.......... ........ ......... ....... .......

Inflación, dinero y riqueza. Educación financiera.

2 de octubre de 2013



La inflación es el gran enemigo de los ahorradores, y además, para muchos ahorradores es un enemigo muy silencioso, ya que apenas cuentan con ella.

En muchas ocasiones, los ahorradores que no quieren asumir riesgo, almacenan liquidez, sin percatarse que eso es un riesgo en sí mismo por el efecto corrosivo de pérdida de poder adquisitivo.

La riqueza no se mide por el dinero que tienes, sino por los bienes y servicios que puedes adquirir con ese dinero. Probablemente 1€ hoy, al igual que 1 dólar, en los próximos 25 años pierdan más de un 35% de su poder adquisitivo.
Es por eso que invertir el dinero se convierte en una necesidad si queremos preservar nuestra riqueza y poder adquisitivo para un futuro. Dicho de otro modo, si no inviertes por el riesgo y dejas tu dinero en una cuenta bancaria o bajo el colchón para el largo plazo, lo que realmente estás haciendo es una inversión que te está generando pérdidas.

El objetivo de los ahorradores es preservar su riqueza, mientras el objetivo de los inversores, es preservar su riqueza y buscar un crecimiento de la misma. Pueden parecer dos objetivos diferentes, pero la primera es la condición necesaria para conseguir la segunda, y la segunda es la condición necesaria para que tenga efecto la primera.

Puede que en periodos de inflación moderada se pueda pasar por alto este factor, pero en el largo plazo, la inflación se mantiene como la amenaza más persistente del objetivo de preservación de riqueza y crecimiento.

¿Cómo combatir la inflación?

Para no quedarte corto, calcula siempre una inflación anual de un 2,5%. Esa es la rentabilidad mínima anual que debes conseguir por tu dinero ahorrado. Algunas personas quieren asumir más riesgo, mientras otras no están preparadas para ello, por lo que un 2,5% aún lo podemos conseguir en renta fija (bonos, depósitos, etc...).

No obstante, siempre recuerdo que en bolsa, si invertimos para el largo plazo en acciones que paguen buenos dividendos, el dividendo sería nuestro luchador para vencer la inflación.

Independientemente de si invertimos en renta fija o variable, el interés compuesto será lo más importante de nuestra estrategia para hacer crecer nuestra riqueza, y por tanto, nuestro poder adquisitivo.

Para hacernos una idea, si cuando hablamos del interés compuesto estamos diciendo que una pequeña cantidad de dinero, con una rentabilidad modesta, con el tiempo se puede convertir en una gran fortuna, pues con la inflación es exactamente lo mismo pero a la inversa, donde una gran fortuna, con una pérdida modesta de poder adquisitivo en el tiempo, puede hacerte perder una gran parte de tu fortuna, teniendo en cuenta que el dinero sólo es papel, y lo que cuenta es la cantidad de cosas que puedes comprar con ese papel.

Insisto, no ignores nunca la erosión de la inflación, por insignificante que te parezca.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. Muy importante tu articulo. A mi en lo personal me servirá mucho.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo