.......... ........ ......... ....... .......

Cómo condicionarnos para el éxito rompiendo nuestros límites; 2 personas te enseñan a lograr lo imposible.

24 de agosto de 2015



En el artículo anterior hablábamos sobre el poder que tenemos para condicionar a un niño, tanto para que ese niño tenga una mentalidad preparada para el éxito o para inducirle el fracaso mediante nuestra forma de enseñarle.

En este caso hablamos del caso de 2 personas que consiguieron, literalmente, lo imposible, con las posteriores lecciones que enseñaron al resto de personas, y aunque parezca que vamos a hablar de dos deportistas, lo cierto es que el entrenamiento mental fue superior al entrenamiento físico para lograr esas metas.

1. Roger Bannister y cómo conseguir romper la barrera de lo imposible.

En mayo de 1954, un hombre llamado Roger Bannister hizo algo que hasta entonces era imposible. Fue el primer hombre de todo el mundo que consiguió hacer 1 milla ( 1.609 metros) en menos de 4 minutos (3 minutos con 59 segundos para ser exactos).

Hasta aquel entonces, era una marca considerada físicamente imposible, y por tanto, nadie se había ni siquiera planteado intentar rebasarla.

Bannister sabía que su cuerpo no podría superar esa barrera si no iba mentalmente preparado para superarla, por lo que dedicó parte de su entrenamiento a trabajar su mente hasta visualizar en primer lugar la consecución de esa barrera, que para él era más una barrera psicológica que física.

Mientras tanto, seguía entrenando hasta que, un día decidió superar esa marca.

Y ocurrió algo curioso.

Como bien hemos dicho, nunca nadie había conseguido aquella marca. ¿Por qué? porque era imposible. Al año siguiente de superar aquella marca, ya no era imposible, sino algo posible. Bannister lo había logrado.

Así que al año siguiente, muchos otros corredores motivados decidieron superar la esa barrera de los 4 minutos, y curiosamente, lo lograron 16 corredores. Al año siguiente, lo lograron 150 corredores.

Hoy en día, hacer la milla en menos de 4 minutos es algo perfectamente superable y que persiguen muchos corredores. Ya no es ninguna proeza, gracias a que una persona decidió acabar con aquella limitación.

Pregunta: ¿En qué otras cosas podemos estar siendo limitados o considerar imposibles simplemente porque todo el mundo cree que no son posibles? Finalmente, con este ejemplo se demuestra que la mayoría de los límites son los que nosotros nos ponemos mentalmente, y que cuando visualizas un objetivo hasta creer en él y pones tu esfuerzo en lograrlo, ese objetivo es muy posible de alcanzar.

Pero en el siguiente ejemplo lo podemos ver de una forma mucho más clara.

2. Stu Mittleman y cómo lograr lo humanamente imposible.

Stu perseguía demostrar algo que va más allá de los límites de lo humano, donde nuevamente, el desafío mental era casi tan grande como el desafío físico. Stu iba a demostrar que el potencial del cuerpo humano es ilimitado, aun a riesgo de poner su vida en peligro.

Su proeza fue hacer 1.609 kilómetros (1.000 millas) en 11 días y 2 horas. Para lograr este récord mundial, tuvo que correr durante 21 horas al día, y dormir únicamente 3 horas durante los 11 días que duró su proeza.

Además, logró llegar a la meta en excelente estado, y se dice que no tenía ni una sola ampolla en los pies, a pesar de que había hecho una media de 140 kilómetros al día.

Probablemente no haya entrenamiento físico capaz de hacerte lograr una marca de este tipo, si ese entrenamiento no va acompañado del condicionamiento mental. Su objetivo fue mostrar cómo todos tenemos un potencial físico ilimitado si tu propia mente es capaz de reconocerlo, y que podemos adaptarnos casi a cualquier cosa, siempre y cuando nuestra mente no se venga abajo.

Conclusión: A veces, cuando vemos esos cartelitos de Facebook hablando sobre hacer lo imposible, nos puede sonar a "teoría de motivación barata", pero creo que estos dos hombres, como ya han hecho otros en su campo, nos muestran cómo el condicionamiento mental puede hacerte lograr cosas imposibles, debido a que eran imposibles porque, probablemente, existía un condicionamiento negativo general que ponía una limitación global.

Recordemos que muchos empleados de Steve Jobs, entre críticas, también reconocieron que lograron crear algunas cosas imposibles porque para Jobs no eran imposibles, y así se lo transmitió,








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo