.......... ........ ......... ....... .......

10 Consejos de vida que agradecerás cuando pases los 30 años.

11 de abril de 2014



Ojalá hubiera sabido muchas cosas que a mis 20 años no sabía, y ojalá hubiera hecho caso a muchos consejos de los que recibí y por desgracia no seguí. Si tuviera que dar un consejo principal y universal a una persona joven, sin duda, éste sería que siempre escuche a aquellas personas que tienen más trayectoria de vida, independientemente de lo que hayan hecho y hasta dónde hayan llegado en la vida. Hace tiempo publicábamos los 6 secretos de vida que se seleccionaron tras entrevistar a más de 1.500 ancianos de todas las clases sociales. Tenlos siempre en cuenta, al igual que las lecciones de vida de ancianos egresados de Harvard.

En esta ocasión me quito el sombrero ante el trabajo que ha realizado Mark Manson, en Markmanson.net. Y es que este influyente escritor envió un correo a sus lectores de más de 37 años para que dieran sus consejos más sinceros a los jóvenes que se encuentran entre los 20 y los 30 años. Ha seleccionado los 10 mejores, y debo decir que son verdades como puños con las que me identifico y comparto en un 100%. Los consejos son muy variados en temática.


1. Comienza a ahorrar ahora, no después.

Coinciden la mayoría de los lectores que a los 20 años vivían sin cuidado, sin una planificación económica y sin entender lo básico sobre ahorros, seguros, hipotecas, inversión, etc... y al igual que yo mismo digo en distintas ocasiones: "si hubiera ahorrado e invertido todo el dinero que gané entre mis 20 y mis 28 años, en estos momentos sería literalmente rico".

2. Paga tus deudas lo antes posible.

Entre los 20 y los 30 años únicamente debes tener 3 prioridades: no contraer deudas, ahorrar, y en su defecto, pagar las deudas cuanto antes. No gastes dinero frívolamente. No compres una casa a no ser que consigas una hipoteca por una cifra ridícula, y en cuyo caso nunca debe superar el 30% de un sueldo medio.

3. No invertir en cualquier cosa y no confiar en los corredores de bolsa.

No confíes en los consejos de inversión de cualquiera, independientemente de si es un asesor financiero, un corredor de bolsa o el director de banco (este consejo llega tarde para cientos de miles de personas que han perdido sus ahorros).

4. Crea cuanto antes un fondo de emergencia.

Coinciden muchos lectores que parte de su ruina financiera personal se debió a no tener un fondo de emergencia.  Los gastos imprevistos llegaron cuando más débiles financieramente estábamos, lo que les obligó a pedir un crédito, y ese crédito llevó a más deuda, estropeó el ahorro y puso intereses en contra. Nuevamente, deja de gastar, paga tus deudas y comienza a ahorrar.

(Leer: 10 consejos sobre finanzas que debes seguir antes de los 30 años)

5. Comienza a cuidar de tu salud ahora, no después.

Tu salud se deteriora antes de lo que puedas imaginar, y será muy difícil que te des cuenta, pues ocurre de forma progresiva. Comer mejor y sano, dormir bien y hacer ejercicio... pero esto debes hacerlo ya y siempre mantener una continuidad. El cómo te cuides entre los 20 y los 30, te pasará factura a los 40 y 50 años, pues los daños o beneficios de lo que haces, se acumula en tu cuerpo.

Como podréis imaginar, algunos de los lectores de Manson son supervivientes del cáncer o de un ataque cardíaco, así como víctimas de la diabetes o problemas con la presión arterial. Probablemente lo podrían haber evitado según ellos mismos. Todos decían lo mismo: "Si pudiera volver atrás, comenzaría a cuidarme más y hacer ejercicio. Puse muchas excusas porque no tenía ni idea de lo que me podía ocurrir".

(Leer: El ejercicio: una forma de ser más inteligente según un estudio)

6. No pases tiempo con algunas personas.

Un lema de vida que personalmente tengo es "no pierdas ni un minuto de tu tiempo con una persona que no esté dispuesta a perderlo contigo". Aplicable a todos los campos, desde el amoroso hasta lo profesional.

Aprende a decir no a algunas personas, actividades u obligaciones que no aportan valor a tu vida personal. Intenta rodearte de personas con las que sientas lleno y envía amablemente al carajo a aquellas personas que únicamente restan valor a tu tiempo, calidad de vida o bienestar.

No permanezcas al lado de personas que no te tratan correctamente. No tengas amigos mediocres, empleos basura que no te aporten nada, relaciones amorosas con personas que no lo tengan claro y que no se dirijan hacia donde tú quieres dirigirte.

Rodéate de personas que saquen la mejor versión de ti mismo, y no la peor.

7. No puedes tenerlo todo, así que enfócate en hacer algunas cosas que haces realmente bien.

Gran consejo: "Todo en la vida es un "trade-off". Debes aceptar que no puedes tenerlo todo, y que inevitablemente para conseguir algunas cosas deberás renunciar a otras".

Eso es el enfoque, y es que puedes lograr más cosas en la vida si te centras en una sola cosa y lo haces muy muy bien. Evita distraerte o desenfocarte y céntrate en un par de metas, sueños o aspiraciones, trabajando duro en ellos.

Cuando se tienen 20 años no hay prisa porque creemos que tenemos todo e tiempo del mundo. No es cierto, pues el tiempo pasa muy rápido, y cuando quieras acordar, te darás cuenta de cómo has desperdiciado toda una década y comenzarán las prisas. (Leer: Los 30 no son los nuevos 20, por Meg jay).

8. Necesitarás mucho tiempo para averiguar qué quieres hacer realmente.

¿En qué eres bueno, qué te apasiona, cuál es tu talento?. Hay personas que llegan a los 40 años sin conseguir dar una respuesta a esta pregunta. (Leer: Cómo saber a qué dedicarse). Céntrate en tus fortalezas y maximiza tus puntos fuertes. Sobre todo prueba y experimenta, haz cosas nuevas todos los días, asume riesgos, dí SÍ tantas veces como te sea posible a nuevos retos y proyectos, pues es una de las formas de descubrir tu pasión.

9. No tengas miedo de asumir riesgos.

Entre los 20 y los 30 años es una edad para mandar al carajo al miedo y asumir riesgos. Cuando se falla a los 25 años, podemos culpar a nuestra falta de experiencia y aprender la lección. Cuando fallamos pasados los 40, nos frustraremos. 

Las personas que pasan los 40 años suelen estar más arrepentidas de lo que no hicieron a lo que hicieron.

Ante todo, si en algún momento del camino te sientes perdido, es mejor volver al principio y comenzar de cero antes que continuar perdido. Los 20 años es una edad para marcar planes, objetivos y también para improvisar.

Un hombre de 50 años tiene sólo 3 consejos para ti: "menos miedo, menos miedo, menos miedo". Asegura que el haber tenido miedo en su juventud ha sido lo que ha perjudicado su vida y su mayor arrepentimiento a día de hoy.

10. Debes seguir creciendo siempre.

La mayoría de las personas se sacan una carrera universitaria para acabar siendo un profesional mediocre rodeado de mediocres en una empresa mediocre. Hay que continuar aprendiendo y desarrollándote como profesional. La inversión más rentable que harás en tu vida será la que hagas en ti mismo.

Te pueden quitar tu negocio o tu trabajo, pero nadie te puede quitar los conocimientos adquiridos, conocimientos que siempre pueden ser empleados para levantar el vuelo nuevamente.

El otro día leía que en España hay exceso de abogados. Mentira. En España hay probablemente unas decenas de buenos abogados. El resto sólo estudiaron derecho, lo cual es muy distinto. Claro que esto ocurre en la mayoría de profesiones.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo