.......... ........ ......... ....... .......

6 Errores de Recursos Humanos que te pueden hacer perder a tus mejores empleados.

24 de julio de 2015



Cada empresa tiene a sus empleados estrella, los que están en el negocio en las buenas y en las malas, que acuden temprano y se quedan hasta tarde, e incluso que trabajan en su día de descanso cuando es necesario. Se podría pensar que estos empleados están totalmente comprometidos con su empresa, pero si no son tratados adecuadamente, pueden salir por la puerta y nunca volver, porque lo bueno hay que cuidarlo.

A continuación, siguiendo los consejos de Sujan Patel,  se presentan algunas de las razones por las que los mejores empleados pueden abandonar tu empresa para buscar trabajo en otra. Considera cuidadosamente estas razones, y si hay alguna posibilidad de que tus mejores trabajadores estén experimentando alguna de ellas, córtala de raíz antes de perderlos.


(Ver también: 8 Formas de acabar con la motivación de tus trabajadores)

1. Un salario injusto.

La mayoría de las personas están dispuestas a hacer un esfuerzo sustancial si se les ofrece una compensación justa a cambio. Tus mejores empleados pueden apoyar tus sueños empresariales y comprar lo que estás vendiendo, pero al final, todo se reduce a dinero. Encontrar una manera de pagar a tus trabajadores es lo que realmente vale la pena de tu empresa. Nadie quiere aprender nuevos sistemas, el desarrollo de nuevos métodos y asumir responsabilidades adicionales, sólo para obtener un aumento de sueldo de un mísero 1% a finales de año.

Si un empleado está mejorando constantemente tu negocio, merece ser recompensado por ello. Si eres reacio a pagarle un salario más alto o generarle algún otro beneficio, pregúntate lo que te puede costar si este empleado dimite. Subirle el sueldo por un mejor desempeño es casi siempre menos costoso que tener que pasar por un proceso de contratación y formación de un nuevo trabajador.

Y recuerda: "Si pagas con cacahuetes, no te quejes cuando te encuentres rodeado de monos"

2. Mala conciliación entre trabajo y vida familiar.

El dinero es bueno, pero no puede sustituir a un día de descanso o tiempo con la familia, especialmente para los empleados con niños. La mayoría de los empleados entienden que el tiempo extra es a veces necesario para un gran proyecto, pero una vez que el proyecto esté terminado, deja que tus empleados recarguen las pilas. Darles un día adicional de descanso, ofrecerles más tiempo de vacaciones, son cosas que los empleados agradecerán.

No se trata de que sigas los pasos de empresas como Twitter, que ofrecen a los empleados vacaciones ilimitadas, pero puedes ofrecer algo pequeño que demuestre que entiendes las necesidades de tus empleados para mantener el equilibrio entre trabajo y vida familiar.

3. La falta de reconocimiento por los logros.

Los empleados te dan su tiempo y energía todos los días trabajando para ti. Pero a largo plazo, quieren saber que importan más que un simple intercambio de tiempo por dinero. Algunas compañías ofrecen más tiempo de vacaciones o vacaciones pagadas al personal, mientras que otros permiten que los empleados ganen viajes con todos los gastos pagados gracias a sus logros. Otros empleados simplemente se conforman con que se les de las gracias por el trabajo bien hecho.

(Leer: 9 cosas tan sencillas como extraordinarias que decir a la gente cada día en la empresa)

4. Un ambiente de trabajo negativo.

No importa lo bien que pague la empresa o qué proyecto de ensueño se esté llevando a cabo, muchos empleados abandonan el barco si el ambiente que hay es más como un depósito de cadáveres o como el de un club de lucha en lugar de un despacho profesional.

Los gerentes deben tener la suficiente inteligencia para darse cuenta de los beneficios que se pueden obtener al fomentar un ambiente de trabajo positivo. Tal vez esto sólo supone cambiar la iluminación, la compra de muebles más atractivos para el espacio de trabajo personal, o poner un poco de música positiva. A menudo, simplemente se trata de mantener los chismes fuera de la oficina y que no se propague la discordia. Lo que sea necesario para matar la monotonía y dejar que entre la luz del sol.

Ni que decir tiene de que se deben eliminar las manzanas podridas rápidamente, y no permitir que una persona tóxica arruine el ambiente.

(Leer: 7 tipos de personas tóxicas que no deberían estar ni un minuto más del necesario en la empresa)

5. No dar información.

Comunicar toda información insignificante a todos y cada uno de los empleados, sin duda no es una buena idea. Algunas conversaciones y decisiones deben mantenerse mejor a puerta cerrada hasta que los detalles sean subsanados.

Dicho esto, una política de puertas abiertas debería funcionar en ambos sentidos. Deja que tus empleados conozcan los cambios y avances significativos tan pronto como sea posible. No dejes que los miembros más bajos del escalafón del organigrama empresarial se sientan como si fueran los últimos en conocer qué está pasando en la empresa. Haz un esfuerzo por informar a todos los miembros de la empresa de las noticias procedentes de la sala de juntas tan pronto como sea posible.

6. No promover la promoción interna.

Una de las peores cosas que le puede pasar a un empleado es empezar un trabajo, trabajar muy duro, aprender los sistemas y procedimientos, y luego ver cómo otra persona es contratada de un día para otro, para asumir el puesto por el que ha estado luchando desde el principio.

A veces es necesario salir a la calle para encontrar el talento adecuado, pero este es un caso menos frecuente de lo que se piensa. Los que han estado en la empresa durante algún tiempo pueden carecer de alguna habilidad específica, pero también tienen una lealtad y una comprensión de la cultura de la empresa que un recién llegado no tiene.

Dando a tus empleados experimentados la oportunidad de ascender, no sólo los impulsas a una mayor altura dentro de la empresa, sino que también fomentas la motivación entre otros empleados para trabajar duro y seguir desarrollándose como profesionales.

Evitar los 6 errores de arriba hará maravillas para mejorar la moral de la oficina y aumentar la retención de los empleados, especialmente los de mejor desempeño, que son los que se les debe dar prioridad para mantener el equipo y crear una empresa fuerte, sólida y duradera.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo