.......... ........ ......... ....... .......

15 hábitos y elecciones para el éxito en los negocios y carrera.

19 de septiembre de 2013



El éxito es debido a un conjunto de hábitos y elecciones que una persona hizo en un momento dado.

Las mayores decepciones en la vida se producen cuando una persona quiere conseguir lo mismo que otra, pero sin adquirir esos hábitos o elecciones. Durante algunos años hemos estado recogiendo los consejos de los más grandes empresarios e inversores de todo el mundo, así como de jóvenes emprendedores que  reconocen que parte de su éxito es debido a la lectura de los consejos de esas personas que ya consiguieron lo que ellos deseaban conseguir.

Quizás uno de los empresarios que mejor resumiría el por qué del éxito y del fracaso sería Jim Rohn, el cual siempre ha dicho que para él tener éxito fue muy fácil, del mismo modo que cualquiera podría haberlo tenido, con la diferencia de que él estuvo dispuesto a asumir un sacrificio y adquirir unos hábitos que el resto de sus conocidos rechazaron.

Lo cierto es que es relativamente fácil identificar ese tipo de elecciones y hábitos entre millonarios, grandes inversores, grandes empresarios o grandes CEOs de compañías, pues realmente todos tienen exactamente los mismos hábitos. No hay secretos para el éxito, sólo hay hábitos, sólo hay elecciones, y, como en cualquier carrera, todo consiste en esforzarte y prepararte más que el resto de tus competidores. 


1. Levántate temprano.

No importa si estás trabajando o en desempleo. Coinciden prácticamente todos los empresarios de éxito que ellos siempre van por delante del resto, porque cuando llega la hora de comenzar, ellos ya están más informados que el resto y con la mente más despejada. 

2. Toma un riesgo nuevo cada día o cada semana.

Debemos ponernos a prueba cada día o cada semana. Asumiendo nuevos riesgos estamos aceptando la posibilidad de fracasar, pero hay que estar siempre en movimiento. (La importancia de asumir más riesgos. El pianista de Billy Joel)

3. Vístete para el éxito.

Hay que llevar un vida ordenada. Solía decir un gran empresario que sabía el tipo de persona que tenía enfrente únicamente observando la forma en que esta persona tenía ordenados los papeles en su oficina, su vestimenta y limpieza de su vehículo. Era lo que él llamaba "vestirse para el éxito", pues hasta que no se diga lo contrario, eres lo que muestras. (Leer: Si quieres tener éxito, deja de ir al baño)

4. Asegúrate de que estás agregando valor.

Algunas personas se esfuerzan mucho, otras poco, pero incluso las personas que hacen mucho, puede ocurrir que no estén generando valor. Asegúrate de que tus esfuerzos estén agregando valor en los beneficios.

5. Nunca hay excusas.

Alguien dijo alguna vez que las personas que son buenas en poner excusas, rara vez son buenas en algo más. Solía decir el tío de Rafa Nadal, que si un tenista te vence, no hay excusa que valga. Ha sido mejor y punto. No hay césped mojado o arena resbaladiza. El que pone excusas, jamás aprende de los errores, ya que cree no ha cometido ningún error, por lo que sus éxitos disminuyen al paso que las excusas crecen.

6. Resistencia, persistencia y determinación.

Todas y cada una de las personas de éxito tienen estos puntos en común. Han sido persistentes hasta lograr su objetivo. Cuando se han enfrentado a obstáculos, lo han hecho con determinación y contundencia, pues todos coinciden en que tuvieron obstáculos y problemas que los llevaron por momentos al límite. Cuando los problemas se acumulan y eres atacado por distintos frentes, o resistes o te rindes, y rendirse no es una opción si quieres alcanzar el éxito.

7. Encuentra tu propósito en la vida.

No puedes tener éxito si no sabes lo que quieres alcanzar, por lo que deseas luchar. Busca algo por lo que realmente quieras pelear y alimenta esa pasión o ese sueño. 


8. Sé constante.

Intenta repercutir tu enfoque directamente en tus acciones individuales. En la estrategia Seinfeld, el éxito básicamente consistía en aportar cada día pequeñas dosis de consistencia, y asegurarte de que todos los días continuarías haciéndolo independientemente de tus resultados en el corto plazo. Es decir, no construir una Muralla China, sino colocar cada día un ladrillo sobre otro. De esa forma, la muralla se construye sola. 

9. Aceptarse a uno mismo.

En el momento que una persona se acepta a sí misma, es cuando reconoce sus virtudes y defectos, pues todos tenemos defectos y virtudes. Ya sabemos que no es necesario un alto coeficiente intelectual para ser rico, ni tampoco es necesario tener estudios universitarios para tener éxito empresarial, pero sí que son necesarias algunas aptitudes y hábitos. Una vez reconozcas tus virtudes, podrás aprovecharlas mejor, y una vez reconozcas tus carencias, podrás trabajar sobre ellas para mejorarlas.

10. No pospongas.

Si quieres hacer algo, antes de que aparezcan las primeras excusas (falta de tiempo, lo dejo para mañana....), toma rápidamente la decisión y hazlo. Cada día que no ejecutas una idea en mente, es un día de retraso o finalmente la no ejecución de la idea debido a uno de los mayores males: la desidia y dejadez.

11. Sé honesto.

Nada de mentiras piadosas, ya que las mentiras piadosas se han convertido en la forma de vida de muchas personas. Para el éxito necesitas la confianza de las personas, y éso sólo lo consiguen las personas cuya imagen, honor e integridad no está en entredicho. Un lema muy común en el mundo comercial es: "No hagas ventas, haz clientes". Todo el mundo es capaz de vender mintiendo, pero consiste en hacer una cartera de clientes recurrentes, constantes y crecientes. Eso sólo lo conseguimos generando confianza.

12. Da cada día lo mejor de tí mismo.

Cuando acabe el día, piensa si has dado lo mejor de tí mismo durante ese día, si podrías haber hecho algo más o si podrías haberlo hecho mejor. Intenta cada día superarte en hacerlo mejor. Por regla general, a falta de constancia, suele ocurrir lo contrario, y es que cada vez las personas tienden a perder la ilusión y por ende, cada vez lo hacen peor.

13. Pide consejos

Un empresario o CEO no es bueno en todo. La historia está llena de fracasos de empresarios que son excelentes empresarios pero pésimos gestores del dinero. Grandes empresarios, pero pésimos dirigentes. Sé humilde y pide consejos a los expertos en cada campo que no domines. Estoy seguro de que si una gran empresa ha acabado fracasando es porque no escuchó muchos consejos que seguro le dieron.

14. Usa lo que tienes para alcanzar lo que quieres.

Para evitar los típicos: Si tuviera... haría... no te enfoques en lo que no tienes. Enfócate en lo que tienes y úsalo. Muchas personas no emprenden porque no tienen dinero. Tu objetivo primario no debería ser emprender, sino ganar dinero, y en ocasiones, a falta de otros medios, el dinero se consigue emprendiendo, pero con lo que tienes. Piénsalo.

15. Ejercicio.

Por algún motivo, todos coinciden en este punto. Si no haces ejercicio prácticamente a diario, te estás matando físicamente, sobre todo si estás en esas fases de acumulación de estrés. Eso por un lado. Por otro lado, el ejercicio te ayuda a liberar toxinas y despeja tu mente. Algunos empresarios aseguran que desde que comenzaron a marcarse la obligación de hacer ejercicio a diario, se sienten con mucho más valor e incluso más correctos a la hora de tomar decisiones. Si de paso le añades una alimentación sana, evitarás días perdidos por enfermedades.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


3 comentarios

  1. Hola Carlos

    Estupendo artículo (como de costumbre) que sintetiza perfectamente los hábitos mínimos para lograr algo en la vida. Sin embargo, en el punto 8 me gustaría añadir la PERSISTENCIA, tan importante o más que la constancia. Te dejo un texto que encontré en Internet que me encandiló por su claridad. Perdona que no pueda citar la fuente, no le he vuelto a encontrar...
    -----------------------------------------------------------------------------------
    Nada en el mundo puede sustituir a la Persistencia.
    El talento no puede; nada es más común que los fracasados con talento.
    El ingenio no puede; ingenio sin recompensa es casi un proverbio.
    La educación no puede; el mundo está lleno de gente educada y en ruinas.
    La persistencia y la determinación por sí solas son omnipotentes.
    El lema “Seguir Presionando” ha resuelto y siempre resolverá los problemas de la humanidad.

    ResponderEliminar
  2. Hola otra vez

    PERDON, lo acabo de ver en el punto 6. No me habia fijado bien, mea culpa...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, no pasa nada. Finalmente, constancia, persistencia y resistencia no son palabras tan distintas, ya que las tres vienen a decirnos lo mismo: que no te rindas.

      De esa forma, no perdemos hasta que dejamos de intentarlo. Gracias por tu comentario y amables palabras. Recibe mi más afectuoso saludo!!

      Eliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo