martes, noviembre 20, 2018
Hacks de vida

10 Cosas que me hubiera gustado que me dijeran a mis 18 o 20 años.

¿Qué le diría a mi yo de 18 o 20 años? ¿Qué me hubiera gustado saber a mis 20 años?

Los jóvenes pueden hacernos muchas preguntas que tienen una difícil respuesta, pues cada camino es diferente para cada persona. Aunque siempre podemos hacer un análisis en este típico análisis bajo la pregunta: ¿Qué le diría a mi yo de 20 años o 18 años? Si bien nadie nos va a evitar muchas indecisiones y errores, nunca está de más escuchar los consejos de las personas que han vivido mucho más.

¿Por qué tomaste este camino en lugar de éste otro? ¿Qué sufrimientos innecesarios te hubiera gustado evitar si volvieras atrás en el tiempo?¿ Qué decisiones te hubiera gustado no tomar? Y la pregunta más importante: ¿De qué te arrepientes hoy y si pudieras volver atrás evitarías?

Lo cierto es que una vez que alcanzas cierta edad, ya no sirve de nada arrepentirte, pues en realidad todas las experiencias tanto buenas como malas, te han ayudado a convertirte en la persona que hoy día eres. Pero muchos de estos arrepentimientos que tú no puedes cambiar ya al pertenecer al pasado, sí que pueden servir a modo de lecciones de vida para evitar que otros jóvenes vuelvan a cometerlos.

En este sentido, se suele encontrar la creencia de algunas personas que dicen: “déjame cometer mis propios errores al igual que tú los cometiste.” Y es cierto, pero más cierto aún es que si alguien te da la oportunidad de evitarte algún sufrimiento innecesario, coge esa opción, pues algunos errores te marcan de por vida, y otros, sencillamente, te hacen perder un tiempo muy valioso.

¿Qué me hubiera gustado que alguien le dijera a mi yo del pasado de 20 años?

lecciones de vida y cosas que le diría a mi yo de 20 años

1. No tengas miedo de cometer errores.

Lo cierto es que error más grande que puedes cometer en esta vida es no hacer nada ni arriesgar por no cometer errores. Ese es un miedo que debes perder cuanto antes. El éxito en la vida rara vez llega por escoger una oportunidad segura. Por regla general consiste en arriesgar. Y los riesgos, riesgos son. No siempre encontraremos el resultado deseado, por lo que hay que continuar arriesgando a pesar de nuestros errores.

Si nunca asumes un riesgo, te arrepentirás más adelante de no haberlo hecho, pues ya nunca sabrás qué hubiera ocurrido si hubieras actuado.

Ésta pregunta puede cambiar tu vida de forma radical (Vídeo)

¿De qué crees que te vas a arrepentir dentro de 10 años?

2. Planta muchas semillas. Es la mejor forma de encontrar tu pasión.

Si bien hoy día la mayoría de los mensajes que encontramos es “busca tu pasión”, “dedícate a aquéllo que te apasiona”, etc… la verdad es que el mayor problema, sencillamente es que muy poca gente tiene clara su pasión. Es decir, es normal que la mayoría de las personas no sepan qué les gusta y por lo tanto, no sepan a qué dedicarse. Y no hay que frustrarse por ello.

Es por eso que seguiría el consejo que ya dimos en un vídeo. No dejes de hacer muchas cosas, de probar nuevas cosas, de aceptar muchos retos. Si estás en la constante búsqueda de hacer cosas, de construir, de crear, de experimentar, es similar a plantar muchas semillas. alguna de esas semillas brotará. Por regla general, no debes buscar tu pasión, sino estar en movimiento para que sea tu pasión la que te encuentre a ti. El secreto aquí es que la pasión solo le llega a esa persona que está siempre en movimiento.

Vídeo: No busques tu pasión.

3. Invierte en ti.

Como dijo Warren Buffett, hay una inversión que es la que mejor rentabilidad tiene. Es la inversión que haces en ti mismo cada día. Invertir en tus conocimientos, en tu preparación, en tu energía y en tu salud te dará unos dividendos que difícilmente te dará cualquier otra inversión.

Con el tiempo entenderás que eres el producto de lo que sabes y que cuanto más tiempo, energía y dinero gastes en adquirir conocimientos, más control tendrás sobre tu vida.

La inversión más rentable según Warren Buffett es este activo en el que cualquiera debería invertir.

4. Cuando trabajes en tus habilidades profesionales, piensa en concentrar más en menos.

A pesar de lo que se piense, a nivel profesional, más vale saber mucho de una cosa que un poco de muchas cosas. Piénsalo de esta forma.

Un cinturón negro de Karate parece mucho más impresionante que un cinturón marrón. Pero, ¿parece mucho más impresionante un cinturón marrón que un cinturón rojo? Para la mayoría de la gente no. En términos profesionales ocurre lo mismo, y es que a los expertos los ponemos en un pedestal. Así que asegúrate de concentrar todas tus habilidades en un área y convertirte en un experto en algo. Poder decir, soy de los mejores en ésto.

5. Aprende a pedir lo que quieres.

Debes saber cuanto antes que las personas no pueden leer tu mente. No saben lo que quieres a no ser que se lo digas. Si te gusta una chica, díselo directo y claro. Si tu jefe no sabe que quieres un ascenso, ¿Por qué te lo iba a dar si se está ahorrando dinero y piensa que estás bien como estás? Lo más importante en la vida es la comunicación, pues a través de ella, decimos lo que queremos y sabemos lo que quieren los demás. Así que no escatimes en decir con claridad lo que deseas, porque en muchos casos te lo conceden.

Ahora bien, ¿tienes miedo a recibir un NO por respuesta? Aprende a gestionar los noes de la vida y perderles el miedo usando la estrategia de Jia Jiang, un hombre que buscaba ser rechazado cuantas más veces mejor, y en el camino, se encontró que cuando le perdía el miedo a ser rechazado, se encontraba con que incluso en las peticiones más absurdas la gente aceptaba.

Cómo superar el miedo al rechazo con un método tan absurdo como eficaz.

6. Toma decisiones rápidas.

Ojo, hay que premeditar la decisión que vamos a tomar, pero hazlo de una forma rápida. O tomas acción y aprovechas ciertas oportunidades o alguien más lo hará primero. No puedes avanzar si únicamente te quedas pensando. El conocimiento es inútil si nunca lo ejecutas tomando acción.

Recuerda que siendo joven es el momento perfecto para equivocarte, fallar, fracasar… tienes mucho tiempo para recuperarte y extraer lecciones de ello. Así que pierde esos miedos, porque descubrirás que al final son los miedos el mayor paralizador que tenemos en la vida. ¿Te cuento un secreto? Siempre tendrás miedo de algo, y hay que aprender a convivir con esos miedos e impedir que nos frenen. Es decir, hacer lo que hacen los valientes: actuar a pesar de los miedos.

7. Acepta los cambios.

Si algo sabemos de la vida, es que en ésta se producen cambios. De hecho, los cambios son necesarios. No siempre los cambios serán a tu favor, pero debes saber que la situación que tienes ahora cambiará, y más adelante volverá a cambiar. De muchas formas, en muchos sentidos. Así que debes desarrollar la capacidad de adaptarte a los nuevos entornos. Como se suele decir, no sobreviven las especies más fuertes e inteligentes. Sobreviven las especies que son capaces de adaptarse al nuevo entorno.

8. Acepta que muchos de tus sufrimientos son bendiciones disfrazadas.

Este punto es probablemente el punto más difícil de entender. Es difícil entender mientras estás sufriendo por algo, que ese sufrimiento es lo mejor que te puede pasar en la vida, siempre y cuando no te quedes atascado en él. ¿Te ha dejado ese chico o chica con quien querías compartir tu vida para siempre? Con el tiempo entenderás que gracias a eso pudiste conocer a la persona que formará parte de tu vida hasta el fin de tus días. ¿Te han despedido de un trabajo? Te están dando la oportunidad de buscar algo mejor o forzándote a desarrollar tu creatividad para que te dediques a lo que mañana será tu pasión.

Hay cientos de historias de empresarios de éxito que lograron tener éxito en sus negocios gracias a que fueron despedidos de su trabajo. Es por eso que muchas de las cosas que te hacen sufrir, realmente no son buenas o malas. Lo que es bueno o malo es la actitud que vas a tener después de eso que te sucede. Aprende a ver los finales de etapas como la oportunidad de otros principios diferentes. Puede sonar a auto ayuda barata, pero ya que no vas a poder las desgracias de la vida, si tienes la mentalidad correcta, comprenderás en retrospectiva que fueron bendiciones encubiertas. Un ejemplo muy claro con este artículo.

Ejemplos de cómo el fracaso te conduce al éxito. Así se conectan los puntos.

9. Vive por debajo de tus posibilidades.

Debes vivir una vida cómoda, pero no derrochadora. Evita gastar dinero para impresionar a los demás. Espero que con el tiempo entiendas que quien necesita gastar dinero para impresionar es, o bien una persona insegura o bien un idiota.

Cuando echas la vista atrás descubres que los mejores momentos que has vivido fueron aquellos en los que no necesitaste gastar dinero. Descubrirás que las personas más importantes de tu vida son las que aparecen cuando peor estás, y no cuando todo te iba genial. Cuando todo es lujo, es muy fácil que cualquier persona se adapte fácilmente a ti.

Pero si te aconsejo que vivas siempre por debajo de tus posibilidades es debido principalmente a que las situaciones tienden a empeorar, y quien no ha guardado se arrepiente de no haberlo hecho.

10. No te preocupes demasiado por lo que otros piensen de ti.

Cuando tienes 18 ó 20 años es muy fácil que te dejes influir por las opiniones de los demás. Con el tiempo, si la vida marcha bien, el hecho de que te importe un carajo lo que otros piensen de ti, te importará un carajo. No intentes complacer a todo el mundo. Eso es imposible y hará que no puedas complacer a nadie. Tampoco intentes tratar a todo el mundo por igual, pues si tratas a todos por igual, nadie se siente especial.

Todo esto no significa que no debas escuchar los consejos de otras personas. La gente, en ocasiones ve cosas que tú no puedes ver. En muchos casos, sí que necesitaremos cambiar, y muchas cosas de las que la gente piensa de nosotros realmente nos deberían hacer pensar si estamos actuando correctamente. ¿Cuándo saber si debemos escuchar lo que otros piensan de nosotros para cambiar y mejorar? Créeme. Lo sabes.

VER TAMBIÉN: 20 lecciones de vida que las personas aprenden demasiado tarde en la vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.