domingo, septiembre 16, 2018
emprendedoresnegocios

6 Consejos de negocios para autónomos o profesionales independientes.

Ser un freelance o un profesional independiente (autónomo) puede ser una gran idea en el mercado laboral de hoy día, pero no es tan fácil como parece. En primer lugar, cuando comienzas tu aventura como profesional independiente, eres tu jefe. Has renunciado a una nómina “segura” a final de mes por la posibilidad de generar más ingresos por tu cuenta y darle forma a tu proyecto personal. Has entrado en el mundo de los negocios.

Es más, debes tener muy claro que tanto si te denominas autónomo, freelance o profesional independiente, realmente eres un empresario a todos los efectos. La cuestión es si lo eres a tiempo completo o tiempo parcial.

Así que de ahí viene nuestro primer consejo para freelancers o profesionales independientes – Autónomos

Consejos para Freelance y autónomos

1. Trata tu trabajo como un negocio.

A todos los efectos, eres una imagen, una marca, un negocio. Es por eso que debes estar comprometido con la calidad en todo momento. Y sobre todo con la imagen, especialmente si es un proyecto personal que te gustaría convertirlo en un negocio a tiempo completo.

Ten una buena comunicación con los clientes, produce un trabajo de alto nivel y cumple con los plazos tal y como harías en un trabajo por cuenta ajena. Hagas lo que hagas, si coges el trabajo, hazlo con la máxima calidad. Insistimos en la calidad, porque la calidad será tu sello del éxito.

2. Enfócate en ampliar tu red de contactos o clientes.

El trabajo de forma independiente puede ser lento al principio en la captación de clientes, pero si haces las cosas de la manera correcta y eres persistente en la búsqueda de clientes, los clientes llegarán. De hecho, tu máximo foco en los inicios debe ser la búsqueda activa de clientes por todos los medios. No esperes que los clientes entren por la puerta o te llamen. Cázalos.

Hoy día es más fácil que nunca llegar a los potenciales clientes gracias a todas las herramientas publicitarias que tenemos en internet, desde Google Adwords hasta Facebook Ads. Tener una buena página de aterrizaje con una buena presentación y referencias de trabajos te ayudará a generar confianza.

Es muy probable que al principio debas coger trabajos a precios más bajos o trabajos menos atractivos. Tómatelos como combustible económico mientras continúas con la búsqueda de más potenciales clientes.

Ya tendrás tiempo de ser más selectivo en el tipo de clientes, en los precios o en despedir a clientes actuales.

3. Automatiza todo lo que puedas.

Como decíamos, aunque seas un freelance o autónomo, realmente tienes un negocio. Así que te has convertido en director ejecutivo, secretario, conserje, administrativo y cualquier otro nombre que se presente trabajando en tu nuevo negocio.

Para mantenerte enfocado en la parte del negocio que más ingresos genera (búsqueda de clientes y el trabajo en sí) intenta automatizar todo lo que puedas. Si no eres capaz de automatizar las partes del negocio menos importantes, no lograrás centrarte adecuadamente en las partes que sí generan ingresos.

4. Aprovecha tu trabajo diario.

Aunque muchas personas están deseando abandonar su trabajo por cuenta ajena para trabajar para sí mismos, en ocasiones no hay que apresurarse a dejar el trabajo hasta estar seguros de que tenemos una base sólida de ingresos en la actividad a la que nos queremos dedicar. Como explicamos en nuestro artículo “cómo comenzar tu propio negocio sin dinero“, en ocasiones, lo mejor es ir dando pasos a tiempo parcial mientras mantenemos nuestro ingreso de nuestro trabajo actual.

5. Sé un experto en impuestos.

Los autónomos deben pensar en los impuestos desde el primer día, o de lo contrario, pueden tener problemas con el aumento de ingresos. Claro que en muchos casos, lo mejor es contratar a una persona o asesoría para que nos ponga al día en este tema.

Y es que a veces, tras la alegría de haber aumentado nuestros ingresos procedentes de nuestro trabajo independiente llega la tristeza de las manos de hacienda. Registra cada transacción de dinero y guarda todos tus recibos y facturas. Para tu negocio usa una cuenta bancaria separada de tu cuenta personal

6. Especialízate.

Coinciden muchos que sus ganancias por ingresos de su trabajo independiente no despegaron hasta que decidieron especializarse en algo concreto. Si bien puedes hacer un poco de todo, lo cierto es que hoy día es mejor atacar una necesidad concreta que puedas resolver. Ser un experto en algo en concreto genera muchos más clientes, y por lo tanto, mucho más dinero.

Por poner un ejemplo, podríamos encontrar a profesionales de la escritura, pero me llamó la atención un hombre que lleva 15 años ganándose la vida como redactor de currículums. Es decir, ayuda a sus clientes a redactar un buen curriculum. Y ese es su negocio.

VER TAMBIÉN: 7 Consejos de jóvenes emprendedores para comenzar tu idea de negocio con éxito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.