miércoles, 7 de marzo de 2012

El secreto de los millonarios contado por millonarios. Educación Financiera.




La única diferencia entre un millonario y nosotros, es que el millonario tiene más dinero. Por lo demás, podríamos decir que somos prácticamente iguales. Eso sí, hoy día, ellos mismos nos pueden contar parte del secreto de su éxito.

Alan Corey, un multimillonario estadounidense, durante una entrevista comentó ciertos puntos que una persona debe conocer y tener claros para convertirse en un millonario. Llegó a repetir incluso en 3 ocasiones que si las personas pudieran ver lo sencillo que es hacerse rico en unos 10 años, se quedarían sorprendidas.



1. Confianza en tí mismo. Tú eres capaz.

Si te falta confianza, no conseguirás ser rico. De hecho, no conseguirás ni un puesto de trabajo de mayor responsabilidad. Es más, si no confías en tí mismo, no conseguirás ni el amor de la mujer deseada. La confianza en uno mismo es lo fundamental. ¿Cómo invertirá alguien en tí si tú mismo no te consideras una buena inversión?. Sólo las personas que confían en sí mismas son capaces de asumir riesgos, pues para conseguir el éxito financiero deberás asumir muchos riesgos. Hay dos tipos de personas: Cobardes y valientes. El valiente puede hacerse rico o arruinarse, pero el cobarde sólo tiene una opción, y es ser pobre. No tiene más opciones en la vida.

2. Cuanto antes comiences, más probabilidad de tener éxito.

Alan Corey nos dice lo mismo que publicábamos en los 10 mandamientos chinos del emprendedor, pues ellos también tenían un dicho: "cuanto antes comiences, antes serás rico". Cuando se dice de comenzar temprano, se suele decir por varios motivos. El primero, en caso de quiebra. Si quiebras tu primera empresa con 20 años o pierdes tu dinero en una inversión con 21, tienes tiempo de sobra para recuperarte. Si esperas a arriesgar con 45 años, la probabilidad de recuperarte es mucho más baja, aunque no imposible.

El segundo motivo es el aprendizaje adquirido, pues iniciarte en los negocios con 18 años, hace que a los 25 años sepas más de negocios que el recién licenciado de una universidad. Sea como fuere, comienza pronto y ganes o pierdas saldrás ganando, además, no tengas miedo de fallar, pues errar forma parte del aprendizaje.

3. Traza un plan concreto, te ayudará a tener las ideas claras.

Jen Smith, otro multimillonario estadounidense argumentaba la importancia de trazarse unos números concretos (un plan). Podemos correr muy deprisa, pero si no sabemos a dónde queremos llegar, estamos corriendo por correr. Smith cuenta que gran parte de los americanos tienen definida la cantidad exacta de dinero con la que quieren llegar a la jubilación.

La cifra son 2 millones de dólares. Si un ejecutivo americano no consigue tener 2 millones de dólares para su jubilación, probablemente no viva tranquilo, y más si tiene hijos que quieren ir a prestigiosas universidades. 2 millones es una cantidad que, por ejemplo, en España, poca gente llega ni siquiera a imaginar.

Para trazar ese plan, se suele hacer un cálculo de cuanto dinero necesitas ahorrar cada mes para que al cabo de 30 años puedas tener esa cantidad. Si no trazas ese plan, corres el riesgo de endeudarte más de lo habitual o de gastar mucho más de lo que te puedes permitir. Tus finanzas personales funcionan al igual que una empresa, y como toda empresa debe haber un plan, un control mensual o trimestral y en caso de no obtener los resultados esperados, se deberá proceder a un cambio de estrategia.

Ponemos un ejemplo: Si queremos alcanzar 1 millón de euros a los 70 años, este sería el plan financiero de ahorro mensual. Se hace contando con 10,000€ iniciales y una supuesta revaloración de nuestra cartera a un 5%.

- Si comenzamos con 25 años, para conseguir 1 millón de euros a los 70 años, deberemos ahorrar únicamente 450€ al mes, unos 15€ al día.
- Con 35 años, deberíamos ahorrar 850€ al mes.
- Con 45 años, la cantidad que deberíamos ahorrar serían 1,700€al mes.
- Con 55 años deberíamos ahorrar aproximadamente 4,000€ al mes.

Como bien decíamos al principio, cuanto antes comiences, mucho mejor. No obstante, Smith habla de llegar a la jubilación con una tranquilidad financiera, y no de hacerse rico antes de los 40.

4. No adquieras deudas tempranas.

La verdad es que todos los millonarios, Kiyosaki, Trump, Smith, Buffett, etc.. están de acuerdo en este punto. El sueño de meterte en una hipoteca con 23 años, no te da una tranquilidad financiera, sino que te coloca una soga al cuello que pende de la estabilidad de la silla en la que apoyas los pies. Ante un movimiento inesperado, la silla cae y la soga aprieta.

Si adquieres deudas de joven, olvídate de ahorrar y por tanto de invertir, y por tanto de conseguir la libertad financiera. No obstante, se debe distinguir de la deuda buena, deuda mala, deuda barata y deuda cara, pues endeudarse es bueno, siempre y cuando la deuda nos proporcione un retorno superior al pago de interés de la deuda. Distinguiremos en otro artículo los tipos de deuda.

5. Sal a la calle con mentalidad de emprendedor.

El otro día me comentaba un cliente cómo hizo su primer gran capital. Esta persona tiene 29 años y es de Madrid. Me comentó que con 18 años vino a estudiar a la universidad de Granada, aunque con mentalidad de emprendedor.

Mientras la mayoría de los estudiantes se alojaban en pisos de alquiler, él compró un piso. Se endeudó en 120,000€, pues evidentemente tuvo que pedir hipoteca. El piso tenía 4 habitaciones, así que alquiló las otras 3 a estudiantes, por lo que la hipoteca se pagaba prácticamente sola. Al cabo de los 5 años, cuando acabó la carrera, gracias al auge inmobiliario el piso se tasó en 210,000€. Así que finalmente lo vendió y ganó 90,000€. Oportunidades de negocio hay, es cuestión de ir con la mentalidad adecuada.

6. Nunca vivas por encima de tus posibilidades.

Como ya decíamos en un anterior artículo, el primer paso para hacerte millonario, consiste en no vivir como un millonario, pues aparentar riqueza cuesta un dinero que se podría aprovechar no para aparentar riqueza, sino para poseerla. 

Cuando tienes una entrada importante de capital, es momento de hacer uso de una austeridad voluntaria, pues si gastas en función de lo que ganas, con el tiempo vivirás una necesidad de austeridad obligatoria. Mantén siempre los pies en el suelo, nunca olvides de dónde vienes, pues parte de los mayores fracasos financieros los cometen millonarios que vienen de familias pobres. Nunca olvides de dónde procedes, y así tendrás más claro hacia dónde te diriges. 

7. Haz aquello que amas.

Pasión es la batería que nos mueve, reitera Donald Trump en la mentalidad de un emprendedor. Si no sientes pasión y no amas lo que haces, jamás tendrás éxito. Quizás parte de los problemas que tenemos los españoles es que a muchos les gusta más el fútbol que las finanzas. Rara vez (aunque hay casos) un millonario no entiende de finanzas. Ser millonario es una profesión donde el producto es el dinero. Si no conoces cómo funciona el dinero, quizás nunca estés preparado para tenerlo en grandes cantidades.

Recuerda ese viejo dicho: "Un tonto y su dinero, no están mucho tiempo juntos". Algunas personas han estado a punto de ser ricas, hasta que tuvieron que delegar la gestión del capital en una tercera persona. Esa tercera persona vio a un tonto con dinero y decidió engañarlo.

Intenta que te apasionen las finanzas. Aún así, si te apasiona la moda, busca la forma de vivir de la moda. Si te apasiona el deporte, vive del deporte. Y si te apasionan los chismes y la telebasura... pues.... bueno... no todo el mundo puede ser millonario :).

8. Trabaja duro pero inteligentemente.

No hay recompensa sin trabajo. Cuando hablábamos de los únicos secretos para hacerte rico, desde luego que el trabajo duro es lo esencial. No hay millonario que no se haya ganado la fortuna con el trabajo duro. No obstante, además del trabajo duro se requiere el hacerlo inteligentemente. Puedes trabajar 14 horas en un pequeño negocio y no ganar para llegar a fin de mes.

Como comentábamos en la historia del pescador y el empresario, muchas veces para tener que trabajar menos en un futuro, deberemos tener mentalidad de empresarios y hacer un sacrificio temporal de dedicación de tiempo.

Prepárate correctamente, estudia todo lo que tenga que ver con tu sector. Insisto, dedica tiempo a la educación financiera, pues el dinero se puede multiplicar sabiéndolo invertir. Como ayer mismo decíamos, si no has nacido en Somalia, hoy día tus oportunidades son exactamente las mismas que las de cualquier millonario, claro que... ¿estás dispuesto a hacer lo mismo que en sus días hicieron estos millonarios?.

En breve comenzaré una serie de artículos sobre educación financiera, además de seguir tratando nuestros temas habituales. Puedes suscribirte gratuitamente haciendo click aquí. (recuerda validar la suscripción desde tu correo).




0 comentarios: