.......... ........ ......... ....... .......

5 Trucos matemáticos de Educación Financiera.

11 de marzo de 2013



Una forma de alcanzar una meta financiera es ponerse unos objetivos realistas. En ocasiones, el marcarse unos objetivos realistas, puede provocar una desmotivación por el factor tiempo.

En la Educación Financiera, así como en las inversiones, deberemos tener algo de paciencia. (Leer: Qué inversiones son más rentables para alcanzar la libertad financiera?). Una vez sabemos el tipo de inversión que vamos a elegir, podemos usar algunos pequeños trucos matemáticos para tener claro todos los factores, incluido el factor tiempo. Espero que estas sencillas reglas matemáticas puedan ayudarte.

1. La regla del 72.

¿Cuánto tiempo necesitarás para duplicar tu dinero invertido?

Basta con dividir el número 72 entre la rentabilidad deseada o esperada y nos dará los años que tardaremos en alcanzar nuestro objetivo. Es decir, si esperamos obtener un 10% anual por nuestras inversiones, el tiempo que tardaremos en duplicar nuestro dinero invertido sería de 7,2 años.

Si lo nuestro son los depósitos a plazo fijo al 5% TAE, tardaríamos en convertir 10.000€ en 20.000€ (72:5 = 14,4)... 14,4 años.



2. La regla del 115.

Si por el contrario, lo que quieres es triplicar tu inversión, lo que hacemos es coger el número 115 y lo dividimos entre el rendimiento esperado. Si esperamos tener un 10% anual, tardaríamos en triplicar nuestro dinero 11,5 años. Si nuestra plusvalía esperada es de un 5% anual, tardaríamos en triplicar nuestro dinero 23 años.





3. La regla del 70.

Útil para saber cuánto tardará la propia inflación en reducir a la mitad nuestro dinero. Es decir, con la inflación, 1euro o dólar hoy, dentro de un tiempo tendrá un valor de 0,50 céntimos o centavos. Basta con dividir el número 70 entre la tasa de inflación esperada. Si esperamos que la inflación crezca a un ritmo de un 3% anual, dividimos 70 entre 3 y nos daría 23,3.

O lo que es igual. Si metemos 10.000€  debajo del colchón y no los invertimos, dentro de 23 años, sería como si tuviéramos 5.000€ únicamente. A las reglas anteriores hay que aplicarle esta regla para descontar plusvalías. Claro que en bolsa suele ocurrir lo contrario, que es la apreciación y que supuestamente combate a la inflación, siempre y cuando hayamos escogido una buena compañía, claro está.



4. El número 2.

¿Cuánto vale una hora de tu tiempo realmente?. Ideal para saber si necesitamos dedicar más horas extra. En ocasiones, una vez se calcula esta cifra, para algunos suele ser algo deprimente, por lo que se debe rentabilizar al máximo esas horas, aunque sea con otro tipo de ingresos (Ingresos pasivos).

Cogemos nuestro sueldo anual, quitamos las 3 últimas cifras y dividimos entre 2. La cifra resultante es lo que ganamos por hora (Jornada de 40 horas semanales). Es decir, si ganamos 40.000€ anuales, quitamos los 3 ceros y dividimos entre 2. Ganamos 20€ por hora de trabajo. Si por el contrario, nuestro sueldo es de 15.000€ al año, ganaríamos, ganaríamos 7,5€ por hora. El problema de la clase trabajadora es que si saca las cuentas reales, y es que suelen dedicar más de 40 horas a la semana, más el tiempo de ida y vuelta del trabajo, descontando gastos de transporte, etc... finalmente, un alto porcentaje de la población gana una media de 3 euros por cada hora, y así nadie se hace rico :-)



5. Regla de oro en las finanzas personales, el número 120.

Esto es una cuenta matemática que usan los mejores asesores financieros de todo el mundo, y sería según la edad, la cantidad de dinero que debes tener en acciones y renta fija. Resta tu edad al número 120. El resultado es el porcentaje de capital que debes destinar a renta variable.

Es decir, si tienes 50 años, la cantidad que debes tener en renta variable (acciones) sería de un 70% y el otro 30% en renta fija. Curiosamente, si tienes 20 años, la cantidad que debes tener en acciones sería de un 100% según esta regla.

Cuando una persona es joven, es cuando debe asumir más riesgos con respecto a las inversiones, ya que en caso de fallar, damos por hecho de que tendrá tiempo de recuperarse y aprender.

No obstante, yo siempre aconsejo que mientras se está en el proceso de ahorro o creando un fondo de emergencia, comencemos durante un par de años en renta fija, a no ser que cojamos el mercado recién caído y lo veamos muy claro.

Hay quien dice que lo peor que te puede pasar cuando aprendes a invertir es que ganes mucho dinero con esa primera inversión, pues no aprendes. Créeme, no hay nada mejor que "desvirgarte bursatilmente hablando" con una generosa plusvalía, siempre y cuando continúes aprendiendo. Tú gana, que para perder siempre hay tiempo.

"No hay nada malo en ganar, tampoco hay nada malo en perder, siempre y cuando no te acostumbres"

Espero te ayuden estas sencillas matemáticas. Visita nuestra sección de Educación Financiera.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo