.......... ........ ......... ....... .......

2 reglas básicas que mejorarán notablemente tu curriculum.

17 de febrero de 2014



Marc Cenedella es el fundador de TheLadders, el mayor portal de puestos de trabajo para profesionales de todo el mundo.

Anteriormente nos ofrecieron lo que ellos consideraban el Curriculum perfecto en la actualidad, y en esta ocasión nos dan un par reglas básicas para distinguirnos sobre el resto de candidatos que aspiran a una vacante como ejecutivo.

Si eres como la mayoría de las personas, tu curriculum incluirá algo como esto:
  • Durante 3 años fui director del área sur en Grupo XX.
  • Gestioné un equipo de 15 personas.
  • Responsable de un presupuesto de 500.000€ para la expansión nacional.
Tus datos pueden ser más grandes o más llamativos en el grupo de personas que gestionabas o en el tiempo que ocupaste el cargo de ejecutivo en la empresa, pero según estos expertos, el formato a la hora de explicarlo es exactamente el mismo que emplean la gran mayoría de ejecutivos.

¿El error?

Marc Cenedella fundador TheLadders
Marc Cenedella
Esas líneas del curriculum describen lo que hiciste, pero no le dicen a tu futuro jefe lo bueno que serás en el nuevo puesto en caso de ser contratado. Es obvio que, al igual que la mayoría de los que enviarán su curriculum, 1. fuiste contratado por una empresa - 2. gestionaste personas - 3. y tuviste recursos monetarios para expandir el negocio.

No le hemos dicho nada nuevo a la persona que nos va a contratar.
Cenedella te propone que hagas lo siguiente:

Primero lee tu curriculum en voz alta, poniendo esta frase al comienzo de cada línea: "deberías darme un bonus porque....."

De esta forma evitamos decir el puesto que ocupamos y las personas que gestionamos, ya que hasta un mono puede ocupar un puesto de directivo y tener 15 personas a cargo, pero el mono probablemente no se merezca un bonus.

Más bien se trata de describir tus logros (que es lo que diferenciará del mono), no la posición que ocupaste.

¿Cuánto incrementaste las ventas?, ¿cuánto disminuyeron los gastos?, ¿cómo de rentable se hizo tu compañía tras tu paso por ella?, ¿conseguiste de alguna forma hacer mejor la empresa para la que trabajaste?.

Si no encuentras ningún motivo por el que te mereces un bonus, evita este pequeño cambio en el curriculum y habla de la posición que ocupaste, y no de tus inexistentes logros. Esto nos lleva al segundo cambio para mejorar nuestro curriculum.

Cuenta el número de caracteres con € y % en tu curriculum. Ahora, duplica la cantidad de esos caracteres.

Los logros se suelen cuantificar en € y %, y suelen ser más persuasivos a la hora de ser contratados, pues realmente, nos van a contratar por dinero. Nuestra bonita cara, corbata de seda y bella sonrisa debe hacer ganar mucho dinero a la empresa. En el fondo, el empresario está pensando: "Enséñame la pasta".

En lugar de incluir frases del tipo:
  • Aumenté las ventas considerablemente durante mis 3 años de gestión.
  • Reduje los gastos de fabricación notablemente.
En su lugar, incluye € y %.
  • A través de la venta estratégica aumentamos en un 27% las ventas en el sur.
  • En el primer año disminuimos los costos de fabricación en un 11% sin afectar la productividad.
  • Ahorré 300.000€ anuales en la empresa gracias a....
Es evidente que si mostramos gran cantidad de datos positivos en forma de % y €, a diferencia del mono, sí que nos merecemos ese bonus, y por tanto aumentamos la posibilidad de ser contratados al estar dándole motivos más que suficientes al empleador.

Ahora, una vez que lleguemos a la entrevista de trabajo personal, vamos a intentar demostrar no solo lo que hemos conseguido, sino la forma en que vamos a hacer lo mismo en la nueva empresa si somos contratados.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo