martes, agosto 14, 2018
educacion financieraricos

Cómo hacerte rico con estos 5 pasos de Charlie Munger.

Ser rico es similar a comenzar una profesión. Hay que seguir un plan y hay que evitar ciertos errores.

Si con 18 años, cualquier millonario nos diese unos sinceros consejos sobre cómo hacerte rico y los lleváramos a rajatabla, sin lugar a dudas serías rico antes de cumplir los 30 años. Todo comienza con el trabajo y el ahorro, evidentemente. Seguido de un amplio conocimiento en cuestiones de educación financiera, tener un plan financiero, no adquirir deudas tempranas e invertir ese dinero, bien sea en tu propio negocio o ir invirtiendo la cantidad que puedas para que nuestro dinero vaya generando interés hasta hacer tu primer millón.

Coinciden todos y cada uno de los millonarios que el primer millón es el más difícil de hacer. De hecho, muy pocos lo hacen. Así que dividimos el artículo en dos partes. Por un lado, los consejos más obvias sobre las únicas formas conocidas de hacerte millonario, y por otro lado, los sabios consejos de Charlie Munger, mano derecha de Warren Buffett.

Cómo ser rico

ser rico

1.Trabajo y ahorro.

Habrás oído millones de veces eso de que el dinero trabaje para tí y no trabajar para ganar dinero. Y eso es lo que hacen los millonarios. Pero para hacer que el dinero trabaje para tí, primero debes tener dinero, y ahí es donde entra la parte del trabajo.

(Leer: Así gana Bill Gates 1 millón de dólares al día sin hacer nada)

Trabajando nunca te harás rico, eso te lo dice cualquiera, pero el trabajo no sólo te dará el capital necesario para comenzar a poner tu dinero a trabajar para tí, si no que te dará la experiencia esencial de la vida.

Empezando desde abajo, el día de mañana podrás entender mejor a las personas que tienes debajo. Ese es uno de los motivos por los cuales, los hijos de millonarios, pierden sus fortunas una vez que el padre muere. Sencillamente, tuvieron dinero sin esfuerzo, por lo que no conocían su funcionamiento ni el trabajo que cuesta ganarlo.

Una vez que tengas el trabajo, lo siguiente es el ahorro. Habrás oído decir que muchos ricos son muy tacaños, cuando la verdad es que se hicieron ricos porque eran tacaños (no derrochaban el dinero).

Si analizas la sociedad en la que vivimos, estamos llamados al consumismo. Digamos que más que hacernos ricos nosotros ahorrando, preferimos inconscientemente, hacer ricos a los dueños de grandes almacenes y grandes superficies comerciales.

Estamos llamados a intentar aparentar algo que no somos, por eso conducimos vehículos que nos cuesta trabajo mantener. Habrás escuchado decir que “las apariencias lo son todo” y estoy de acuerdo, pero las apariencias, en ocasiones cuestan un dinero que podríamos emplear, no para aparentar, si no para ser ricos.

(Leer: Esta es la principal característica que separa a los ricos de todos los demás)

2.Educación financiera y plan financiero

Ser médico es una profesión en la cual debes tratar con pacientes, estudiar enfermedades y tratamientos. Hay gente que piensa que ser rico o millonario, lo puede hacer cualquiera, pero no es así. Incluso si te tocara la lotería, probablemente perderías tu fortuna antes de lo que piensas. Conozco un caso de un chico el cual le tocaron 15 millones de Euros, y 8 años más tarde, el banco le embargó la casa.

Otro caso es el de un hombre, al cual le tocaron 40 millones de euros. El primer año se divorció, al segundo año un hijo suyo murió de sobredosis de cocaína y en 5 años, el otro hijo se reunía con su propio padre en un centro de alcohólicos anónimos. Y aún pensamos que todo el mundo sabría ser rico.

Ser rico es una profesión como la de un médico, en la cual debemos aprender términos financieros, debemos estudiar cómo funciona el dinero y tu mejor lección, desde luego, es trabajar duro para conseguir tu primer capital.

Ser millonario no es una opción casual, es un conjunto de elecciones que un millonario hace y es un conjunto de hábitos que esta persona adquiere en la vida.

15 hábitos de los millonarios en Educación financiera.

Cuidado con los bancos

 

Debes conocer el funcionamiento de los bancos. Un banco no es tu amigo, no es tu socio y nunca está para ayudarte en los momentos de recesión. Únicamente te prestará dinero cuando demuestres que prácticamente no lo necesitas o cuando pueda cobrarte a través de alguna propiedad.

Un viejo dicho dice:

Un banco te da un paraguas cuando hace sol, pero cuando comienza a llover te lo quita.

Las tarjetas de crédito no te alivian, te estrangulan financieramente.

Si inicias un plan de ahorro y un plan financiero, olvídate de las tarjetas de crédito. No compres nada aplazado si puedes pagarlo al contado y no compres nada al contado si realmente no lo necesitas.

Como primera regla en la educación financiera, intenta que cada euro/dolar que saques de tu bolsillo venga con un retorno de beneficios.

Intenta hacer negocios únicamente con el banco, cuando el banco esté en posición de ser tu esclavo financiero. Me explico.

Si adquieres deudas con el banco, estás trabajando para el banco, haciendo rico al banco, cuando lo mejor es que el banco te ayude a generar un ingreso extra para ti, convirtiéndolo en un trabajador. En una colaboración entre banco y cliente, uno de los dos va a salir ganando y otro perdiendo. ¿Quién será quién?

10 formas en que los ricos piensan diferente al resto.

Invertir o emprender

Si tienes pensado hacerte rico, deberás prepararte para una de estas dos opciones o probablemente las dos. No hay ni un sólo millonario que no haya hecho su fortuna o bien con su propio negocio, o bien  invirtiendo. No hay otra forma de hacer grandes fortunas y quien diga lo contrario, está mintiendo.

Para ser rico o millonario, o bien aprendes algo acerca de inversiones, o bien debes buscar a un profesional que se encargue de asesorarte.

Invertir en acciones es otra forma de poder participar en los negocios de terceros sin llegar a emprender tu propio negocio.

(Leer: Las 10 reglas de Andrew Carnegie para hacerte rico)

Los 5 pasos para hacerte rico de Charlie Munger.

Charlie Munger explica cómo hacerte rico

Charlie Munger es conocido por ser el número 2 de Berkshire Hathaway y la mano derecha de Warren Buffett. Es un multimillonario inversor de 90 años, el cual comenzó desde cero. Es más, podríamos decir que su vida en general no ha sido un paseo por una alfombra de rosas, ya que se quedó en quiebra cuando se divorció se su mujer, la cual le dejó “con lo puesto”, perdió a su hijo por una enfermedad y él mismo tuvo serios problemas en la vista hasta el punto de perder la visión completa en uno de sus ojos.

Tras estos varapalos de la vida, Charlie Munger hizo uso de su filosofía de vida:

“Una vez has descubierto que la vida es muy dura, pregúntate si serás capaz de soportarlo. Si tu respuesta que SÍ, pues sonríe y sigue adelante”.

Y eso hizo. Hoy día es uno de los inversores más eficientes y respetados de Wall Street, y por lo tanto, cuando nos aconseja con respecto a nuestra educación financiera, hay que coger papel y lápiz, pues aunque lo que nos diga no sea nada nuevo, ya que lo hemos dicho en otras ocasiones, quizás el venir de esta persona, sea lo que nos confirme que no hay otra forma de administrar nuestro dinero cuando perseguimos esa ansiada riqueza o libertad financiera.

1. No hay secretos para hacerte rico. Todo comienza con el ahorro.

Hay que gastar menos de lo que se gana, y siempre que se ahorre algo, ponlo en una cuenta que genere interés por nuestro dinero (cuentas remuneradas, depósitos, cuentas de ahorro….). Con el tiempo y el constante ahorro, nuestro dinero crece. Eso es una obviedad.

2. Incluso una una inversión pésima bate el no invertir.

Debido a que el invertir nuestro dinero ahorrado (bien sea en renta fija o renta variable) hace que no gastemos ese dinero, aunque hagamos una inversión pésima que no nos genere apenas interés, siempre es mejor que no invertir y gastar nuestro dinero. Al menos comenzamos a educarnos financieramente.

OJO: Cuando Munger habla de una inversión pésima, no se refiere a que hagamos el loco con nuestro dinero, pues contamos con que la capacidad de auto-sabotaje de algunos con respecto a la inversión, puede ser enorme. Para Munger, una inversión pésima podría ser que la rentabilidad anual obtenida esté por debajo de la inflación.

3. La deuda es el infierno.

Una vez adquieres deudas, éstas son un auténtico infierno para salir de ellas, sobre todo las deudas de las tarjetas de crédito. Es imposible que una persona pueda conseguir una estabilidad financiera pagando intereses del 13% ó 21%. Si quieres ser rico, las deudas de tarjetas de crédito pondrán las probabilidades de éxito en tu contra.

Suponiendo que consigamos unos rendimientos anuales por nuestras inversiones en torno al 10% (que no está mal), no ganaremos dinero si debemos pagar un 15% por nuestras tarjetas de crédito. Por eso, antes de destinar dinero a las inversiones, destina tu dinero ahorrado en limpiar cualquier deuda que tenga un interés abusivo. Será lo más rentable.

4. Elegir correctamente dónde invertimos.

Charlie Munger es de la vieja escuela de inversión, esa escuela que sigue superando en rentabilidad a los supuestos “gurús” actuales, por lo que los consejos de inversión son idénticos a los consejos de Warren Buffett. Busca acciones con ventaja competitiva y a precios infravalorados. Pon un horizonte de inversión a muy largo plazo y reinvierte los beneficios y dividendos. (Leer: Los mejores inversores de la historia y sus rentabilidades)

Munger es consciente de que los minoristas o particulares no tienen acceso a muchas oportunidades de inversión o descuentos en el precio de las acciones que, en cambio, tanto a él como como a Buffett se les ofrece continuamente, por lo que aconseja analizar muy bien algunas ampliaciones de capital para tomar posiciones con un descuento sobre el precio de las acciones.

5. Paciencia mientras continuamos haciendo lo mismo.

El mayor problema de las personas, según Munger es la falta de paciencia. Todo el mundo quiere hacer dinero de una forma rápida. Nadie quiere esperar 10 años para ver resultados. En cambio, muchas de estas personas, a los 10 años, están incluso peor, y después se arrepienten de no haber tenido una estrategia más “calmada” en la última década.

El secreto para hacerte rico es que el dinero vaya madurando.

Nuestras inversiones nos generan una rentabilidad que a su vez añadimos al capital inicial mientras continuamos ahorrando e invirtiendo nuestro nuevo dinero ahorrado.

El interés compuesto es mágico, pero la magia no se ve el primer año, y probablemente el segundo tampoco. Pero a partir del 5 año, nos daremos cuenta de cómo tenemos mucho más dinero. En 15 años, si has ahorrado e invertido inteligentemente sin haber adquirido deudas tóxicas, podríamos decir que ya tienes una cartera de inversión notable que te genera tanto una estabilidad como tranquilidad financiera.

Munger volvió a poner un ejemplo muy conocido en el mundo de las matemáticas cuando se habla del interés compuesto:

“Si Cristobal Colón hubiera puesto 1céntimo en una cuenta a un interés del 6%, dando órdenes de sacar los beneficios que se generan, 513 años más tarde, tendríamos en esa cuenta 31 céntimos.

En cambio, si hubiera dejado ese céntimo al 6% en una cuenta remunerada donde los beneficios se suman al capital principal, el resultado, después de 513 años sería de más de 95.000 millones de ganancia”

Matemáticamente comprobado.

Ver: Por qué no tienes dinero según Jordan Belfort (El lobo de Wall Street)

6 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.