.......... ........ ......... ....... .......

6 ventajas que "injustamente" otras personas pueden tener sobre nosotros para alcanzar el éxito.

29 de mayo de 2014



Todos podemos alcanzar cualquier meta y objetivo, pero en el camino del éxito debemos competir con otras personas, y por desgracia, hay personas que en esta maratón del éxito, llevan ya media carrera de ventaja, obligándonos a esforzarnos mucho más e incluso competir en desigualdad de condiciones.

Aunque tengamos un objetivo común, lo cierto es que no todos tenemos el punto de salida en el mismo sitio. Veamos cuáles son las ventajas más injustas que una persona puede tener sobre el resto y que no podemos hacer nada por evitar.


1. No tener la necesidad de dormir mucho.

Quizás esta ventaja algunos la consideren un mito, pero lo cierto es que es una ventaja real que muchas personas tienen, y lógicamente es una cualidad genética que se encuentra en algunas personas de éxito.

Donald Trump
Donald Trump
Napoleón, Margaret Thacher (La dama de Hierro) no necesitaban dormir más de 4 horas al día, al igual que Marissa Mayer, de Yahoo, e incluso Donald Trump, el cual dice que se conforma con 3 ó 4 horas diarias de sueño. Madonna tampoco duerme más de 4 horas al día, y el guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, tiene la capacidad de aguantar despierto durante 5 días seguidos sin perder nada de su talento, lo cual para él es algo normal. Y con cocaína, alcanzó un récord de 9 días sin dormir :-)

Puede parecer una tontería, pero en el mundo de las finanzas de alto nivel, encontraríamos muchas personas que consideran la necesidad de dormir más de 4 horas como una desventaja.

Y no hablamos únicamente del claro beneficio de tener 3 ó 4 horas más al día de ventaja para ser más productivos, sino que estas personas adquieren una ventaja para los negocios increíble, donde pueden alternar con los clientes hasta altas horas de la madrugada, dormir un poco y levantarse frescos como una lechuga para continuar con su día de trabajo.

Quien intenta competir con ésto y ponerse a su nivel, se encuentra con que el cansancio acumulado le obliga a tomar malas decisiones.

Por desgracia, esta ventaja de no necesitar dormir, es una ventaja genética y no se puede aprender. De hecho, en Wall Street ha costado enfermedades e incluso muertes poro intentar adaptarse a este ritmo que otros tienen de forma natural.

Se dice que algunas empresas buscan esta cualidad en sus trabajadores, por el hecho de que algunos psicólogos piensan que las personas que no necesitan dormir mucho, son potencialmente más inteligentes y astutas que el resto, mientras que el que pasa de las 8 horas de sueño, suele ser más perezoso que la media que por regla general necesitan dormir entre 6 y 8 horas.

2. El don genético intelectual.

Se dice que se puede trabajar con un niño para desarrollar ciertas habilidades tempranas. Es completamente cierto, pero algunos padres se encuentran con auténticos fenómenos sin necesidad de trabajar con ellos. Por ejemplo, el Coreano Kim Ung-Yong, actualmente considerado como el Cociente Intelectual más alto de todo el mundo (210), se dice que a los 6 meses conversaba con total fluidez, a los 3 años aprendió a hablar además japonés, alemán e inglés perfectamente.

A los 5 años resolvía problemas de cálculo matemático que les costaba trabajo resolver a profesores universitarios considerados eminencias en su campo, y a los 7 años fue invitado por la NASA, donde trabajó para ellos durante 10 años. Está claro que por mucho que te esfuerces, este tipo de mentes prodigiosas no se crean. Simplemente nacen y nadie puede competir intelectualmente contra ellos.

3. Hábitos y desarrollo temprano.

Cada vez más estudios revelan la importancia de trabajar hábitos con los niños pequeños. Se dice que entre los 6 meses y los 3 años creamos gran parte de las habilidades que nuestro hijo tendrá en un futuro, así como muchas de sus ventajas competitivas. Por ejemplo, el desarrollo temprano del cerebro a través de la motricidad se puede incrementar según el tipo de juegos que empleemos con nuestro bebé, así como hacerlo intelectualmente más inteligente al enseñarle un segundo idioma a nuestro hijo a los 2 ó 4 años.

Risto Mejide decía que ha enviado a sus hijos no para que aprendan y estudien inglés, sino para que estudien en inglés, por lo que sus hijos perderán el acento que les identificaría como españoles hablando inglés. Hablarán un inglés perfecto y el día de mañana aprenderán con más facilidad un tercer idioma.

Tener unos padres que sean conscientes de que los niños pequeños son como esponjas que absorberán todo tipo de conocimientos y hábitos desde una edad temprana, les dará una ventaja competitiva sobre el resto que deberá deshacerse de ciertos hábitos para adquirir los hábitos correctos, así como comenzar a trabajar el cerebro más adelante.

4. Optimismo.

Ser optimista o pesimista es una elección en cierto modo que todos podemos hacer. Pero es cierto que según nuestra infancia, podemos adquirir algunos complejos de inferioridad que más adelante nos pueden pasar factura al hacernos más inseguros, más introvertidos, más tímidos, etc...

La falta de optimismo se puede convertir en un freno para el éxito en cualquier campo. Rara vez un pesimista logra alcanzar el éxito.

5. El desapego emocional.

El poder sentir menos (desapego emocional) es una cualidad (también considerada un defecto) que se encuentra en cierto modo en los sociópatas. Claro que como hablábamos en nuestro anterior artículo, los psicópatas tienen muchas cualidades para alcanzar el éxito.

El desapego emocional te convierte en una persona distante poco propensa a sufrir por situaciones sentimentales, y por tanto, menores decepciones y preocupaciones que te distraigan de tus metas. Esto te hace más productivo y más centrado. Te evita tomar tranquilizantes o tilas por una situación de estrés sentimental, y tienen un enfoque más frío. Lo cual, traducido de una forma sencilla, significaría que son capaces de pensar más con la cabeza y menos con las emociones, por lo que sus decisiones serán mucho más inteligentes y acertadas que aquellas personas que basan sus decisiones en la emoción, lo cual es un gran error en las finanzas y negocios.

6. Nacer en una familia rica.

La mayoría de los millonarios debieron trabajar muy duro para construir algo, mientras que el trabajo de alguien que ha heredado un patrimonio multimillonario y cientos de empresas, únicamente consiste en no "cagarla" para derrumbar su imperio heredado.

Está claro que si esta persona proviene de una familia rica y además sus padres son ricos con valores que le han enseñado los valores de la honestidad y competencia, esta persona tiene la mayor ventaja de todas, y es que mientras que unos luchamos por alcanzar la meta, esa persona nació justo en la meta que nosotros queremos alcanzar. Dicho de otro modo, ya nació con éxito.

No obstante, como ya hemos dicho en diferentes ocasiones, independientemente del talento que tenga una persona, si éste no es aprovechado, siempre puede ser vencido por otra persona que está trabajando más duro.
"El trabajo duro vence al talento cuando el talento no trabaja duro"







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo