.......... ........ ......... ....... .......

10 Formas de aumentar tu fuerza de voluntad y concentración.

21 de agosto de 2015



Pocas cosas son más frustrantes que saber lo que se necesita para terminar un proyecto y no ser capaz de concentrarse en él. En esos momentos, cualquier cosa (Facebook, WhatsApp...etc)  parece más emocionante que la tarea en cuestión.

Afortunadamente, hay muchas formas de alejarse de las distracciones y mejorar la capacidad de concentración durante largos períodos de tiempo.

Algunas de ellas implican pequeños ajustes, mientras que otras requieren un compromiso más grande.  Shana Lebowitz nos da algunas de ellas, que te harán más productivo tanto en tu vida profesional como personal.

1. Trabaja en tus proyectos más importantes a primera hora de la mañana.

Cada día está lleno de experiencias que pueden minar tu fuerza de voluntad. A las tres de la tarde puede ser difícil reunir los recursos cognitivos necesarios para centrarse en todo lo relacionado con el trabajo.

Por eso necesitas trabajar en tus tareas más importantes a primera hora del día, mientras que todavía tienes el foco y la fuerza de voluntad necesario para su realización.

La Psicóloga Kelly McGonigal ofrece otra razón de por qué la fuerza de voluntad puede ser más alta a primera hora de la mañana: El cerebro se actualiza por el sueño. Esta también es la razón de por qué dormir la siesta puede aumentar tu fuerza de voluntad y tu productividad.

2. Crear una agenda rápida.

Si tienes 30 cosas en tu lista por hacer y la mitad de ellas son para esta misma semana, no es de extrañar que sientas que no puedes hacerlo.

Una opción mejor es programar unas metas a muy corto plazo. Por ejemplo crear una lista de cosas que te gustaría terminar en la próxima hora.

Eso te obliga a ser realista al pensar en lo mucho que en realidad se puede lograr en un período de tiempo limitado.

3. Práctica para concentrarte por largos periodos de tiempo.

Cada vez más expertos recomiendan jugar al ajedrez o a un juego similar complejo con oponente difíciles para desarrollar tu capacidad para concentrarte durante largos períodos de tiempo y mejorar la memoria.

De hecho, cada vez más organizaciones educativas en todo el mundo están añadiendo el ajedrez a sus programas escolares. Eso es, debido a que ayuda a aumentar la concentración y la memoria, habilidades que pueden mejorar el rendimiento en otras áreas de la vida.

(Ver: 9 cosas que puedes hacer cada día para ser más inteligente)

4. Inicia una rutina de ejercicios.

La actividad física tiene innumerables beneficios, pero uno de los menos obvios es que ayuda a afinar el enfoque.

Eso es porque, según un estudio mencionado por Mukul Shukla, el ejercicio aeróbico regular puede provocar el desarrollo en las partes del cerebro relacionadas con la atención y la memoria.

Otra investigación sugiere que podrías no tardar demasiado tiempo en cosechar los beneficios cognitivos del ejercicio. Los niños que participaron haciendo ejercicio  de 10 a 40 minutos, mostraron un aumento inmediato de la concentración y el enfoque mental, probablemente debido a la mejora del flujo de sangre al cerebro.

5. Averiguar por qué estás distraído.

Es tentador ponerte a mirar tu muro de Facebook en lugar de responder a los correos electrónicos de los clientes. Una mejor opción es simplemente aceptar que estás teniendo problemas para concentrarte y averiguar por qué.

Es importante saber de que tipo de distracción se trata, si física o mental. Si es mental, trata de poner lejos tu teléfono o utiliza un plug-in que bloquea ciertos sitios web. Si se trata de una distracción física, considera dar un paseo o tomarte algo.

6. Haz descansos regulares.

Una investigación reciente pone de relieve la importancia de la incorporación de los descansos regulares en tu horario de trabajo.

Eso es posible porque la atención prolongada a una sola tarea perjudica el rendimiento. Un estudio encontró que las personas que hicieron dos descansos durante una tarea cognitiva de 50 minutos realizaron mucho mejor el trabajo que los que no tomaron ningún descanso.

La pregunta es: ¿Cuánto tiempo hay que trabajar antes de tomar un descanso? Algunas investigaciones sugieran que la fórmula perfecta consiste en trabajar durante 52 minutos y luego tomar un descanso de 17 minutos.

Eric Pepke recomienda pausas más frecuentes: "Tómate un descanso de cinco minutos por lo menos cada 20 minutos, levántate, camina, y restablece tu cerebro. No sólo hace que sea más fácil hacer la tarea durante más tiempo, sino que hace que cada trozo de 20 minutos sea mucho más eficaz".

7. Revisa tu correo electrónico cuando tengas varios mensajes.

Los expertos recomiendan que sólo compruebes tu correo electrónico y Facebook cuando tengas al menos diez mensajes nuevos. De esta manera, serás capaz de resistir la tentación de actualizar continuamente las bandejas de entrada y podrás seguir trabajando en tu proyecto.

(Leer: Qué libros leer para ser más inteligente)

8. Practica la atención plena.

La atención plena es el término general para el cultivo de una mayor conciencia de tus experiencias en el momento presente, y puede ayudar a mantenerte enfocado en la tarea.

Una sencilla práctica de la atención es el de "hacer lo que estás haciendo con enfoque completo", dice Paras Trehan. Por ejemplo, Trehan dice, que hay que prestar atención a cada bocado de comida que tomamos, incluyendo el sabor, la temperatura y la textura. Con el tiempo, estaremos acostumbrados a la reducción a cero en las tareas individuales, y reduciremos al mínimo las distracciones externas.

9. Aprende a meditar.

La meditación gana enteros en las sociedades occidentales, cada vez más personas están empezando a apreciar sus beneficios psicológicos. Un estudio encontró que las personas estaban en mejores condiciones para concentrarse después de pasar varios meses en un retiro de meditación.

Así que los expertos recomiendan que encuentres un lugar tranquilo, te sientes en una posición cómoda, y empieces a respirar. Cuenta hasta seis mientras inspiras y seis de nuevo al espirar. Sigue haciendo eso tanto tiempo como puedas. La clave es darse cuenta de cuando tu mente está vagando en lugar de centrarse en la tarea.

10. Sé paciente.

El desarrollo de cualquier nueva habilidad cognitiva lleva tiempo y no puedes ser demasiado duro contigo mismo.

Mientras estás ocupado el aumento de tu capacidad de concentración, no debe renunciar a ti mismo. Sé optimista y entusiasmate con el progreso.

Leer: 15 cosas para motivarnos que debemos decirnos a nosotros mismos cada día







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo