miércoles, febrero 21, 2018
Recursos humanosTodo

A mayor formación que aportes como candidato, mayores oportunidades de empleo

Una vez más, tenemos que
recurrir, al momento que vivimos para hablar de empleabilidad y encontrar
empleo. Sabemos que empleabilidad es
 la capacidad que tiene el empleado de
demostrar sus habilidades profesionales para mantenerse en el puesto de trabajo
aportando sus conocimientos y habilidades.

En ambos conceptos, interviene la formación. Es el elemento de nexo de
unión entre ambas circunstancias. Por lo tanto, insisto que la fórmula para
encontrar empleo en la actualidad, es contar con un currículum algo más que
interesante lleno de experiencias que avalen el talento del candidato y
formación complementaria que convierta en especialista del tema a un candidato.

En la actualidad, el antes y el después,
son muy diferentes. Antes, las empresas formaban a sus empleados en
aquellos conceptos que complementaban sus estudios con su trabajo habitual. Hoy,
buscan a sus candidatos ya formados y especializados en el puesto de trabajo
que intentan cubrir.

Políticas
de formación

Desde la Secretaría de Estado de Empleo, se
piensa en tomar medidas para mejorar la situación de aquellos demandantes de
empleo asociando el mundo profesional con el educativo. Las grandes líneas de
actuación son:

a)      Un plan de
bilingüismo que acerque la formación a los mercados internacionales cada vez
más demandados en las empresas actuales.

b)      Continuidad
de la formación durante la vida laboral con objeto de evitar cifras tan
elevadas como el 24% como tasa de desempleo y que en la juventud alcance el
50%.

c)       Unir la
formación a las necesidades actuales de las empresas, evitando estudios no
demandados y formando candidatos en aquellas opciones más necesitadas en el
mercado laboral.

d)      Evitar el
abandono escolar, que hoy llega al 28% y que serán personas de difícil colocación
el mercado de trabajo actual.

e)      Formar a
todos con un mínimos de estudios, que a esta fecha  alcanza un 54% de desempleados para aquellos
que no han terminado sus estudios primarios.

Empleabilidad

Es popularmente conocido que el médico y
el abogado no terminan sus estudios cuando empiezan a trabajar en el hospital o
despacho de abogados. Ambos gremios deben continuar actualizándose en
tratamientos, medicamentos, avances médicos, leyes, sentencias, normativas, etc
que diariamente aparecen en el mercado. Y, me pregunto, ¿solo los médicos y
abogados?

¿Tú oficio no se actualiza?. Seguro que
los recién titulados llevan unos estudios más adelantados que aquel empleado
veterano de la empresa que no actualiza su parte formativa. Es como el perfil
de Facebook, tienes que decir cada día que aportas a tu red social de amigos.

Tu oficio ¿no necesita actualizarse en
medios informáticos?. La ofimática ha avanzado considerablemente en estos años
y, no solo en los populares programas informáticos, sino en la creación de software
propio para el trabajo que desempeñas. ¿los manejas?

El mercado de tu empresa, quizás, fue
exclusivamente español. Me temo que probablemente haya tenido que abrirse a un
mercado internacional: tus conocimientos en idiomas son los adecuados.
¿Consideras que la empresa puede contar contigo en un mercado fuera de nuestras
fronteras?

Estas reflexiones sirven para crecer
profesionalmente en tu empresa, pero también para mantener tu puesto de trabajo
actualizado y vivo. Ante estas crisis, aquellas empresas que necesiten
disminuir la carga presupuestaria en sueldos y salarios, será muy fácil,
prescindir de aquellos empleados que no aporten beneficio extra a su empresa, en
este caso, una formación actualizada y constante de su puesto de trabajo. Ellos
serán los primeros en caer, en caso de necesitar añadir empleados a las
interminables listas de desempleo.

Otros temas similares:

Deja un comentario