.......... ........ ......... ....... .......

"Ellos" no quieren que sepas que eres un tonto.

26 de marzo de 2014



Kevin Trudeau, la estrella de los "infocomerciales nocturnos", ha sido condenado a 10 años de cárcel por estafar a los consumidores a través de sus productos, que iban desde la cura para la calvicie, hasta la pérdida de peso milagrosa. Su último best-seller "El remedio para perder peso que "ellos" no quieren que usted conozca", le ha reportado 40 millones en beneficios.

Ya fue advertido en reiteradas ocasiones por las autoridades de Estados Unidos de que debía dejar de emitir ese tipo de publicidad engañosa, pero Trudeau violó la orden al transmitir el infocomercial hasta 32.000 veces más, escudándose en que el Gobierno estaba intentando detener la publicación de este libro dada su efectividad, lo cual provocó un nuevo aumento en las ventas. Todos querían conocer el secreto que el Gobierno y la comunidad médica no quería que conociera la gente.
La pregunta que sigue desconcertando a las autoridades es cómo la gente sigue cayendo en estos ya viejos y conocidos trucos de "marketing barato" enfocado a personas de bajo nivel intelectual, pues Trudeau es sólo un caso más de la mucha publicidad que hoy día sigue funcionando con frases tales como: "los científicos se han quedado sorprendidos con este descubrimiento y harán todo lo posible para que usted no lo conozca", o "el secreto para hacerte rico que los millonarios han ocultado durante años". Y mi favorito es esa foto de un hombre musculoso o esa mujer sacada de una pasarela, que han conseguido esos cuerpos gracias a una tecnología que ha sido ocultada por los coach de las estrellas de cine y cuyas unidades a la venta son limitadas.

"Pero debe llamar ahora mismo (a las 4:20 de la mañana) porque no podemos prometerle que haya unidades disponibles. Pero aún hay más, y si llama en los próximos 20 minutos, recibirá otra unidad de regalo por el mismo precio. No deje escapar esta oportunidad que durante años la ciencia no ha querido que usted conozca dada su milagrosa efectividad".

Este tipo de publicidad y marketing barato ahora está saltando de los infocomerciales nocturnos a las redes sociales. Uno de ellos es el milagro para la calvicie, Fulfix, que ha traído decenas de miles de visitas a nuestra web, lo cual indica que hay cientos de miles de personas interesadas que aún no se han enterado que no hay remedios milagrosos para la calvicie.

Del mismo modo podemos ver el producto que ha dejado a la ciencia con la boca abierta, con una foto de un musculoso hombre con 7 kilos de photoshop gracias a este milagroso producto que los entrenadores han guardado celosamente, porque no querían que lo supieras.

Estos vende-burras de milagros estéticos y hacedores de millonarios rápidos esconden tras su publicidad una frase que no debería seguir funcionando y que incluso debería resultar ofensiva. Lo único que no quieren que conozcas es que van buscando a un tonto que pique el anzuelo. Y por desgracia, son muchas las víctimas que continúan cayendo y gastando su dinero en productos que en el mejor caso no sirven de nada. En el peor caso pueden poner en riesgo tu salud.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo