miércoles, noviembre 21, 2018
emprendedoresEstrategia

Técnicas para hacer la presentación oral perfecta.

Si tienes que hacer una presentación de negocios, de alguna idea o producto, es cuestión de seguir algunos pasos y técnicas.

No todo es oratoria cuando se trata de hacer una presentación de un producto o cuando debes influir en otras personas para vender una idea o producto. Hace algún tiempo ya dimos algunas técnicas que usan los oradores TED para hacer las presentaciones más amenas, divertidas y productivas.

Por otra parte, hablamos de cómo mejorar tus habilidades de presentación en una charla y perder el miedo a hablar en público. En esta ocasión, vamos a ver cómo realizar una buena presentación oral siguiendo los consejos de Guy Kawasaki que muestra en su libro El arte de cautivar. Se trata de, a través de estas técnicas, influir en las masas y los oyentes. ¿Cómo hacer una buena presentación?

Como decía Ralph Waldo Emerson:

“La palabra es poder: la palabra es para convencer, convertir, imponer. Sirve para sacar a otro de su mal razonamiento y llevarlo a tu buen razonamiento”

El Arte de cautivar a través de una buena presentación.

Técnicas de Guy Kawasaki para buena presentación

Dice Kawasaki que si crees que las presentaciones no son capaces de cautivar es porque probablemente no hayas visto una buena presentación oral.

Técnicas para una buena presentación.

1. Prepara a tu público.

Llega pronto al auditorio o lugar donde vaya a ser la charla para que puedas circular por entre el público. Ésto aportará dos beneficios: el primero, que ganarás confianza porque entablarás amistades y cercanía con la gente que querrá verte triunfar. El segundo es que esa cercanía e interacción, por breve que sea, aumentará el apoyo que te dará el público.

2. Customizar la introducción.

El secreto de los grandes oradores es que hacen la misma presentación una y otra vez. Es la única forma de perfeccionarla. Y ésto hay que hacerlo de forma que no parezca mecanizada. Todo lo contrario. Debe parecer natural, como si fuera la primera vez que haces ese tipo de introducción.

Ver: 9 Errores a la hora de hablar en público

3. Vende tu sueño.

buena presentación Steve Jobs

El orador que sabe cautivar no vende productos, servicios o empresas. Venden sueños. Steve Jobs no estaba pensando en sus presentaciones: “Cómo logro que una persona invierta 180 dólares en piezas con un contrato de 2 años con AT & T?”

Los cautivadores y las personas que saben influenciar venden su sueño de un futuro mejor: relaciones sociales más atractivas, un entorno más limpio, una experiencia al volante que te hará vibrar o el futuro de la edición.

El buen cautivador te hace pensar en lo que podría ser, no en lo que es.

Ver: Cómo ser más persuasivo y conseguir que la gente haga lo que queremos

4. Piensa en “guión”, no en “discurso”.

Nancy Duarte recomienda que pensemos en la presentación como un guión de una película en tres actos:

  • El primer acto presenta la historia y lo que es.
  • El segundo acto presenta el nudo de lo que podría ser.
  • El tercer acto resuelve el argumento y cuenta cómo hacer que suceda.

Hay más discursos aburridos que películas aburridas. Tal vez ésto ocurra porque los oradores no utilizan un esquema de guión.

5. Escenifica.

Steve Jobs odiaba las presentaciones de power point. Solía decir que la gente que usa el power point en una presentación es porque no tiene nada importante que decir. Eso sí, usaba imágenes potentes. Sencillas pero potentes. Vídeos impactantes. El objetivo es aportar información que inspire y que llame a la gente a entrar en acción.

Diapositivas de texto rara vez cautivan, así que cuantas menos letras muestres en pantalla en una presentación, mucho mejor.

6. Abrevia.

Por regla general, cuanto más texto necesitas para lanzar un mensaje, menos idea tienes de cómo hacerlo y más mediocre es la causa.

Kawasaki habla de la regla del 10-20-30, que básicamente consiste en hacer una presentación con 10 imágenes, en veinte minutos y con una tipografía no inferior a 30 puntos.

7. Practica.

Practica tu presentación hasta que la aborrezcas. Luego practícala aún más. No creas que Steve Jobs se subía al escenario y se comía al público con sólo pestañear. Se pasaba horas preparándose la charla y presentación.  Si eso debía hacer Steve Jobs, imagínate el resto de nosotros lo que debemos hacer.

Ver: Cómo ser un líder más persuasivo y carismático

8. Haz la presentación tantas veces como puedas.

La repetición mejora la retórica. Cuando hayas hecho la presentación 100 veces, tal vez creas que ya la ha visto todo aquel que tenía que verla. Te equivocas. Siempre hay mucha gente que será la primera vez que vea la presentación.

Al Gore calcula que hizo la misma presentación de “Una verdad incómoda” más de 1000 veces.

Por último recuerda que será complicado que mantengas la atención plena de tu público más de 20 minutos. Es por eso que las charlas TED suelen tener no más de esa duración.

Haz sentir bien a tu público. El humor ayuda para éste fin, siempre y cuando proceda aplicar algunas dosis de humor.

Ver: 6 Consejos para hablar en público del campeón mundial de oratoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.