.......... ........ ......... ....... .......

Consejos para aprender un segundo idioma de forma rápida, por alguien que habla 11 idiomas.

27 de abril de 2015



Tim Ferris tenía muy claro que cualquier persona puede aprender a hablar cualquier idioma de una forma fluida en 8 - 12 semanas, incluidas aquellas lenguas más duras como el chino, japonés y árabe. Para ello decía que debías omitir el paso de estudiar el idioma, y pasar a hablar el idioma.

Una vez ya dominas el idioma, después puedes comenzar a estudiar los aspectos gramaticales de esa lengua. Hacerlo al revés (método academia) es lo que hace que se tarden años en dominar lenguas blandas (inglés, italiano, francés...).

(Leer: el mejor consejo de Tim Ferris para los negocios, carrera y vida)

Pero quién mejor para dar consejos sobre cómo aprender un idioma, que Luca Lampariello, un italiano de 33 años que domina perfectamente 11 idiomas, entre ellos el ruso, mandarín, japonés, polaco, alemán y húngaro.


Lampariello nos da unos consejos muy básicos sobre cómo acelerar el aprendizaje de una segunda lengua:


1. Conecta tu vida al idioma.

No aísles el estudio de un idioma del resto de tu vida. No estás aprendiendo un idioma con el fin de hablar del aprendizaje de una lengua. No lo hagas aburrido ni desmotivador. Si quieres aprender inglés, comienza a pensar en inglés e introduce el inglés en tu vida cotidiana.

Lampariello aconseja cambiar el idioma de la pantalla de tu ordenador al inglés, ver películas en inglés con subtítulos en inglés, leer la prensa en inglés, revistas en inglés, podcasts en inglés y vídeos de Youtube en inglés.

Todo aquello que te interesa o que te gustaría hacer, hazlo en inglés, y de esa forma, el aprendizaje del idioma se convertirá en algo automático e inevitable.

Esta es la única forma de ponerse en serio a aprender un idioma, la más efectiva y rápida. Si hay otra forma, seguro que es más lenta y menos eficaz.

2. Conecta con hablantes nativos de la lengua.

Como cualquier aprendizaje de una nueva habilidad, el rodearse de personas que ya dominan esa habilidad, acelerará el aprendizaje. La mejor forma de aprender a hablar de forma rápida el inglés, sin duda, es hablar con nativos. Visita lugares donde hablen en inglés, y no necesariamente debes ir a Reino Unido. Por ejemplo, en Fuengirola, Nerja o Marbella, tendrás oportunidad de defender tu nivel de inglés con nativos en muchos establecimientos.

Una vez que ya puedes mantener una conversación básica en el idioma que estás aprendiendo, encuentra un grupo donde sus componentes sean nativos de la lengua, y donde se practique alguna afición que a ti te guste: senderismo, baile, póquer...

Recuerda que cuando se trata de idiomas, se trata de practicar constantemente lo que lo que estás aprendiendo. Cuanto más lo uses, es menos probable que lo olvides.

3. El juego de la imitación.

La guinda del pastel de cualquier persona que quiere aprender un idioma, es tener acento de la lengua que está aprendiendo. Es por eso que Lampariello aconseja escuchar a nativos e imitar el acento que tienen.

Piensa en ti mismo como si fueras un actor que intenta meterse en la piel de un personaje. Imita los tonos, expresiones y voces y escuchas de los nativos con tanta precisión como te sea posible. Al principio te sentirás como un tonto, pero después te familiarizarás con los sonidos que no estás acostumbrado a hacer.

Cada lengua tiene sus propios acentos característicos, tanto si se trata de italianos o franceses. Y cada lengua tiene sus múltiples acentos regionales (véase caso España). Podrías imitar un acento vasco, andaluz, madrileño... y si nos vamos al español del sur de América, encontraríamos expresiones y acentos muy diferentes. En el juego de la imitación, también se encuentra el aprendizaje de forma divertida.

4. Cadena margarita.

Este es un consejo profesional para aquellos dispuestos a aprender un tercer idioma. Una vez que dominas lo suficiente un segundo idioma como para leer, escribir y hablar, úsalo para aprender el siguiente.

Si alguien ha aprendido a hablar español, el aprender el portugués o el italiano (lenguas muy similares entre sí), con el aprendizaje de un tercer idioma, continúas reforzando el segundo idioma que aprendiste. En muchos casos, según Lampariello, es sencillo aprender de forma simultánea varios idiomas cuando éstos tienen la misma raíz.

En cualquier caso, el proceso de aprendizaje de una lengua es el mismo para todos los idiomas, y por tanto, cuantos más idiomas aprendas a hablar, con más facilidad aprenderás nuevos idiomas.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo