domingo, agosto 12, 2018
educacion financiera

8 Errores de dinero que todos hemos tenido, incluso las personas inteligentes y expertos en finanzas.

Todos hemos cometido errores con nuestro dinero. Y estos errores también han convertido en víctimas a personas muy inteligentes e incluso expertos en finanzas.

Cuando se trata de dinero, incluso las personas inteligentes pueden cometer errores. Es más, una cosa son los conocimientos en educación financiera y otra muy distinta, algunos errores psicológicos que pueden dañar nuestras finanzas. Ahí entrarían en juego desde sesgos cognitivos, el propio ego o un simple descuido que puede arruinar en meses el trabajo y ahorro de varios años.

Así que vamos a ver algunos de estos errores que me atrevería a decir que todos hemos cometido en algún momento de nuestra vida. Y si aún no has caído en ello, es muy probable que lo hagas en algún momento, a no ser que tengas muy presentes estos puntos de los que vamos a hablar para cuando llegue el momento.

8 Errores de dinero en los que todos hemos caído y que caerás en algún momento

Que te sirva de alivio, pero no de excusa el hecho de saber que incluso los mejores expertos en finanzas han caído en estos errores financieros.

Ver también: 10 consejos sobre el dinero y el éxito de las personas más exitosas del mundo

1. Vivir por encima de tus posibilidades

Con 21 años ganaba más dinero que la mayoría de los adultos. Con un trabajo de comercial veía unas nóminas y comisiones que hacía que me creyera rico. Me cambié de piso a uno más lujoso en el centro, porque me lo podía permitir. Comencé a comprar ropa que no necesitaba, trajes de más de 900€, comía y cenaba fuera de casa. me lo podía permitir.

La empresa quebró y fue cuando descubrí que había llevado un estilo de vida que tras el cierre de la empresa debía cesar, porque no podía hacer frente a los gastos. En realidad, no te puedes permitir muchas cosas que hoy día puedes pagar con facilidad.

Pensé que tras pasar por aquello, había aprendido la lección, pero tras recuperarme e iniciar un pequeño negocio, volví a estar en la cresta de la ola tan sólo un par de años más tarde. Volví a creerme el rey, volví a aumentar mi nivel de vida a los nuevos ingresos. Me olvidé del ahorro porque pensaba que esa racha no acabaría nunca. El caso es que la racha volvió a terminar. Había cometido el mismo error dos veces. Desde entonces, me aseguro de que no haya una tercera. Independientemente de mis ingresos, ya no aumento mi estilo de vida.

Lección de Finanzas: Tendemos a ajustar nuestros gastos a nuestros ingresos. Y es probablemente uno de los peores errores que podemos cometer con nuestro dinero.

Ver: ¿Cómo saber si vives por encima de tus posibilidades? 5 señales que indican que es así.

2. Gastar demasiado dinero en viajes y vacaciones.

Turista - angelina Jolie errores de dinero

Está claro. Hay que disfrutar la vida porque mañana podríamos morir sin haber disfrutado. Pero claro, si resulta que mañana no te mueres, te arrepentirás de no haber ahorrado. El tema de viajar por el mundo es muy recomendado. Conocer otros lugares, otras culturas, etc… pero en finanzas personales, la pasión por viajar se encuentra entre los motivos por los que las personas tienen los bolsillos vacíos.

Hace mucho tiempo me dieron un buen consejo. En lugar de necesitar viajar constantemente para sentirte feliz, asegúrate de fabricarte una vida de la que no tengas necesidad de escapar. Y eso es lo que logré. No necesito irme a China para tener una gran experiencia de vida. En ocasiones, me basta por visitar entornos rurales que tengo a 50 kilómetros de casa.

Intento que mis vacaciones sean cortas pero intensas. A fin de cuentas, no sirvo para estar 30 días al año tumbado en una tumbona en la playa. Intento que sea lo suficiente como para descansar, relajarme y cargar las pilas. Es más, prefiero tomarme a lo largo del año 3 ó 4 días sabáticos varias veces en lugar de irme 20 días enteros a cualquier lugar. Mi bolsillo lo ha agradecido.


Ver: Los peores errores de dinero que las personas cometen en cada década de sus vidas.


 

3. No tener un presupuesto.

El tener un presupuesto es uno de los mejores consejos de finanzas que te pueden dar. En todo momento debes saber hacia dónde se dirige tu dinero con exactitud. De esta forma, lo puedes medir. y si lo puedes medir, lo puedes gestionar.

De paso, tener un presupuesto y seguir una metodología de ahorro hará que no cometas otros muchos errores con tu dinero. Si tenemos un presupuesto y sabemos adónde va nuestro dinero, podemos ver esos gastos y llegar a reagrupar o quitar seguros, eliminar suscripciones, acortar nuestro gasto en ocio y fiestas, etc…

¿Sabes dónde te estás dejando exactamente tu dinero? ¿No estás ahorrando para un fondo de emergencia? ¿No tienes dinero para invertir? Es muy probable que puedas hacer todo ésto, pero necesitas un presupuesto para darle solución.

4. Acumular deuda en las tarjetas de crédito.

tarjetas de crédito

Rápido aprendí esta lección. Era un día 18, Estaba sin blanca y cobraba el día 25. Ahí estaba ese traje que no necesitaba. Estaba de oferta. ¿Por qué dejarlo pasar cuando puedo usar mi tarjeta de crédito y en lugar de pagarlo de golpe, sólo tendré que pagar un pequeño porcentaje cada mes?

Ver: Así actúa una tarjeta de crédito fuera de control en tus finanzas

Y eso hice. Me puse 3 veces ese traje en todo el año, pero acabé pagando ese traje a precio de oro debido a los intereses. Volví a sumarle más deuda a aquella tarjeta de crédito, pues realmente era cómodo comprar cosas y seguir pagando la misma cuota fija cada mes. Cuando quise acordar, me di cuenta que tenía una letra durante 3 años, debido a que aunque pagues únicamente 60€ de letra, se amortizaban únicamente 20€. Fue cuando tuve bien claro que las deudas de las tarjetas de crédito son un verdadero cáncer si no vas a pagarla en su totalidad a final de mes.

Pero… ¿quién no ha estado tentado en usar una tarjeta de crédito en algún momento?

Ver: Tipos de tarjetas de crédito

5. Priorizar el ahorro en lugar de pagar la deuda.

Ya vimos cuándo hay que pagar deudas en lugar de ahorrar y viceversa, pero es cierto que es tentador amar el dinero en efectivo y ver cómo crece en nuestra cuenta a pesar de que cada mes estamos pagando cierta deuda.

Ahora bien, pagar la deuda es la mejor inversión que puedes hacer. Explicado de una forma sencilla, digamos que si tienes una deuda con un interés del 20% en tu contra, pagar esa deuda es como hacer una inversión con una rentabilidad del 20%. Sin duda, la mejor inversión que puedes hacer.

6. No valorar tu trabajo o tiempo.

Hay momentos para todo. Cuando no eres un experto en algo o eres muy joven, deberás recibir menos dinero por tu trabajo si quieres hacerte con el trabajo en cuestión. ahora bien, llega un momento en la vida en el que no debes tener miedo de rechazar un trabajo o una colaboración si consideras que la oferta no es buena para ti en términos económicos.

Aprende a decir NO a malas condiciones, aprende a rechazar trabajos y a negociar tu salario. Intenta cobrar según tu valía. Sé que te puede dar miedo el apretar en una negociación o pedir lo que te corresponde, pero es parte del buen profesional. Recuérdale siempre a la otra parte, que cuando se paga con cacahuetes, lo que se consiguen son monos. No seas el mono.

7. No usar dinero para ganar dinero.

Gastamos en infinidad de cosas innecesarias, pero en ocasiones no usamos nuestro dinero para generar más dinero. Esto se conoce como apalancamiento, y es un rasgo que tienen las personas que ganan mucho dinero.

En ocasiones, por no invertir algo de dinero en sub-contratar a otras personas para realizar ciertas tareas, ha provocado que me vea trabajando muchas más horas de la cuenta, acabando agotado, y no pudiendo estar al 100% en lo que realmente importa. Cuando gastas dinero en una ayuda que te traerá más beneficios, no lo consideres un gasto. Considéralo una inversión.

8. Casarte sin haber hablado de dinero con tu pareja.

Por desgracia, el matrimonio se ha convertido en uno de los mayores riesgos financieros. Las parejas temen hablar de dinero, pues piensan que la magia se acabaría, pero lo cierto es que no tener ciertas conversaciones de dinero con tu pareja, puede hacer que el matrimonio haga aguas más adelante.

Si no te sientes cómodo desnudándote financieramente con tu pareja y hablar de estos temas, es muy probable que tengas problemas más adelante.

Ver: Cuando tu pareja no quiere hablar de dinero

Sin olvidar que uno de los pilares de las finanzas personales se encuentra en el ahorro, por lo que siempre estamos buscando formas de ahorrar y ganar más dinero.

Ver también: 7 Formas de ahorrar más dinero muy creativas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.