista, pero sí que nos ayudará a evitar que ese problema se convierta en un nuevo problema, porque el dinero, aunque algunos crean que no, ayuda y mucho, tanto en las buenas como en las malas.