lunes, junio 18, 2018
educacion financieraricos

15 hábitos de los millonarios en Educación financiera.

Todo depende de los hábitos. Y los millonarios suelen tener ciertas disciplinas o costumbres que no siempre está relacionado con el dinero.

La educación financiera no es lo que muchos piensan. Aprender temas sobre finanzas e inversión únicamente son los pisos que vamos a construir sobre unos cimientos. Los hábitos de los millonarios comienzan desde esos cimientos, y no siempre están relacionados con la gestión o conocimientos acerca del dinero o negocios.

Cuando enseñamos esta materia, en el primer punto que insistimos es que todo comienza con  un cambio de mentalidad. Si no cambiamos nuestra mentalidad, cada esfuerzo nos conducirá al mismo lugar, que es el punto de partida o quizás más atrás.

A todo el mundo le gustaría tener una economía saneada, una libertad financiera, ser podridamente rico, pero muy pocos son los que realmente quieren pagar el precio que eso cuesta. Debemos observar a la gente de nuestro alrededor: ¿a quién no te quieres parecer? Pues no hagas lo que él hace y sobre todo, no pienses como él piensa. ¿A quién admiras y te gustaría parecerte? haz lo que él hizo, haz lo que hace y piensa como él piensa.

Usando una analogía: muchas personas son las que quieren pertenecer al selecto club de “nadadores”, pero muy pocas están dispuestas a aprender a nadar y entrenar para ser buenos nadadores. Y lo que es peor aún, es que a muy pocas personas les gusta el agua, y ese es el verdadero problema, pues si no te gusta el agua, la natación no es para ti.

(Leer: ¿Por qué los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos?)

Hace un tiempo, un conocido me dijo que quería aprender todo lo relacionado con el mundo del dinero, las finanzas y la inversión.

Además, le gustaría comenzar a tener un plan financiero. Me pidió que le aconsejara. Le dije que iba a tener que leer mucho y hacer esfuerzos en un principio en su día a día.

No conozco otra forma de adquirir conocimientos si no es través del aprendizaje. Hay personas que quieren que le pongas en las manos el pez ya pescado, pero como todos ya sabemos, es mejor idea enseñar a pescar, y así nunca te faltarán peces.

3 años más tarde, esta persona aún no ha hecho nada. Su vida sigue igual (algo peor). La pereza es el enemigo del éxito en cualquier campo. De hecho existe un dicho: “El perezoso camino tan lento, que la pobreza no tarda en alcanzarlo”.

No conozco a un sólo millonario que no haya trabajado duro.

No hay que mirar la lista Forbes, únicamente habla con algún empresario de tu ciudad y entenderás por qué él es empresario mientras otros son trabajadores. “¿Entonces hay que trabajar duro? Pues ya no me gusta eso de ser millonario.” Inconscientemente, ese es el pensamiento de la mayoría.

(Leer: El secreto de los millonarios contado por millonarios)

Si no cambias la forma de pensar, tus hábitos, costumbres y estás dispuesto a trabajar más que el resto de la gente (aunque de forma más inteligente), pertenecerás a esa gran masa de gente que critica a los ricos pero juegan a la lotería. Porque la verdad es que a todo el mundo le gustaría vivir sin problemas de dinero y quien diga lo contrario, es que se está consolando.

Veamos algunos hábitos que tienen (tuvieron) la mayoría de los millonarios, características que les distinguen sobre el resto. Sólo así sabrás en lo que tienes que trabajar para conseguir algo parecido a lo que ellos consiguieron.

Estos serían 8 primeros hábitos de los millonarios

1. Una vida modesta y gastos modestos (Fuera apariencias)

Sólo un idiota se compra un coche que realmente no puede mantener. Estamos acostumbrados a ver en las películas a los millonarios conduciendo vehículos de lujo muy llamativos. Es fácil sentirse tentado a intentar  aparentar riqueza o grandeza para impresionar a la gente. Y de ahí vienen muchos problemas.

¿Realmente quieres impresionar por tu coche o por tu persona?. Mark Zuckerberg (Facebook) conduce un coche de 30.000 dólares, mientras Warren Buffett continúa viviendo en la misma casa que compró en 1958 por unos 35.000 dólares.

Lo sé, hay millonarios que conducen un Ferrari y que tienen apartamentos y mansiones de millones de euros, pero lo han hecho una vez que esos millones de euros son calderilla en comparación con su fortuna.

(Leer: Primer consejo para hacerte millonario: No vivir como un millonario)

Vive por debajo de tus posibilidades siempre. Incluso los millonarios que se gastan 10 millones en una casa, están viviendo por debajo de sus posibilidades en esos momentos.

2. Son personas de acción. Entre los hábitos de los ricos más destacados.

Menos hablar y más actuar. Hay gente que lleva 10 años pensando en montar un negocio, dándole forma a una idea. Si Miguel Ángel hubiera tenido esa mentalidad, no tendríamos Capilla Sixtina. En sus días, estos millonarios no se sentaban en su sofá para quejarse y llorar por los problemas mientras esperaban que les tocara la lotería. Aprendieron, estudiaron lo que necesitaban y asumieron riesgos.

(Leer: El mejor momento de comenzar tu idea de negocio es hoy).

3. Mentalidad de empresarios.

Si lo que quieres es un trabajo fijo, a ser posible de funcionario para tener pocos calentamientos de cabeza, de acuerdo, es respetable y está claro que esto no es para ti.

Si por el contrario notas que tu vida no te satisface al tener que ir a trabajar cada día a la misma hora, te invade la preocupación de ser despedido y aguantar a un jefe que seguramente llegó a ser jefe al desarrollar el arte de lamer traseros, tu salida es cambiar de empleo o comenzar a crear tu propio negocio. Hay grandes empresas que comenzaron siendo una pequeña idea para ganar un dinero extra, como es el caso de nuestra actual millonaria de 14 años.

4. Tienen conocimientos financieros. Sin duda, el hábito más encontrado entre los millonarios.

Entre los hábitos de warren buffettHan conseguido hacer grandes fortunas porque evidentemente también han sabido sacarle partido al dinero que iban generando. Es imposible una fortuna personal de 30.000 millones si jamás has invertido, aunque sea en la compra de acciones de tu propia empresa.

Esas fortunas únicamente provienen de acciones o de bienes raíces. En cualquier caso, aprender a manejar el dinero es obligatorio. No hay ni un sólo millonario que sea un inculto financiero. Quizás a Amancio Ortega (Inditex) se le criticó por no tener ni idea de finanzas, pero ahí lo tenemos, y es que forma parte de los más ricos del mundo gracias a la revalorización de las acciones de Inditex.

5. Optimismo y oportunidad.

Los millonarios han hecho dinero en burbujas y en crisis por igual. Es lo que tiene tener los conocimientos necesarios para lograrlo. Copiemos eso de ellos. Hoy día es más fácil que nunca hacer dinero durante una crisis, ya que mientras la población se iba a poco a poco al paro y muchos inversores particulares perdían su dinero en bolsa, los millonarios se hacían de oro con la caída de los mercados financieros.

Cuanto más cayera la bolsa, más dinero se embolsaban, y ahora, han comprado barato y vuelven a estar en la cresta de la ola. Warren Buffett ha ganado 1.200 millones con los derivados que en sus días consideró armas de destrucción masiva. Es decir, vio la crisis llegar, apostó contra los principales mercados y ganó.

Y esto le ha hecho únicamente con 4 clicks en su pantalla de ordenador, mientras el resto van de aquí para allá de entrevista de trabajo en entrevista de trabajo. Optimismo y oportunidades siempre hay, pero hay que tener los conocimientos necesarios para aprovecharlas.

6. Disciplina y foco.

Si quieres algo, ve a por ello. Sin duda, el hábito de los millonarios más repetido en cada libro de los grandes empresarios. Si te marcas una meta, haz todo lo necesario por alcanzar esa meta, con sus respectivos esfuerzos y sacrificios. Los millonarios son personas disciplinadas al extremo, y no sólo en los negocios, sino en su vida personal. No se distraen fácilmente de sus objetivos, no pierden el foco en el objetivo pase lo que pase y surjan las dificultades que deban surgir.

La mayoría de las personas suelen fracasar porque la dificultad les supera. Digamos que caminamos por nuestro camino cuando de pronto encontramos una pared en medio y nos hace abandonar. Muchos millonarios derriban la pared, y otros, si la pared es demasiado gruesa, buscan la forma de escalarla. Pueden conseguirlo o puede fracasar, pero siempre se enfrentan a la pared, pues, aunque suene a tópico, para ellos, la pared no es un obstáculo, sino una oportunidad, pues tras ella se encuentra la meta.

(Leer: 7 trampas psicológicas que frenan tu éxito)

7. Eligen correctamente su entorno.

Los mejores son los mejores porque trabajan con los mejores. Da igual de lo que estemos hablando. Siempre fue así y siempre será. Pocos son los grandes empresarios que lo han conseguido sin ayuda, del mismo modo que pocos son los millonarios que no le deben algún tipo de agradecimiento a alguien, un mentor, un grupo de trabajo o un jefe de dirección. Como aconseja Donald Trump, trabaja siempre con los mejores y que nunca te tiemble el pulso para despedir a un incompetente.

Eso una vez que eres un empresario, pero si eres joven, mira a tus amigos. Si te rodeas de “fumetas” acabarás siendo un “fumeta” o pareciéndote a ellos. Si te rodeas de electricistas, aprenderás algo sobre electricidad, si te rodeas de gente con aspiraciones y con ganas de superarse, algo se te pegará.

No obstante, aprende siempre de todo el mundo. Hay 3 tipos de personas que te encuentras en la vida, que son las que te aportan algo positivo, las que no te aportan nada y las que únicamente te aportan cosas negativas. Los millonarios eligieron sobre todo a las del primer grupo.

8. Perspectiva sobre el fracaso.

Para la mayoría de las personas, el fracaso es algo muy temido que nos hace de freno para luchar por loq ue queremos. Para los millonarios, el fracaso es sólo una posibilidad que está ahí, y ellos siempre saldrán ganando, ya que si intentas algo y tienes éxito, enhorabuena, pero si fracasas, enhorabuena también, pues ya has aprendido una lección muy valiosa para la próxima vez.

Hay personas que una vez que fracasan se meten en la cama y entran en una especie de depresión. Otras personas llevan a sus espaldas 5 fracasos consecutivos y aún mantienen la ilusión. Incluso el propio Mariano Rajoy decía en su discurso que confía más en un emprendedor que haya fracasado, ya que existe más posibilidad de que tenga éxito la próxima vez. De todo lo que ha dicho en público hasta el día de hoy, es en lo único que estoy de acuerdo con él.

Como podemos ver, no son pocas las cosas que debemos cambiar en nuestra mente. Pero quédate con la parte de los conocimientos tanto en negocios como en finanzas, pues sin esas asignaturas andarás perdido dentro del camino de la Educación Financiera. El resto es un cambio en la actitud y mentalidad, que probablemente sea lo más complicado.

Otros Hábitos de los millonarios que podemos copiar mañana mismo.

 

Aunque ya publicamos un completo artículo con los 25 hábitos de la gente exitosa, en esta ocasión vamos a ir hacia los más sencillos: los cimientos del cambio, y que mañana mismo puedes comenzar a adoptarlos día tras día, añadiendo otros cada semana.

9. Despiertan más temprano.

Tony ribbons tiene entre sus habitos madrugar

Este es uno de los hábitos de los millonarios más común. De hecho, coinciden en que madrugar y levantarse incluso 3 horas antes de ir al trabajo, es lo que les ha llevado donde están.

Aprovechan para relajarse, hacer ejercicio, leer la prensa, desayunar tranquilamente e ir al trabajo con una sensación de tranquilidad, y no alterados porque llevan la hora pegada al trasero.

Ya publicamos 5 razones de peso para levantarte más temprano junto con algunos consejos para ayudarte a convertirte en un madrugador nato.

10. Hacen una lista de tareas y se adhieren a ella

No sé si habrás visto cómo muchas personas tienen tanto que hacer, que acaban no haciendo nada. Desde Richard Branson a Warren Buffett, coinciden que tener una lista de cosas prioritarias para hacer primero, hará que no pierdas el tiempo pensando en lo que debes hacer.

Esa lista de tareas debe ser nuestra biblia de trabajo del día, y por lo tanto, hay que completarla sí o sí antes de que acabe el día.

11. Evitan el teléfono y contestar correos.

Tim ferris tiene como hábito no mirar su correo electrónico
Tim Ferris, autor de La semana laboral de 4 horas.

Enviar mensajes de Whattsapp y contestar correos a primera hora de la mañana, puede parecer algo sencillo, pero la gran mayoría de empresarios de éxito coinciden en que no es lo más inteligente, pues si cuando tenemos la energía al 100% dedicamos nuestro tiempo a estas tareas, debamos pasar a las tareas más productivas y que de verdad importan, éstas nos cansarán mucho antes. Esto se encuentra, sin duda, entre los hábitos de los ricos.

Tim Ferris no miraba su correo hasta muy avanzada la mañana, y Arianna Huffington no quiere tecnología por la mañana temprano, salvo para ponerse al día leyendo.

En definitiva, esto nos llevaría a uno de los puntos más importantes….

12. Administrar el tiempo es sin duda el hábito de los ricos más importante.

Un día tiene las mismas horas para todos, pero los ricos usan esas horas mucho mejor que el resto. Ellos no quieren perder ni un minuto del día, pues saben que la administración del tiempo es una de las mayores ventajas competitivas que pueden tener. Sobre todo en el mundo de los negocios.

Si algo que requiere de nuestro tiempo es productivo, lo hacemos. Cuando no es productivo, no lo hacemos. Y si  requiere irremediablemente que lo hagamos nosotros, lo hacemos, pero si hasta un mono podría hacerlo, delegamos esa tarea mientras nosotros hacemos algo más productivo.

Es decir, si debemos llamar a un cliente para invitarlo a una fiesta, nuestra secretaria o ayudante puede hacerlo, mientras nosotros nos centramos en llamar a otro cliente para cerrar una venta importante.

Y recuerda que siempre que sea posible, lo difícil debería ser lo primero que debemos hacer, que es cuando tenemos la energía a tope.

(Ver: Las personas más exitosas del mundo tienen estos 7 hábitos en común)

Más hábitos de los ricos

13. Todos los días debemos aprender.

Decía Jim Rohn que una persona puede saltarse una comida, pero nunca puede saltarse un mínimo de lectura de 30 minutos al día.

La lectura y aprendizaje diario se encuentra entre los 3 hábitos que engloban el éxito de Warren Buffett, dicho por él mismo.

(¿Qué leer? Estos son nuestros libros recomendados)

14. El cuidado de la salud.

Nuestra mente es nuestro mejor activo, pero nuestro cuerpo es el vehículo que transporta nuestra mente, y por tanto, hay que cuidarlo correctamente.

Comienza  diario de ejercicio y una dieta saludable. Pero haz caso a Tony Robbins, y no te pongas como objetivo perder peso o mejorar tu silueta si careces de fuerza de voluntad. Tu objetivo debe ser comer más saludable (por tu salud y no por tu físico). Si cuidas tu salud y llevas una dieta saludable, no necesitarás enfocarte en perder peso. El peso se irá sólo. Y si haces ejercicio por mejorar tu salud, tu silueta mejorará sola.

Ray Dalio: Así pasé de pobre a rico gracias a estos 4 hábitos

15. Cuando acabe el día…..

Durante las primeras semanas y meses, antes de irte a dormir al final de cada día, hazte estas 3 preguntas:

  • ¿Qué he aprendido hoy?
  • ¿He agregado algún valor a las personas que me rodean?
  • ¿He hecho todo lo que podía hacer hoy de la mejor forma que podía?

Y cada día, estas preguntas deben tener una respuesta que nos haga mejorar el próximo día. Comienza por aquí, y ya veremos cómo avanza el año.

Como siempre solemos decir, tú comienza a aplicar estos hábitos, y si no te funciona, siempre puedes volver a hacer lo mismo que estabas haciendo.

Si quieres algo más completo: 20 hábitos diarios que mejorarán tu vida a modo general y tu éxito en particular.

6 comentarios

  • Hola Carlos, más bien me refería al “trabajo duro”, no creo que eso sea algo implícito en los ricos, pues los pobres también pueden trabajar muy duro, incluso más duro, y no por ello se hacen millonarios. Por ejemplo, una familia alquiló un local cerrado en los bajos del edificio donde vivo para poner un negocio, invirtieron todos sus ahorros, pidieron un crédito al banco, trabajaron muy duro para montarlo todo, día y noche se les veía ahí trabajando incluso sábados, domingos y festivos. Para ellos era el último cartucho para no acabar en la total ruina, perder la vivienda y acabar toda la familia en la calle. Inauguraron el negocio, trabajaban, trabajaban y trabajaban… pero las ventas no llegaban como ellos tenían previsto. Finalmente duraron solamente unos meses, tuvieron que cerrar, ahora son más pobres que antes, tienen muchas deudas, se han quedado sin vivienda, se han ido a vivir con los abuelos.
    Ya sé que es posible que fallaran en publicitarse, o en la elección de sus productos, o en los precios… no sé. Pero lo que sí sé seguro es que trabajaron duro, muy duro, mucho más duro de lo que trabajará el hijo de un pudiente económicamente, que no tiene esa carga tan tremenda de “como no funcione, me encuentro en la calle”.
    El hijo de una familia “bien” monta un negocio y si va mal, lo cierra, punto. Y piensa en montar otra cosa. Y siempre le queda el trabajar para el negocio de la familia… o heredarlo algún día. ¡Viva la vida!, así cualquiera puede.

    En fín, así son las cosas para la inmensa mayoría de personas, que siempre serán pobres por muy duro que trabajen.
    Saludos.

    • Entiendo…

      Por ahí leía o publicaba (ya no lo recuerdo) una frase que decía: “un gran esfuerzo aplicado en el lugar inadecuado no produce tanto resultado como un pequeño esfuerzo aplicado en el lugar adecuado”, y claro, hay que diferenciar en ocasiones trabajo duro a trabajo inteligente. Hay que saber también cuándo ser perseverante y cuándo abandonar, a pesar de que los libros de autoayuda digan que nunca hay que abandonar. A veces es lo mejor.

      Dejémoslo en que esta familia de la que hablas montó algo por la propia desesperación y le añadiremos que les apareció también la mala suerte. Conozco muchos casos, la verdad que son clavaditos a esa historia que me cuentas, y por desgracia, en España el fracaso se paga muy caro. En EE.UU. esa familia fracasa y mañana está intentándolo otra vez. Aquí en España ese fracaso les va a perseguir durante mucho tiempo por desgracia.

      Un abrazo, Amigo!

  • Hola, Carlos, por primera vez tengo que disentir sobre algo que comentas.
    Sería muy largo exponerlo en un comentario, pero para nada creo que los hábitos que mencionas y el trabajo duro sea lo que hace a los millonarios.
    Por supuesto, no puedo generalizar, pero la inmensa mayoría no fueron pobres que de joven tenían “mentalidad de millonario” y enfocaron su vida con esos hábitos para llegar a ser millonario.
    En fin, esto es para hablarlo en persona.
    Saludos.

    • Creo que sé lo que quieres decir, Amigo. Puede que no tuvieran esa mentalidad millonaria de forma consciente, y que algunos quizás sólo querían darle forma a un pequeño proyecto sin pensar en ningún momento que acabarían creando una gran corporación, pero de forma inconsciente sí que hicieron las cosas incorporando ciertos hábitos, costumbres y disciplinas que estarían dentro de esa mentalidad millonaria que tienen la gran mayoría de ellos.

      No sé si te refieres a eso o al factor suerte. A mí me encanta la diversidad de opiniones y los diferentes puntos de vista en estos temas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.