.......... ........ ......... ....... .......

Lo que nunca hizo Warren Buffett y lo que siempre fue.

6 de febrero de 2014



Invertir en Grandes empresas con una ventaja competitiva sostenible a buenos precios.

En esa sencilla frase podemos resumir el secreto del éxito en la inversión de Warren Buffett. Dicho de esta forma, hasta un tonto podría hacerse rico. Pero para adentrarnos en por qué a la gente le resulta tan complicado el invertir como este genio, debemos entender perfectamente otros mensajes y unirlos a esa sencilla frase.


Un estudio académico que fue publicado en Forbes, hacía hincapié en que cuando se conoce perfectamente cómo actúa la mente de Buffett, desaparece por completo el factor suerte. No hay nada mágico, ni trucos ni Kharma. 


Warren Buffett

Warren Buffett es de las pocas personas que hoy amasa una fortuna de 60.000 millones porque únicamente ha hecho durante más de 50 años lo que le ha dicho a todo el mundo que ha hecho durante esos 50 años. Realmente no todo el mundo hace lo que dice que hace. Para entenderlo perfectamente, vamos a diseccionar su secreto de inversión en únicamente 2 partes: 

1. Lo que nunca hizo.
2. Lo que siempre ha sido.

Lo que nunca hizo.

Para conocer cómo ha llegado una persona a un lugar determinado, debemos tener muy claro qué hizo para conseguirlo. Esa parte ya la sabemos, pero lo que no hizo quizá cobre más sentido en este caso. 

James Berman, presidente de JBGlobal, nos recuerda la primera vez que supo de la existencia de un tal Warren Buffett a través de la prensa tradicional. Fue entre 1973 y 1974, y a Berman le llamó la atención el hecho de que en uno de los mercados más bajistas que había visto, con el Dow Jones dejándose un 45%, aquel artículo de Warren Buffett únicamente mencionaba oportunidades de inversión en valores masacrados, aferrándose a ellos y recomendando su compra. Algo que chocaba con el resto de artículos de analistas de época, los cuales únicamente hablaban de la crisis del petroleo, la guerra del Medio Oriente y del presidente Nixon.

Ni una sola vez llegó a nombrar las inversiones rentables de moda del momento, no hablaba del gobierno, pero sí entraba en detalle en los aspectos micro que afectaban a los negocios de las empresas que estaba nombrando.

Al poco tiempo, Berman pudo comprobar que fue imposible estar más acertado en las recomendaciones que hizo en la publicación. En aquella época, Buffett ya se hizo famoso por proclamar que él no gastaba su tiempo en la macro-economía ni gastaba energía intentando adivinar qué van a hacer los mercados.

Sin embargo, el intento de predecir los movimientos de los mercados es un error en el que siguen cayendo incluso los más fieles seguidores de Warren Buffett (y un servidor reconoce que también comete ese error).

Una cosa queda clara en este aspecto, y es que si Buffett se hubiera visto influido por un mínimo de macro, el nunca hubiera tenido el éxito que ha tenido en el mundo de la inversión. Sería otro inversor más.

El por qué la mayoría de las personas no ganan dinero en bolsa se debe principalmente a que siguen las pistas falsas que Buffett ignora. James Berman pone un ejemplo muy claro sobre lo que es Buffett:

"Buffett es ese niño superdotado que durante el truco de un mago, no sigue el desvío de atención y se fija en el truco". Es decir, siempre se enfoca en lo que realmente importa, mientras los demás se enfocan en los desvíos de atención de los mercados.

Lo que siempre fue.

Todo indica que la destreza de Buffett como inversor no tiene mucho que ver con sus habilidades en finanzas, sino a su habilidad como Director General. Si ampliamos el consejo de Buffett que nos indica no invertir en negocios que no entiendas, llegaríamos a la conclusión de que Buffett no invertiría ni un euro en una empresa que no fuera capaz de dirigir.

De hecho, cuando Buffett invierte esas grandes sumas de dinero en unas pocas empresas lo hace asesorando a las empresas en las que invierte, y de esa forma se asegura el retorno de la inversión.

Si descomponemos los retornos de Berkshire en inversiones de empresas cotizadas en bolsa y empresas privadas que adquiere la compañía y que funcionan bajo el mando de Berkshire, son exactamente los mismos, por lo que es evidente que su habilidad inversora se encuentra en su visión como Gerente y sus conocimientos sobre gestión de empresas.

Por eso la mayoría de inversores no consiguen igualar la rentabilidad de Buffett, ya que suelen estudiar todo lo relacionado a la bolsa, pero les aburren temas como los Recursos Humanos y Liderazgo empresarial.

Si quieres ser un buen inversor, debes ser un gran empresario, y si deseas ser un gran empresario, deberás entender de inversión. La gestión y entendimiento de un negocio sería el "dar cera, pulir cera", que en un principio sería aburrido, pero son los cimientos de lo que posteriormente se convertirán en tus habilidades en estos campos aparentemente distintos, pero completamente unidos.

En resumen, Buffett ha tenido éxito en la inversión, porque las "finanzas bursátiles" pasaron a un plano secundario dando lugar a la gestión, administración, dirección y finanzas aplicadas a los negocios. Lo que realmente siempre ha sido Buffett es un gran conocedor de la gestión de empresas, y por eso solo invierte en empresas que hasta un idiota pueda dirigir, ya que como el propio Buffett decía: "cuenta con que algún idiota algún día la dirigirá".






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo