.......... ........ ......... ....... .......

Criterios de inversión. Conceptos básicos.

11 de abril de 2012



A menudo, cuando aconsejamos sobre invertir en bolsa, solemos cometer el error de generalizar el criterio por el que nos guiamos, cuando realmente, la situación financiera de cada persona, así como su tolerancia al riesgo es distinta. También influye el factor edad, pues como ya hemos dicho en varias ocasiones, no es lo mismo cometer un error de inversión con 20 años que hacerlo con 60, pues la capacidad de recuperación se dificulta.

Ahora veremos el por qué el mercado actual, a pesar de su tendencia bajista, es una excelente oportunidad de inversión. Factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una acción, así como nuestra forma de invertir, son los que vemos a continuación.


1. Diversificación.

Este criterio es necesario para todos los públicos y perfiles de inversión. El no poner todos los huevos en la misma canasta, actualmente no es una opción, sino una necesidad. Claro que no debemos confundir lo que significa diversificar. Algunos piensan que diversificar una inversión es comprar (por poner un ejemplo) 1,000 acciones de Telefónica y otras 1,000 de Gamesa. Evidentemente, hemos diversificado nuestro capital, pero ante una bajada del índice completo (IBEX en este caso), ambas acciones se podrían ver perjudicadas.

Por diversificar, hablamos de hacerlo en los vehículos de inversión. Un porcentaje en bolsa y otro en depósitos o bonos. De esta forma, estamos diversificando el riesgo. También podemos hacerlo en distintos mercados, como por ejemplo, un porcentaje en bolsa española y un porcentaje menor en compañías de la bolsa de Estados Unidos.

2. Capital disponible.

El capital de entrada en bolsa cambia totalmente nuestra forma de invertir, así como la compañía en la que vamos a invertir. Ponemos un ejemplo: Una persona que va a invertir 2,000€ probablemente no escoja la misma compañía que otra que va a invertir 200,000€. Si compras acciones de Apple, con esos 2,000€ únicamente podrías comprar unas 4 acciones sí es que llega. Así que por mucho que subiera Apple, difícilmente llegarías a no perder dinero.

El entrar con poco capital te fuerza a hacerte con compañías cuyas acciones "son baratas". Es decir, que con poco dinero podamos llenar la cesta en cantidad. Si además, consigues hacerlo en una compañía barata pero con potencial, puede ser una inversión muy rentable.

3. Corto o largo plazo según la edad.

Hay compañías que sabemos algún día serán rentables o, al menos existe una alta probabilidad de que así sea, como pueden ser las empresas de energías renovables. Quizás algún día cambie la regulación y nos encontremos con que estas compañías crecen un 1500% en bolsa. Eso podría ocurrir de aquí a 20 años, por lo que un inversor de 70 años no creo que le apetezca esperar a ver eso. En cambio, un joven inversor, sí que se puede dar el lujo de esperar.

Quizás a ese inversor algo mayor le interesa invertir en una compañía tecnológica que acaba de salir y que se espera suba su valor en los próximos meses o le interesa entrar en petroleras, farmacéuticas o acciones de consumo no cíclico.

El pago de dividendos: Del mismo mido, mientras un inversor de edad avanzada probablemente busque una inversión rentable a corto plazo, el inversor joven puede invertir a largo plazo sin mirar demasiado la situación actual del mercado y compensando la inversión a través del pago de dividendos.

4. Oportunidad en el mercado actual.

El mercado español está claramente a la baja. Si seguimos uno de los consejos de Warren Buffett: "busca compañías que que coticen por debajo de su valor. Busca compañías infravaloradas o que estén atravesando una mala situación temporal".

Esa situación es la que se da en las bolsas durante una recesión, pues prácticamente todas las compañías del índice (salvo excepciones) estén cotizando muy por debajo de lo que valían y/o valdrán dentro de 4 ó 5 años (siempre suponiendo que la crisis nos de un respiro). Algunas compañías jamás alcanzarán el valor por acción que tuvieron hace 5 años, otras lo superarán con creces. Es cuestión de estudiar qué compañías saldrán fortalecidas de esta recesión y qué otras compañías no levantarán cabeza cuando esto acabe.

No hay que tener miedo, aunque sí que se deben tomar más precauciones con la volatidad actual de los mercados. Incluso yo mismo, que nunca he sido partidario de usar las órdenes de Stop, hoy día las tengo en algunas de las empresas, pues no hay que descartar esas noticias que podrían llegar de un momento a otro.

Estos son algunos de los conceptos más básicos que debemos tener en cuenta a la hora de invertir. Sobre todo el saber qué esperamos conseguir, qué esperamos de nuestra inversión y hacernos la idea de que estamos invirtiendo a largo plazo, pues a corto, las cosas no siempre salen como esperábamos y no por ello se debe perder la calma.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo