martes, noviembre 20, 2018
educacion financiera

Cuánto dinero debemos ahorrar al mes para ser financieramente responsables.

Cada mes debemos ahorrar cuanto más mejor, pero para saber si estás siendo financieramente responsable, pongamos una cifra excata.

Parece evidente que el porcentaje ideal de dinero que deberíamos ahorrar de nuestros ingresos sería “cuanto más mejor”. Aún así, es bueno definir un porcentaje exacto mínimo para no caer en eso de “este mes no puedo. El mes que viene guardaré el doble”. Debemos comenzar conociendo algunos datos, como por ejemplo:

La cantidad de dinero que necesitas ahorrar si tienes 25 años y quieres jubilarte con 1 millón de euros, así como la cantidad de dinero que necesitas ahorrar al mes si tienes más de 40 años y quieres hacer 1 millón en los próximos años.

Si algo sabemos es que para jubilarte a los 65 años con 1 millón de euros, deberías ahorrar 499€ cada mes si tienes 25 años. Claro que varía según la rentabilidad que tengas pensado conseguir. Échale un vistazo al siguiente artículo donde mostrábamos algunas tablas.

Ver: La cantidad de dinero que necesitas ahorrar para jubilarte con 1 millón de euros.

Si quieres jubilarte con 1 millón, ésta es la cantidad de dinero que debes ahorrar según tu edad.

¿Cuánto tengo que ahorrar cada mes para tener unas finanzas saneadas?

Ahorrar cada mes

Cualquier experto en educación financiera nos diría que la cantidad que debemos ahorrar cada mes sería mínimo de un 20% de nuestros ingresos. Aconsejable más de un 30%.

Estableciendo ese porcentaje mínimo y obligándonos a ahorrarlo, la propia psicología nos haría el no tener a lo largo del mes algunos gastos innecesarios.

¿Qué ahorrar cuando algún mes multiplicamos nuestros ingresos?

La respuesta es sencilla, y es que no debemos aumentar el gasto al podernos permitir gastar mas ese mes. Todo lo contrario, y es que debemos aumentar el porcentaje de ahorro o destinar íntegramente el dinero extra que hemos recibido de más a nuestra cuenta de ahorro.

Ver también: ante un ingreso, ¿invertir o pagar deudas?

¿Por qué hacer esto?

Porque hay que ser austero cuando nos podemos permitir gastar (Austeridad voluntaria). Ésto nos libra de ser austeros por necesidad más adelante (Austeridad obligatoria).

Partimos de la base de que para muchos es una utopía el poder ahorrar hoy día, ya que a duras penas consiguen poder hacer frente a las deudas que ya tienen. No obstante, siempre se puede recurrir a algunos de nuestros consejos para sanear nuestras finanzas personales.

Del mismo modo, entendemos que hablamos de porcentaje para rentas bajas, ya que se suele pensar que las rentas medias y altas pueden gastar más al ganar más. Ese pensamiento es el que provoca que antiguas rentas medias y altas, hoy día estén dentro de las “rentas endeudadas”.

En primer lugar necesitamos ahorrar cada mes para lo que denominamos un fondo de emergencia.

5 razones para tener un fondo de emergencia. Educación Financiera.

Este fondo debe estar en una cuenta líquida y únicamente debería ser usado para situaciones extremas, como pérdida de trabajo o emergencias de cualquier índole.

Debe ser una cantidad de dinero, la cual nos pueda permitir subsistir durante 3-6 meses en caso de no percibir ningún ingreso durante ese tiempo. Puesto que en ocasiones algunas personas que tienen dinero invertido, deben sacarlo para hacer frente a imprevistos, este fondo ayudaría a no tener que tomar una decisión de este tipo, ya que el quitar una inversión puede provocarnos una penalización (en caso de renta fija) o sacar un dinero con minusvalía (en caso de renta variable).

Para acelerar la creación del fondo de emergencia podemos recurrir a los viejos trucos de ahorro que, de paso, los podemos aplicar para conseguir aumentar nuestra cifra de ahorro:

¿Cómo podemos ahorrar más cada mes?

  • Abrirnos una cuenta de ahorro remunerada.
  • Vaciar el cambio, las vueltas, las monedas pequeñas cada noche en un frasco.
  • Echarle un ojo a los cupones de descuento en productos de primera necesidad.
  • Disminuir o deshacernos de hábitos como alcohol y tabaco.
  • Buscar alguna de las formas de ganar un dinero extra.
  • Retraso de vacaciones, cambiar el lugar de vacaciones a un sitio más cercano y económico o, anular las vacaciones.
  • Vigilar esos pequeños gastos diarios a los que no damos importancia.
  • Si te gusta estar a la última en tecnología, de acuerdo, pero no seas de los primeros en probar el último modelo, ya que en poco tiempo podrás adquirirlo con un cuantioso descuento.
  • Si tenías pensado comprar otro vehículo, hazte algunas preguntas: ¿Es totalmente necesario?, ¿mi actual vehículo funciona correctamente y no tengo gastos de taller?
  • etc….

En definitiva, se trata de hacer un esfuerzo considerable, pero este esfuerzo debe realizarse trazando un plan lo más definido posible, con números claros y concretos. Debemos aplicar la economía empresarial a la economía doméstica, ya que a fin de cuentas, ambas economías se basan en ingresos, gastos y beneficio.

Después los siguientes pasos consistirían en sacarle el máximo rendimiento a nuestros ahorros, bien sea en inversión en renta fija o renta variable, según nuestro perfil de riesgo o conocimientos acerca de las inversiones, aunque lo primordial para comenzar es la “materia prima” (los primeros ahorros).

Ver también: 17 consejos de dinero para sanear tus finanzas personales

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.