.......... ........ ......... ....... .......

8 duras verdades que aprenderás tarde o temprano, por las buenas o por las malas.

23 de noviembre de 2016



1. La mayoría de la gente no se preocupa por ti. Ellos te preguntan "cómo estás", "cómo te va", no porque les importe. La mayoría de las veces lo hacen porque son curiosos. Otras veces porque están aburridos. Por eso, cuando tengas que tomar una decisión, no dejes que sus opiniones te afecten.

2. Tus amigos quieren que seas feliz, pero no que seas más feliz que ellos. En innumerables ocasiones lo he visto. Todo acto de "suerte" que una persona ha tenido en la vida, ha venido acompañado en muchos casos por las envidias y críticas de gente que esa persona consideraba sus amigos. Por suerte no todos son así, y realmente acabarás teniendo un par de buenos amigos que se preocuparán por ti casi de la misma forma que lo hacen por ellos mismos. Aférrate fuerte a esas personas, cuídales y ayúdales en todo lo que puedas.

A. Carlos González Negocios1000
A.Carlos González - Negocios1000.com
3. No hay respuestas a algunas preguntas.

¿Por qué me salió mal ésto o aquéllo?¿Por qué me dejó esa persona?¿Por qué no funcionó mi matrimonio? Vas a fracasar muchas veces en un montón de aspectos en la vida (relaciones, trabajo, negocios...) pero no hay que rendirse nunca. Ante ciertos fracasos o ciertos hechos, en ocasiones no hay que buscar respuestas, puesto que no hay respuestas a ciertas preguntas. Y por eso, hay que dejar ir el problema. Y es que el secreto del éxito radica en dos cosas contradictorias:
  • 1. Persistir.
  • 2. Mandar a la mierda (saber cuándo pasar página, cambiar de libro, enviar al carajo al problema en cuestión)
En ocasiones, y ésto puede que sea tan duro como necesario, deberás dejar ir a personas, no porque ellas no te importen, sino porque tú no les importas a ellas. Y es sano dejarlas ir.

4. Vas a tener que tragar mucha mierda en los principios. Si quieres aprender a invertir, vas a tener que tragar la misma mierda que yo he tragado, aprendiendo todo lo que yo he aprendido y dedicando las mismas horas que yo he dedicado. Si vas a montar un negocio, tendrás que hacer muchos sacrificios, no esperes al principio el sueño de "vivir con libertad" por no tener jefes. No tendrás libertad. Y si comienzas a trabajar en una empresa, antes de hacerte Director General, deberás tragar y tragar. Pero si eres perseverante y paciente, el tiempo te recompensará, mientras que el tiempo castigará a aquellos que se rinden fácilmente.

(Ver: El precio secreto de emprender tu propio negocio)

5. No importa lo buena o mala que sea esta etapa de tu vida. Esta etapa pasará. Irónicamente, las buenas etapas pueden acabar, por lo que deberemos acostumbrarnos a los altibajos de la vida. En cambio, las malas etapas no suelen acabar si no ponemos de nuestra parte para que eso ocurra. Es decir, el que vayas caminando por un terreno plano, no significa que no puedas caer a un hoyo, pero si estás en un hoyo, deberás esforzarte en salir de él. Por lo tanto, mantente siempre humilde independientemente de la etapa que estés viviendo. En el ámbito de la empresa hay un dicho muy famoso: "No pises a nadie mientras subes, porque te lo encontrarás cuando vuelvas a bajar".

6. La gente de tu entorno a menudo ve las cosas con más claridad que tú. Muchas veces, las personas viven problemas que son como fotocopias de otros problemas que la gente de su entorno ya ha vivido. Pero esa persona piensa que su caso es diferente. Te dicen algo así como "hay que estar dentro del ruedo para saberlo", pero eso no es correcto. En ocasiones, precisamente, para ver ciertos problemas lo que hay que estar es fuera del ruedo, y no dentro, pues los ojos externos pueden ver desde un punto de vista imparcial, mientras que tu visión es sesgada. Dicho ésto, recoge siempre los buenos consejos. Al menos, escúchalos. Y dales la prioridad según el tipo de persona de quien vengan. Ante todo, deja a un lado tu ego, ya que a veces, tú mismo sabes que te la estás pegando, y te sientan mal las críticas porque sabes que te la estás pegando. Y lo sabes 👉.

7. Aprenderás a decir SÍ.... sí a las oportunidades. Cuando aparezca una oportunidad que pueda mejorar tu vida, tu situación, dí sí, aunque tengas mucho miedo, aunque no sepas cómo hacerlo. Una vez que das el sí, el cerebro es poderoso y buscará la forma de encontrar caminos. Y si no sale bien, al menos lo intentaste. La próxima oportunidad te saldrá mejor. Recuerda que si algo tiene en común la gente de éxito es que han arriesgado. Si algo tienen en común las personas que han fracasado es que, o bien vivieron sin salir de su zona de confort (aunque ésta fuera un campo lleno de minas) o bien se rindieron en el camino.

8. Aprenderás a decir NO... no a esas personas que únicamente restan en tu vida, te distraen, te "achican", te entretienen. Aprende a decir no a los planes que otras personas han elaborado para ti aunque esos planes no te gustan. Aprende a decir no a las distracciones que evitan que puedas enfocarte en tus objetivos.

En términos de éxito, éste se logra diciendo sí a prácticamente todo al principio: sí a asumir riesgos, nuevos retos, sí a hacer nuevas amistades, a conocer a nuevas personas, a nuevos trabajos..... y aprendiendo a decir NO después: no a todo aquello que me distraiga de mis objetivos.

Síguenos en Facebook  








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo