.......... ........ ......... ....... .......

6 rasgos comunes que tienen las personas altamente inteligentes.

19 de octubre de 2015



No todo es el coeficiente intelectual. De hecho, la investigación demuestra que a partir de cierto CI medio, no hay diferencia si lo medimos en términos de éxito futuro. Es por eso que la psicóloga Carol Dweck de Stanford, afirmaba que la actitud de una persona predice su éxito de una forma mucho más contundente que el coeficiente intelectual.

Dicho de otra forma, si Albert Einstein hubiera sido un empresario que hubiera competido contra tu empresa, él no hubiera tenido ninguna ventaja táctica sobre ti. Claro que en el caso de Einstein, estoy seguro de que él hubiera sabido este dato y lo hubiera usado a su favor.

No obstante, hay ciertas cualidades o rasgos que todas las personas altamente inteligentes comparten, pero no sabemos si son inteligentes por tener estos rasgos o, si gracias a estos rasgos se hicieron muy inteligentes.

Imagen: Elon Musk


A raíz de un hilo de Quora donde se preguntaba acerca de esta cuestión, se obtuvieron algunas interesantes respuestas científicamente contrastadas. Vamos a coger algunas de las mejores respuestas y las vamos a adaptar añadiendo algunos puntos.

(Ver también: 9 cosas que puedes hacer cada día para ser más inteligente)

1. Las personas inteligentes son adaptables.

Las personas altamente inteligentes son flexibles y capaces de prosperar en diferentes contextos y ambientes, tanto si el ambiente es favorable como si se encuentran en mitad de la adversidad. Como se suele decir, en los tiempos de cambio, no gana el más fuerte ni el más rápido, sino el que mejor sabe adaptarse a los cambios.

Y lo cierto es que la investigación psicológica confirma esta idea, en la que la inteligencia depende de la capacidad de cambiar tus propios comportamientos con el fin de hacerle frente al nuevo medio de la forma más eficaz posible.

Es decir, allá donde todos ven dificultad, las personas inteligentes ven oportunidad. Allá donde todos ven obstáculos, las personas inteligentes ven lo que se esconde tras esos obstáculos. Algunos ven este pensamiento como pensamiento de motivación barata. Nosotros lo llamamos inteligencia (a secas).

2. Las personas inteligentes saben lo mucho que no saben.

El arrogante sabe de todo. El inteligente, es consciente de las muchas cosas que no sabe. No tienen miedo de decir que no saben algo o no comprenden un concepto en particular. Conocer tus virtudes y fortalezas te ayuda a alcanzar tus metas; conocer tus debilidades, te ayuda a no luchar batallas que no vas a ganar.

Y es que en ocasiones, puedes ser una persona muy tenaz y capaz en algo, pero si atacas a otra persona en su fortaleza, vas a perder. Si eres consciente de tus fortalezas y debilidades, y tienes un pequeño negocio, puedes atacar a una gran compañía, siempre y cuando sepas cuál es tu mayor fortaleza para atacar la mayor debilidad de esa empresa.

3. Son escépticos.

El escepticismo podría parecer el enemigo de una mente abierta al no reconocer nuevas ideas, pero lo cierto es que las personas inteligentes necesitan hechos. Pueden admitir nuevas ideas en su cabeza, siempre y cuando estén respaldadas por algo más que la opinión de un experto.

Suelen tener una fuerte aversión a aceptar las cosas por su "valor nominal" y, por tanto, retienen la creencia hasta que se presenta como una evidencia.

De hecho, las personas inteligentes han tenido éxito en campos donde muchos expertos decían que no se podía lograr. Gracias a que hay personas escépticas, el mundo ha avanzado considerablemente en las últimas décadas en avances médicos y científicos.

4. Hacen preguntas. Hacen muy buenas preguntas.

Reza un dicho: "Si preguntas algo que no entiendes, puedes parecer tonto hoy, pero serás inteligente mañana. Si no preguntas por no parecer tonto hoy, serás tonto toda la vida".

Pero para hallar las respuestas adecuadas, debemos hacer las preguntas correctas. Por eso las personas inteligentes desafían su propio pensamiento a través de muchas preguntas, de forma que encuentran nuevas soluciones a viejos problemas.

Y es que son curiosos por naturaleza, lo cual, unido a su escepticismo natural, hace que lleguen a grandes soluciones desafiando su pensamiento.

5. Son sensibles a las experiencias de otras personas.

Las personas inteligentes escuchan a otras personas, y desarrollan una alta capacidad para sentir empatía por otras personas, lo cual es un condimento básico para desarrollar la Inteligencia Emocional tan nombrada hoy día, siendo la inteligencia emocional un requisito esencial para el éxito.

Suelen estar muy interesados en hablar con gente nueva y aprender todo lo que puedan de ellos. De hecho, a pesar de que eligen rodearse de personas muy inteligentes, saben que la mayoría de las personas pueden aportar algo si sabes escucharles con atención. Todo el mundo tiene preocupaciones e inquietudes, y casi todo el mundo domina alguna materia que tú desconoces. Si hablas con la gente, entiendes a la gente, escuchas a las personas... abrirás tu mente a otro nivel.

6. Mente abierta.

Finalmente, las personas inteligentes no se cierran en sí mismos. Están siempre abiertos a nuevas ideas y oportunidades, pues saben que en ocasiones, la inteligencia de la mayoría es más poderosa que inteligencia de un grupo reducido de expertos. Así lo expresa James Surowiecki en su libro "Cien mejor que uno: Por qué la mayoría siempre es más inteligente que la minoría".

Siempre considerarán otros puntos de vista y estarán abiertos a soluciones alternativas, aunque en principio no estuvieran en sus planteamientos. Ellos nunca dejan de leer y aprender.

Ver: 5 libros que puedes leer para ser más inteligente







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo