.......... ........ ......... ....... .......

Inteligencia Emocional para inversores: 4 lecciones de Charlie Munger.

11 de mayo de 2016



Hoy que tanto se habla de la importancia de la inteligencia emocional dentro del liderazgo y carrera profesional, es importante recordar que también tiene su importancia dentro del mundo de la inversión, y así lo señala Charlie Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway y mano derecha de Warren Buffett.

Munger dice haber conseguido amasar un patrimonio de más de 1.000 millones de dólares gracias a la combinación de trabajo duro, intelecto e inteligencia emocional. Si bien no suele dedicar su tiempo a dar lecciones de inversión como sí hace Buffett, en esta ocasión recogemos 4 lecciones de inteligencia emocional para los inversores.

(Ver: 5 pasos para hacerte rico. Por Charlie Munger)


1. Dedica tiempo a entender la psicología humana.

Como hemos dicho en otras ocasiones, los mejores inversores son más parecidos a un psicólogo que a un matemático, pues los mercados financieros los mueven dos fuerzas: pánico y ambición. Y estas dos fuerzas psicológicas son las que están detrás de los mayores errores de inversión en bolsa.

Y es que incluso los inversores racionales y analíticos suelen tomar malas decisiones debido a una gran cantidad de sesgos cognitivos que se dan en la inversión. Los números son los números, pero nuestro cerebro puede interpretar un mismo número de una forma positiva o negativa, debido a la psicología humana.

Por lo tanto, debemos entender la psicología de los inversores, así como la nuestra propia, y beneficiarnos de los errores del resto de los inversores. Quizá aquí entraría el famoso "compra cuando todos vendan y vende cuando todos compren".

Estadísticamente, la mayoría de los inversores (que son más bien especuladores), acaban perdiendo dinero en la bolsa, por lo que estando en el lado contrario de las masas, nuestra probabilidad de ganar aumenta considerablemente.


(Ver: Los 16 mejores consejos de Warren Buffett sobre la inversión)

2. La paciencia y la "agresión" oportuna.

Siguiendo los consejos del general Sun Tzu, en el Arte de la Guerra, los guerreros jóvenes, usaban su fuerza y vitalidad para entrar en el cuerpo a cuerpo en el campo de batalla. Y muchos de ellos morían. Mientras tanto, los guerreros ancianos, esperaban pacientemente, cansaban al enemigo y usaban todo tipo de estrategias para vencer al enemigo de una forma más inteligente.

En la bolsa, los jóvenes ambiciosos quieren hacer dinero todos los días. Alguien le ha vendido que pueden lograrlo con el famoso trading. Pero van a perecer en el campo de batalla financiero.

Por otro lado, los inversores veteranos, esperan pacientemente sin estar tan pendientes de las noticias financieras del día a día. Cuando ven una oportunidad, atacan. No tienen prisa por entrar. Únicamente esperan a que la oportunidad se les ponga a tiro.

Y por supuesto, Munger, al igual que su socio Buffett, es un creyente de la inversión de la largo plazo.

3. La inversión es algo más que un coeficiente intelectual.

Invertir no es un juego donde el chico del CI de 160 va a ganar al chico del CI de 130. Munger atribuye su éxito a su capacidad de centrar su atención en el largo plazo y evitar las distracciones de corto plazo, y no a su inteligencia. Mientras tanto, otras muchas personas pierden dinero tratando de ser inteligentes.

Finalmente, el secreto de la inversión no consiste en tratar de ser inteligente, si no en evitar ser tan idiota como las masas.

4. Reconoce tus límites.

El banquero de inversión Li Lu, gran amigo de Munger, escribió acerca de cómo Munger le enseñó a enfocarse y tomar ventaja de la humildad. "Los verdaderos puntos de vista que una persona puede obtener en la vida son muy limitados", dice Li Lu, "así que la toma de decisiones correcta se limita necesariamente a tu "círculo de competencia.""

Es por eso que tanto Munger como Buffett, probablemente hayan dejado de ganar mucho dinero con el auge de las empresas tecnológicas, tanto en el boom de los años 90 como en el boom de Facebook y Google. No acaban de entender los sectores tecnológicos, y por lo tanto, se centran en otro tipo de sectores que sí comprenden perfectamente.

Recordemos que finalmente, tras el estallido de la burbuja tecnológica de las puntocom, muchas empresas dedicadas a la inversión, con alta exposición a las empresas tecnológicas, acabaron yendo a la quiebra.

Ver: Cuáles son los secretos mejor guardados de la inversión







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo