.......... ........ ......... ....... .......

5 motivos por los que realmente te van a contratar: entrevista de trabajo como nunca te lo han explicado.

5 de diciembre de 2013



Se suelen dar todo tipo de consejos a la hora de hablar de entrevistas de trabajo. Incluso los propios seleccionadores ya hablan de burbuja de consejos que probablemente acaben liando a unos candidatos que ya no saben qué es y qué no es lo correcto a la hora de acudir a una entrevista de trabajo, a la hora de preparar su curriculum, etc...

Es por eso que en esta ocasión vamos a simplificar el proceso de una forma que probablemente nunca te hayan explicado, pero con la que coinciden la gran mayoría de nuestros seleccionadores de personal consultados. Finalmente, los seleccionadores, como supongo que cualquier otro profesional, se dejan llevar por sensaciones e impresiones que valen mucho más que unas líneas escritas en un papel.
Imagen: captura Mad Men
1. El seleccionador quiere recordarte, pero por algo excelente.

 En mitad de una entrevista, coge la silla y lánzala contra la ventana de la oficina gritando fuerte y alto. Después de hacer ésto, probablemente el entrevistador entreviste a más candidatos, pero al final del día, no podrá olvidarse de ti. Incluso le hablará a su mujer sobre ti cuando vuelva a casa. Es lo que buscamos como candidatos a un puesto de trabajo, claro que....

Ahora intenta que te recuerde por delante de otros candidatos porque le hayas impactado positivamente durante la entrevista, de forma que sobresalgas incluso cuando ya no estés en la sala. Cuando hablamos de cómo sobresalir en una entrevista de trabajo grupal, una de las formas de conseguirlo era siendo el mejor vestido. No obstante, no será tan fácil. La mayoría de seleccionadores coinciden en que recuerdan a los candidatos más por impresiones y sensaciones que por hechos.

2. Sé simpático y agradable antes, durante y después de la entrevista.

Los nervios pueden hacer que incluso una persona tímida y simpática de la sensación de ser una persona seria o arrogante. Quizás te ayude el saber que ese entrevistador -en ocasiones muy serio- probablemente sea un bromista con sus amigos y familia.

A todo el mundo le gusta tratar con gente agradable y simpática, tanto si va a ser un compañero como si va a ser tu jefe. Y de hecho, quizás hayas observado que existen algunas personas que te generan tranquilidad con su simpatía y que incluso serías capaz de enfadarte con ellas. Siendo simpático y agradable desde que te cruzas con la secretaria hasta que te despides de ella, aumentas las posibilidades de ser recordado positivamente, y por tanto contratado. Recuerda que hay empresas con métodos particulares donde no te contratan por muy profesional que seas, si has sido desagradable con un "igual".

3. Evita todo mensaje negativo.

Podemos hablar de muchas cosas que inconscientemente generan sensaciones negativas. Recuerda que hay muchas personas creyentes del kharma, que piensan que las personas que hacen comentarios negativos, son personas negativas que contaminan de negatividad al resto. Es por eso que hay que evitar emplear referencias a la actual crisis, a la mala situación que atraviesa el sector concreto, problemas que tuviste con los clientes, etc... no hables de problemas, ni intentes dar lástima con frases del tipo: "no tengo para dar de comer a mi familia" o "en breve me van a embargar". Créeme si te digo que no te van a contratar por decir eso.

Recuerda que por muy mala que sea la situación, esa empresa necesita un trabajador, por lo que ellos piensan que la situación va a mejorar, pero necesitan personas positivas para que eso ocurra.

Y eso nos lleva al siguiente punto.

(Leer: 10 palabras que debes borrar de tu vocabulario)

4. No muestres desesperación.

Por el simple hecho de estar en una entrevista de trabajo, ya damos por hecho que estás desesperado por trabajar y que lo más seguro es que formes parte de esos 6 millones de parados. Así que no se lo recuerdes a la persona. Todos tenemos un sesgo cognitivo que nos hace desear lo complicado y huir de lo fácil.

No digas inmediatamente que quieres el trabajo, negocia las condiciones. Muestra profesionalidad y no desesperación.

5. Pero realmente, lo que la empresa busca de ti es dinero.

Bajemos al mundo real. Una empresa hace una inversión en ti, y con esa inversión busca rentabilizar su dinero. Muéstrales lo que puedes ofrecer. Si consigues que la empresa asocie tu contratación con la entrada de mucho dinero en la empresa, tendrás el 90% del contrato firmado.

Esto se consigue presentando tu propio proyecto a la empresa (estás mostrando iniciativa), demostrando que eres creativo, mostrando que ya lo has hecho antes, etc...

Sobre todo, muestra seguridad y mantén un lenguaje corporal apropiado. Al final, todos estos puntos son los  que cuentan para generar una buena impresión y aumentar las posibilidades de contratación. Voy más allá, y es que realmente pienso que son los motivos reales por los que finalmente se contrata a una persona dentro de un grupo en igualdad de condiciones previas.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo